El zinc co­mo al­ter­na­ti­va al li­tio

El Pais (Uruguay) - El empresario - - Portada - IVAN PENN

Las ba­te­rías de io­nes de li­tio son esen­cia­les pa­ra im­pul­sar au­tos eléc­tri­cos y al­ma­ce­nar la ener­gía que ge­ne­ran los pa­ne­les so­la­res y las tur­bi­nas de vien­to. Pe­ro, pre­sen­tan des­ven­ta­jas: usan mi­ne­ra­les es­ca­sos, son cos­to­sas, vul­ne­ra­bles a in­cen­dios y ex­plo­sio­nes.

Una al­ter­na­ti­va abun­dan­te, se­gu­ra y más ac­ce­si­ble val­dría mu­cho. Ahí en­tra la em­pre­sa ener­gé­ti­ca que di­ri­ge el mul­ti­mi­llo­na­rio de Ca­li­for­nia Pa­trick Soon-Shiong: que anun­ció ha­bía desa­rro­lla­do una ba­te­ría re­car­ga­ble que fun­cio­na con zinc y ai­re, y pue­de al­ma­ce­nar elec­tri­ci­dad a un cos­to mu­cho me­nor que las ba­te­rías de io­nes de li­tio.

Du­ran­te los úl­ti­mos seis años, al­gu­nas prue­bas de los sis­te­mas de al­ma­ce­na­mien­to de ener­gía con ba­se en el zinc han ser­vi­do pa­ra elec­tri­fi­car po­bla­dos de Áfri­ca y Asia, así co­mo to­rres de te­lé­fo­nos ce­lu­la­res en EE.UU., La­ti­noa­mé­ri­ca y el su­r­es­te asiá­ti­co, sin te­ner nin­gún res­pal­do de la red o las plan­tas eléc­tri­cas, co­men­tó Soon-Shiong.

«Po­dría cam­biar eco­no­mías y crear otras nue­vas que so­lo uti­li­cen las ener­gías del sol, el vien­to y el ai­re», di­jo Soo­nShiong, ci­ru­jano y em­pren­de­dor de bio­tec­no­lo­gía, du­ran­te una en­tre­vis­ta en Los Án­ge­les.

El em­pre­sa­rio desa­rro­lló la tec­no­lo­gía con el apo­yo del Ban­co Mun­dial (BM) y di­jo que las uni­da­des de ba­te­ría y los pa­ne­les so­la­res pue­den com­bi­nar­se pa­ra crear un sis­te­ma de mi­cro­rred ca­paz de elec­tri­fi­car un pue­blo. Las dis­tri­bu­yó pa­ra ayu­dar a 110 pue­blos en nue­ve paí­ses de Asia y Áfri­ca, en­tre ellos lu­ga­res que de otro mo­do de­pen­de­rían de ge­ne­ra­do­res o no ten­drían elec­tri­ci­dad.

La Cor­po­ra­ción Fi­nan­cie­ra In­ter­na­cio­nal, di­vi­sión del BM que fo­men­ta pro­yec­tos del sec­tor pri­va­do en paí­ses en vías de desa­rro­llo, fue uno de sus pri­me­ros in­ver­sio­nis­tas.

Con se­des en Phoe­nix y en Ca­li­for­nia, la fir­ma es­pe­ra ex­pan­dir el uso de su pro­duc­to en las to­rres de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes y ex­ten­der­lo al al­ma­ce­na­mien­to de elec­tri­ci­dad en los ho­ga­res; en un ini­cio, se­ría en Ca­li­for­nia y Nue­va York. Ade­más, an­ti­ci­pa que se em­plea­rá en au­tos eléc­tri­cos, au­to­bu­ses, tre­nes y más.

«Es al­go re­vo­lu­cio­na­rio», di­jo Yo­gi Gos­wa­mi, re­co­no­ci­do pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio y di­rec­tor del Cen­tro de Ener­gía Lim­pia de la Uni­ver­si­dad del Sur de Flo­ri­da, en re­fe­ren­cia a los avan­ces de Nan­tE­nergy.

El al­ma­ce­na­mien­to de ener­gía ca­da vez es más ne­ce­sa­rio pa­ra ges­tio­nar las fluc­tua­cio­nes de las ener­gías so­lar y eó­li­ca. Ade­más, esa ne­ce­si­dad pro­mue­ve la in­no­va­ción y dis­mi­nu­ye cos­tos.

Co­mo par­te de la cum­bre cli­má­ti­ca, el BM anun­ció un pro­gra­ma de US$ 1.000 mi­llo­nes pa­ra fo­men­tar la im­ple­men­ta­ción de al­ma­ce­na­mien­to en ba­te­rías en paí­ses en vías de desa­rro­llo, me­di­da que po­dría des­en­ca­de­nar US$ 4.000 mi­llo­nes en in­ver­sio­nes. «La ba­te­ría de zinc-ai­re no re­pre­sen­ta un ries­go de in­cen­dio co­mo las ba­te­rías de io­nes de li­tio, por lo que no se re­quie­ren sis­te­mas de en­fria­mien­to ex­terno pa­ra evi­tar el so­bre­ca­len­ta­mien­to», di­jo She­rif Ab­del­ra­zek, in­ge­nie­ro de Du­ke Energy, que colaboró con Nan­tE­nergy.

La ba­te­ría de Nan­tE­nergy pue­de brin­dar elec­tri­ci­dad has­ta por 72 ho­ras con una so­la car­ga; por ejem­plo, po­dría ha­ber du­ra­do to­do el pe­río­do de nu­bo­si­dad y de cli­ma tor­men­to­so del hu­ra­cán Flo­ren­ce. Nan­tE­nergy no es la úni­ca que pro­me­te me­jo­rar el ren­di­mien­to de las ba­te­rías pa­ra trans­for­mar el mer­ca­do de la elec­tri­ci­dad. Tes­la, de Elon Musk, ba­só sus ne­go­cios en la tec­no­lo­gía de los io­nes de li­tio y Musk ha co­men­ta­do a sus ac­cio­nis­tas que es­te año la em­pre­sa po­dría re­du­cir el cos­to de las cel­das de io­nes de li­tio a US$ 100 por ki­lo­va­tio-ho­ra. «Am­bos que­re­mos que el mun­do sea un lu­gar me­jor», di­jo Soo­nShiong, quien ase­gu­ró co­no­cer a Musk y lo de­fi­nió co­mo un vi­sio­na­rio por sus lo­gros en los vehícu­los eléc­tri­cos y en el al­ma­ce­na­mien­to de ener­gía.

Tes­la tam­bién pro­me­te me­jo­rar el ren­di­mien­to de las ba­te­rías

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.