Al res­ca­te de las «ciu­da­des fan­tas­ma» en Eu­ro­pa

RECONVERTIR PUE­BLOS EN HO­TE­LES ES UNA TEN­DEN­CIA QUE REAC­TI­VA LA ECO­NO­MÍA

El Pais (Uruguay) - El empresario - - Turismo - VA­LEN­TI­NA GRA­CIA M. El Mer­cu­rio / GDA

Un mo­nas­te­rio

dio pa­so a un hotel de 18 ha­bi­ta­cio­nes en tie­rras ita­lia­nas

Se­gún las es­ti­ma­cio­nes de los go­bier­nos, ca­si 2.500 pue­blos en Ita­lia y unos 3.000 en Es­pa­ña es­tán al bor­de de con­ver­tir­se en «ciu­da­des fan­tas­ma» de­bi­do al ma­si­vo éxo­do de sus ha­bi­tan­tes.

La fal­ta de opor­tu­ni­da­des en las zo­nas ru­ra­les o in­te­rio­res de es­tos paí­ses europeos, la ba­ja na­ta­li­dad y el ma­yor atrac­ti­vo que re­pre­sen­tan las gran­des ur­bes han den­si­fi­ca­do las ca­pi­ta­les en des­me­dro de es­tas zo­nas, las que in­clu­so han sa­li­do a re­ma­te por ci­fras cer­ca­nas a los US$ 200.000, es­pe­cial­men­te en los paí­ses del Me­di­te­rrá­neo.

Pero mien­tras la gran ma­yo­ría ha de­ci­di­do de­jar lo que en al­gu­nos ca­sos fue­ron los ho­ga­res de sus fa­mi­lias por va­rias dé­ca­das, hay otros ha­bi­tan­tes de es­tas pe­que­ñas vi­llas que se re­sis­ten a aban­do­nar­las, y han plan­tea­do una in­no­va­do­ra al­ter­na­ti­va pa­ra evi­tar que las ciu­da­des ter­mi­nen des­apa­re­cien­do, lo­gran­do muy por el con­tra­rio de­vol­ver­las al ma­pa gra­cias a la res­tau­ra­ción de es­tos es­pa­cios y a la apues­ta por el tu­ris­mo.

ES­FUER­ZO CO­LEC­TI­VO

La his­to­ria más exi­to­sa de­trás de es­tos em­pren­di­mien­tos es la de Ka­lo­pa­na­yio­tis, una pe­que­ña lo- ca­li­dad de Chi­pre que gra­cias a la vi­sión de uno de sus ha­bi­tan­tes lo­gró trans­for­mar el ol­vi­da­do lu­gar en un hotel y spa de 40 ha­bi­ta­cio­nes, el que da­do su éxi­to, in­clu­so, ha da­do pa­so a un plan pa­ra «sal­var» a otras 115 co­mu­ni­da­des del país gra­cias al mis­mo mo­de­lo.

En tie­rras ita­lia­nas, en tan­to, la si­tua­ción no es muy di­fe­ren­te. En la lo­ca­li­dad de Ma­te­ra, al sur del país, un an­ti­guo mo­nas­te­rio be­ne­dic­tino fue con­ver­ti­do en un hotel de 18 ha­bi­ta­cio­nes, que per­mi­te a los via­je­ros re­vi­vir la épo­ca me­die­val, con­vir­tién­do­se en el sím­bo­lo de lo que se de­no­mi­nan «al­berg­hi dif­fu­si» u «ho­te­les dis­per­sos», ha­cien­do alu­sión a los pue­blos que han trans­for­ma­do to­das sus ins­ta­la­cio­nes en pos del desa­rro­llo tu­rís­ti­co.

An­te el ines­pe­ra­do éxi­to de es­ta apues­ta por de­te­ner el des­po­bla­mien­to de las zo­nas ru­ra­les, la fór­mu­la de con­ver­tir pue­blos en ho­te­les se ha ex­pan­di­do rá­pi­da­men­te.

Se­gún la Asociación Na­cio­nal de Al­berg­hi Dif­fu­si, or­ga­nis­mo ita­liano que agru­pa a es­te ti­po de lo­ca­li­da­des tu­rís­ti­cas, si ha­ce una dé­ca­da exis­tía so­lo una vein­te­na de es­tos es­pa­cios en el país, a la fe­cha el nú­me­ro se ha in­cre­men­ta­do has­ta lle­gar a las 110 so­lo den­tro de Ita­lia, ya que el mo­de­lo tam­bién ha lle­ga­do a otras na­cio­nes.

Apro­ve­chan­do tam­bién la ten­den­cia del slow tra­vel, aque­llos via­je­ros que de­ci­den es­ca­par­se de las gran­des atrac­cio­nes tu­rís­ti­cas, el pró­xi­mo año, los 10 re­si­den­tes que aún per­ma­ne­cen en Co­rip­po, en Sui­za, com­ple­ta­rán la trans­for­ma­ción de sus an­ti­guos ho­ga­res en un hotel de lu­jo. El pro­yec­to con­tem­pla una in­ver­sión to­tal de US$ 3,27 mi­llo­nes y trans­for­ma­rá la pla­za de la ciu­dad en un lobby y las ca­lles, en pa­si­llos, pa­ra lle­gar a las lu­jo­sas ha­bi­ta­cio­nes que es­ta­rán dis­po­ni­bles pa­ra re­ser­vas a par­tir del ve­rano de 2019.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.