URU­GUA­YAS QUE SE DIE­RON UNA SE­GUN­DA CHAN­CE

El Pais (Uruguay) - El empresario - - Informe -

Enero de 2013. La uru­gua­ya IronHide Ga­mes lan­za­ba la se­gun­da ver­sión de su po­pu­lar vi­deo­jue­go King­dom Rush y arra­sa en las pla­ta­for­mas de apli­ca­cio­nes. An­tes, a fi­nes de 2012, sus co­fun­da­do­res ha­bían es­ta­do reuni­dos en Eu­ro­pa con una de las más im­por­tan­tes desa­rro­lla­do­ras de juegos mó­vi­les que les ofre­ció com­prar la com­pa­ñía por una ci­fra mi­llo­na­ria. «Era muy in­tere­san­te pa­ra el tiem­po de la em­pre­sa (dos años), pe­ro te­nía­mos un jue­go pu­bli­ca­do con el que nos iba muy bien y otro por sa­lir. Ade­más, no sa­bía­mos qué pa­sa­ría al te­ner una em­pre­sa que tomara las de­ci­sio­nes por no­so­tros y di­ji­mos ‘no’. Al pre­sen­te, ya fac­tu­ra­mos una ci­fra si­mi­lar», ex­pli­có Ál­va­ro Azo­fra, co­fun­da­dor de la com­pa­ñía.

A cua­tro años de fun­dar PedidosYa, a los crea­do­res les lle­gó una pro­pues­ta mi­llo­na­ria de un in­ver­sor lo­cal que re­pre­sen­ta­ba un gru­po po­de­ro­so de EE.UU. Tras ana­li­zar­la, de­ci­die­ron no acep­tar­la por­que con­si­de­ra­ron que la em­pre­sa «era muy jo­ven y aún te­nía mu­cho po­ten­cial», re­cor­dó Ál­va­ro Gar­cía, co­fun­da­dor de la em­pre­sa de de­li­very. «No era el mo­men­to, pen­sá­ba­mos que éra­mos muy chi­cos y le fal­ta­ba mu­cho desa­rro­llo, el mer­ca­do era muy gran­de. Ade­más, a ni­vel per­so­nal nos en­can­ta­ba lo que es­tá­ba­mos ha­cien­do, no fun­da­mos la com­pa­ñía por tér­mi­nos eco­nó­mi­cos, sino por­que creía­mos en lo que ha­cía­mos. Fi­nal­men­te ven­di­mos a De­li­very He­ro, em­pre­sa que va­le US$ 8.000 mi­llo­nes», re­cor­dó.

En sus 10 años de tra­yec­to­ria, la em­pre­sa Tryolabs, es­pe­cia­li­za­da en tec­no­lo­gía de in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial y ma­chi­ne lear­ning, tu­vo va­rios «con­tac­tos de pri­me­rí­si­mo ni­vel de em­pre­sas de Si­li­con Valley, con in­te­rés de ad­qui­rir», pe­ro nin­gu­na pros­pe­ró por­que con­si­de­ra­ron «que no era el mo­men­to o no eran los nú­me­ros que es­pe­rá­ba­mos, da­da la fe que le te­ne­mos al po­ten­cial de la com­pa­ñía», re­fle­xio­nó Mar­tín Al­ca­lá Ru­bí, co­fun­da­dor y di­rec­tor de la fir­ma. «Va­lo­ra­mos que las em­pre­sas ten­gan una cul­tu­ra si­mi­lar a la nues­tra. Ven­de­ría­mos si el ofe­ren­te nos va­lo­ra y es una opor­tu­ni­dad de cre­ci­mien­to pa­ra el equi­po. Nues­tro sue­ño al ini­cio era que nos ad­qui­rie­ra Goo­gle, por el área de la tec­no­lo­gía que es­tá y la cul­tu­ra em­pre­sa­rial que tie­ne», ilus­tró el em­pren­de­dor.

«En 2015 tu­vi­mos una ofer­ta de com­pra de uno de los prin­ci­pa­les ju­ga­do­res glo­ba­les de imá­ge­nes. La ci­fra era im­por­tan­te, pe­ro éra­mos muy chi­cos, te­nía­mos me­nos con­te­ni­do y me­nos trá­fi­co y pe­só se­guir tra­ba­jan­do pa­ra cre­cer», ase­gu­ró Ma­tías Co­lo­tuz­zo, co­fun­da­dor de Vexels, em­pre­sa que ofre­ce con­te­ni­dos di­gi­ta­les pa­ra em­pre­sas y agencias de pu­bli­ci­dad. Co­lo­tuz­zo re­cor­dó que en aquel mo­men­to los em­pren­de­do­res con­fia­ban en que po­dían in­cre­men­tar el vo­lu­men de trá­fi­co y fac­tu­ra­ción, con­for­man­do una mar­ca fuer­te. Y así fue. En 2016 re­lan­za­ron la em­pre­sa ba­jo el nom­bre Vexels, que po­see un mi­llón de vi­si­tas por mes, mul­ti­pli­có por cin­co su fac­tu­ra­ción en el úl­ti­mo año y ya su­peró en in­gre­sos la ofer­ta de com­pra.

Ma­tías Co­lo­tuz­zo Vexels

Mar­tín Al­ca­lá Ru­bí Tryolabs

Ál­va­ro Gar­cía PedidosYa

Ál­va­ro Azo­fra Ironhide Ga­mes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.