La es­tra­te­gia de­trás de Black

EL COUNTRY MA­NA­GER DE PEPSICO BE­BI­DAS ANA­LI­ZÓ LA SI­TUA­CIÓN DEL MER­CA­DO LO­CAL

El Pais (Uruguay) - El empresario - - Portada - DIE­GO FE­RREI­RA dfe­rrei­ra@el­pais.com.uy

Des­de es­te mes las he­la­de­ras de los su­per­mer­ca­dos, au­to­ser­vi­cios y quios­cos cuen­tan con una nue­va al­ter­na­ti­va pa­ra quie­nes gus­tan de los re­fres­cos sin azú­car. Se tra­ta de Pep­si Black, la más re­cien­te adi­ción de la mar­ca Pep­si (ela­bo­ra­da lo­cal­men­te por Fá­bri­ca Na­cio­na­les de Cer­ve­za, FNC) en el mer­ca­do uru­gua­yo. A tono con la cre­cien­te pre­di­lec­ción de los con­su­mi­do­res por be­bi­das más sa­lu­da­bles, la nue­va va­rian­te de Pep­si bus­ca cap­tar ven­tas en un seg­men­to en au­ge tan­to en ven­tas co­mo en ju­ga­do­res. So­bre es­te lan­za­mien­to y la mar­cha del ne­go­cio en el país con­ver­só con El Em­pre­sa­rio Pa­blo Cos­to­ya, country ma­na­ger de Pepsico Be­bi­das. —Aca­ban de lan­zar una nue­va Pep­si, sin azú­car. ¿A qué apues­tan con es­te lan­za­mien­to? —La nue­va Pep­si Black vie­ne a sa­tis­fa­cer la cre­cien­te de­man­da de be­bi­das sin azú­car por par­te de los con­su­mi­do­res uru­gua­yos com­ple­men­tan­do así el por­ta­fo­lio de la mar­ca y ofre­cien­do al pú­bli­co la be­bi­da per­fec­ta pa­ra ellos. Es­tá dis­po­ni­ble des­de oc­tu­bre en los em­pa­ques: la­ta, 500 ml, 1,5 li­tros y 2,5 li­tros no re­tor­na­ble. Te­ne­mos mu­chas ex­pec­ta­ti­vas por­que es un pro­duc­to que se ha lan­za­do en otros mer­ca­dos con gran éxi­to. —¿En cuan­tos paí­ses es­tá pre­sen­te el pro­duc­to? —Es­tá en 73 mer­ca­dos a ni­vel glo­bal, in­clu­yen­do 16 paí­ses de Amé­ri­ca La­ti­na: Ar­gen­ti­na, Bra­sil, Chi­le, Co­lom­bia, Cos­ta Ri­ca, Ecua­dor, El Sal­va­dor, Gua­te­ma­la, Hon­du­ras, Ni­ca­ra­gua, Pe­rú, Puer­to Ri­co, Pa­na­má, Uru­guay, Pa­ra­guay, y Ve­ne­zue­la. —¿Es­ta va­rie­dad se pro­du­ci­rá en Uru­guay o es im­por­ta­da? —La la­ta es im­por­ta­da des­de Ar­gen­ti­na y el res­to de los em­pa­ques se pro­du­cen en FNC. —La em­pre­sa anun­ció a ni­vel glo­bal a mi­tad de año que re­du­jo el ni­vel de azú­car de los pro­duc­tos un 29% des­de 2006. ¿Cuál es la me­ta al res­pec­to? —Pri­me­ro, le co­men­to que «Desem­pe­ño con pro­pó­si­to» es la es­tra­te­gia glo­bal de Pepsico, que nos in­di­ca que pa­ra lo­grar los ob­je­ti­vos del ne­go­cio de­be­mos ha­cer­lo de la for­ma co­rrec­ta, en­fo­ca­dos en la sus­ten­ta­bi­li­dad del mun­do que nos ro­dea. En­ton­ces, aun­que los re­sul­ta­dos fi­nan­cie­ros siem­pre son una me­di­ción crí­ti­ca del ne­go­cio, la ma­ne­ra en que sus­ten­ta­mos la com­pa­ñía es me­dian­te el ofre­ci­mien­to a los con­su­mi­do­res de op­cio­nes más nu­tri­ti­vas. Res­pec­to a su pre­gun­ta, Pepsico es­tá re­du­cien­do los azú­ca­res, las gra­sas sa­tu­ra­das y el so­dio, y te­ne­mos en nues­tra agen­da de sus­ten­ta­bi­li­dad pa­ra 2025 me­tas fir­mes que im­pli­can re­du­cir los azú­ca­res de las be­bi­das lo­gran­do que el 70% del por­ta­fo­lio es­té por de­ba­jo de las 100 ca­lo­rías por por­ción. —La sa­li­da al mer­ca­do de es­ta Pep­si se da a po­co de que el go­bierno anun­cia­ra el de­cre­to de eti­que­ta­do de ali­men­tos con ex­ce­so de sal, gra­sas y azú­ca­res, una dis­po­si­ción que ha si­do cues­tio­na­da del la­do em­pre­sa­rial. ¿Có­mo ve la me­di­da? —Es­ta­mos com­pro­me­ti­dos con el de­cre­to. Acep­ta­mos y aca­ta­mos to­das las le­yes de los mer­ca­dos don­de ope­ra­mos. Ade­más, en­ten­de­mos que po­de­mos ser par­te de la so­lu­ción, por eso es que ha­ce años ha­ce­mos mu­cho hin­ca­pié en di­ver­si­fi­car el por­ta­fo­lio y en po­ten­ciar nues­tra ca­te­go­ría de nu­tri­ción así co­mo en in­for­mar al con­su­mi­dor. Tam­bién re­afir­ma­mos nues­tro com­pro­mi­so con las po­lí­ti­cas mun­dia­les de eti­que­ta­do, y ade­más te­ne­mos po­lí­ti­cas de au­to­rre­gu­la­ción que van más allá de las le­yes. Por ejem­plo, no pau­ta­mos pa­ra me­no­res de 12 años. Ve­ni­mos tra­ba­jan­do de for­ma muy proac­ti­va des­de ha­ce mu­cho tiem­po, o sea que (el de­cre­to) no nos to­ma por sor­pre­sa. —¿Có­mo eva­lúa la mar­cha del ne­go­cio en Uru­guay? —An­te to­do, Uru­guay es un país con re­glas cla­ras y eso es muy po­si­ti­vo pa­ra el desa­rro­llo de los ne­go­cios. Aho­ra, tam­bién es cier­to que es­ta­mos en un mo­men­to desafian­te pa­ra la in­dus­tria en el que po­de­mos dis­tin­guir dos gran­des fac­to­res: pri­me­ro, nos en­con­tra­mos con una con­trac­ción del con­su­mo de­ri­va­da de la re­trac­ción de la eco­no­mía, y se­gun­do, en la in­dus­tria de be­bi­das sin al­cohol, te­ne­mos desafíos an­te los cam­bios ace­le­ra­dos en las ten­den­cias de con­su­mo. Sin em­bar­go, los en­ca­ra­mos con una óp­ti­ca po­si­ti­va, de opor­tu­ni­dad pa­ra se­guir cre­cien­do y me­jo­ran­do el por­ta­fo­lio. Los ac­to­res de la in­dus­tria de­be­mos ser más in­ge­nio­sos y pre­ci­sos en las pro­pues­tas y es­to im­pli­ca las es­tra-

