Yer­ba. Pos­tres y tra­gos la apro­ve­chan

PE­SE A LOS IN­TEN­TOS FALLIDOS DE AL­GU­NAS EM­PRE­SAS EN EL PA­SA­DO, EN EL ÚL­TI­MO TIEM­PO SE MUL­TI­PLI­CA­RON LOS LAN­ZA­MIEN­TOS DE BE­BI­DAS, POS­TRES, TRA­GOS Y ALI­MEN­TOS HE­CHOS A PAR­TIR DE LA IN­FU­SIÓN PO­PU­LAR

El Pais (Uruguay) - El empresario - - Portada - JULIA D’ARRISSO La Na­ción/GDA

La idea de in­cur­sio­nar con la yer­ba ma­te no es nue­va ni ha re­ve­la­do gran­des éxi­tos en su his­to­ria. Con el em­ble­má­ti­co ejem­plo de Nativa, la ga­seo­sa he­cha a ba­se de yer­ba que Co­ca-Co­la lan­zó al mer­ca­do con una me­ga­cam­pa­ña pu­bli­ci­ta­ria en 2003 y la par­ti­ci­pa­ción de mer­ca­do no al­can­zó el 1% en un año, la in­dus­tria de los de­ri­va­dos del ma­te no pa­re­ce te­ner un desa­rro­llo alen­ta­dor.

Cuan­do Co­ca-Co­la pre­sen­tó Nativa, ha­bía rea­li­za­do una de las ma­yo­res in­ver­sio­nes y tardaron más de un año en in­ves­ti­gar el mer­ca­do de la yer­ba ma­te, pe­ro an­tes de cum­plir 12 me­ses de co­mer­cia­li­za­ción, la em­pre­sa in­for­mó que sus­pen­de­ría la ela­bo­ra­ción por la es­ca­sa de­man­da del pro­duc­to.

La ga­seo­sa an­te­rior con un fi­nal si­mi­lar fue Ricky, que se lan­zó al mer­ca­do en la dé­ca­da del 60 y rá­pi­da­men­te des­apa­re­ció, al igual que Che Ma­te, la be­bi­da de San Isi­dro Re­fres­cos (Sir­sa) que sa­lió a la ven­ta en 2000 y se per­dió en el ol­vi­do.

«Hay bas­tan­te desa­rro­llo de be­bi­das a ba­se de yer­ba en el ex­te­rior que tie­nen mu­cho éxi­to. En la Ar­gen­ti­na es­tá muy arrai­ga­do que no hay otras po­si­bi­li­da­des de con­su­mo. To­dos los pro­duc­tos que se hi­cie­ron acá tu­vie­ron que ver con la mez­cla de sa­bo­res y las hier­bas y no pro­duc­tos au­tó­no­mos con yer­ba por fue­ra del ma­te», di­jo Car­los Cop­po­li, sub­ge­ren­te de Mar­ke­ting del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de la Yer­ba Ma­te.

Pe­se a los ma­los pro­nós­ti­cos, ese ins­ti­tu­to lan­zó una cam­pa­ña pa­ra «sa­car el ma­te del ma­te». Es de­cir, in­cor­po­rar la yer­ba en otras op­cio­nes pa­ra am­pliar el aba­ni­co de su con­su­mo.

«Siem­pre po­de­mos in­cor­po­rar fru­tas al te­re­ré, ha­cer ba­ti­dos de fru­tas con ma­te, li­cua­dos, he­la­dos de pa­li­to (pi­co­lé), pos­tres, tra­gos y mu­chas co­sas más», in­vi­tan. Ma­te Ro­jo (con fru­ti­llas y fram­bue­sas), Ma­te Cle­ri­có, Ma­te Li­cua­do, Ma­te Cake son al­gu­nas al­ter­na­ti­vas. Se­gún el ins­ti­tu­to, en el año 2017, la pro­duc­ción de yer­ba pa­ra el mer­ca­do in­terno ar­gen­tino fue de ca­si 260 mi­llo­nes de to­ne­la­das.

GIN DE MA­TE

Uno de los pro­duc­tos más re­co­no­ci­dos a ba­se de yer­ba es el gin Prín­ci­pe de los Após­to­les, de Renato «Tato» Gio­van­no­ni, que na­ció en 2013 y ven­dió 200.000 bo­te­llas en 17 paí­ses.

«Vi­si­té una des­ti­le­ría de gin en In­gla­te­rra y pen­sé una re­ce­ta, que pa­ra mi te­nía que te­ner yer­ba ma­te por­que que­ría un pro­duc­to que nos re­pre­sen­te. Ya se ha­bla­ba de que la yer­ba te­nía mu­chas pro­pie­da­des en el mun­do. De allí to­mé el te­re­ré co­mo ba­se pa­ra ha­cer el gin», con­tó Gio­van­no­ni, quien tam­bién creó el Te­re­ré

To­nic, el tra­go de gin, agua tó­ni­ca, piel de po­me­lo y yer­ba ma­te que ofre­ce en su bar, Flo­re­ría Atlán­ti­co.

«El ar­gen­tino es­tá ha­bi­tua­do a to­mar ma­te, eso es­tá in­cor­po­ra­do. Lo que pa­sa es que hay que te­ner pa­cien­cia an­te las pre­sio­nes eco­nó­mi­cas pa­ra con­ti­nuar al­go nue­vo. Se acep­tan los pro­duc­tos de yer­ba ma­te, el pro­ble­ma es que si se ha­ce al­go que no tie­ne gus­to a ma­te, es me­jor usar otra co­sa. Uno no tie­ne que pen­sar­lo co­mo una mo­da, sino co­mo un pro­duc­to que pue­da du­rar cien años», ana­li­zó.

CER­VE­ZA DE MA­TE

Kar­la Johan es som­me­lier de ma­te ha­ce 15 años y en 2016 lan­zó al mer­ca­do Ma­te Beer, una cer­ve­za a ba­se de yer­ba ma­te.

La idea sur­gió tras los via­jes que Kar­la hi­zo en Ale­ma­nia y EE.UU., don­de per­ci­bió que se utilizaba yer­ba ma­te pa­ra la rea­li­za­ción de be­bi­das ener­gé­ti­cas y cóc­te­les, y pen­só en traer la ini­cia­ti­va a Ar­gen­ti­na.

«La idea no fue ha­cer una be­bi­da muy amar­ga, sino que, por ejem­plo, un tu­ris­ta se ami­gue con el ma­te a tra­vés de la cer­ve­za, pe­ro tam­bién que la gen­te no la com­pre so­lo una vez por cu­rio­si­dad, sino que se eli­ja siem­pre», di­jo Johan. Así se con­tac­tó con el

som­me­lier Mar­tín Boan, y ela­bo­ra­ron el pro­duc­to que lan­za­ron al mer­ca­do el 30 de no­viem­bre del año pa­sa­do, en el Día Na­cio­nal del Ma­te, y que bus­ca equi­li­brar los gus­tos de am­bas be­bi­das.

Ma­te Beer es una cer­ve­za ru­bia, ti­po Gol­den Ale, de co­lor do­ra­do, con re­fle­jos ver­des de la yer­ba ma­te. Se ven­de en bo­te­llas de 330 ml y tie­ne un cos­to de US$ 4. Ha­ce unos me­ses sa­lió al mer­ca­do, pe­ro ya en­fren­ta el desafío de cam­biar con los vie­jos pro­nós­ti­cos que le da­ban a la in­cur­sión de la yer­ba ma­te un sal­do ne­ga­ti­vo.

Es­te es­ce­na­rio se pre­sen­ta en me­dio de una ten­den­cia que alien­ta los pro­duc­tos ver­des. Mar­tín Blan­co, di­rec­tor de Moe­bius Mar­ke­ting, ex­pli­có que es­ta nue­va pre­fe­ren­cia res­pon­de, por un la­do, a la pre­pon­de­ran­cia de los pro­duc­tos na­tu­ra­les y la ini­cia­ti­va de los crea­do­res por bus­car ele­men­tos dis­tin­ti­vos. «Acá hay dos co­sas: ca­da vez más lo green y las ca­lo­rías sa­nas co­bran más lu­gar en la elec­ción. Tam­bién apa­re­ce al­go que tie­ne que ver con la di­fe­ren­cia­ción pa­ra ha­cer al­go dis­tin­to y ren­ta­ble», di­jo Blan­co. «Hay un có­di­go mun­dial de que lo ver­de tie­ne que ver con lo na­tu­ral. Sin em­bar­go, en ese ca­mino de pro­duc­ción, apa­re­cen pro­duc­tos que bus­can la di­fe­ren­cia­ción y apun­tan a la ar­gen­ti­ni­dad pa­ra asen­tar su repu­tación y no ne­ce­sa­ria­men­te el ne­go­cio. Es di­fí­cil ins­tau­rar cam­bios en los há­bi­tos o pue­de no gus­tar en el pa­la­dar. Al­gu­nas co­sas que­dan co­mo ac­cio­nes de po­si­cio­na­mien­to o mo­das, que so­lo sir­ven pa­ra ha­cer una di­fe­ren­cia­ción», opi­nó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.