te­gias de por­ta­fo­lio y pre­cio de for­ma que se adap­ten de la me­jor ma­ne­ra a la reali­dad. —Es­pe­cí­fi­ca­men­te, ¿có­mo vie­ne el desem­pe­ño en ven­tas? —Por po­lí­ti­ca glo­bal de la com­pa­ñía no ha­ce­mos co­men­ta­rios so­bre esos da­tos. Sí le pue­do de­cir que el ne­go­cio en Uru­guay vie­ne cre­cien­do sos­te­ni­da­men­te en los úl­ti­mos años. Cuan­do ha­bla­mos de la in­dus­tria de la be­bi­da sin al­cohol te­ne­mos que en­ten­der que son mu­chas las ca­te­go­rías que exis­ten, y no to­das se com­por­tan de igual for­ma. Por ejem­plo, las be­bi­das de per­fil más sa­lu­da­ble cre­cen mu­cho más rá­pi­do que las azu­ca­ra­das. En ge­ne­ral, el ne­go­cio de Pepsico ha ve­ni­do cre­cien­do en los úl­ti­mos años y si bien las ta- sas que ve­mos a fu­tu­ro son mo­de­ra­das —es una in­dus­tria ma­du­ra con un al­to ni­vel de con­su­mo per cá­pi­ta— pre­ve­mos cre­ci­mien­tos pa­ra nues­tro ne­go­cio en Uru­guay. —¿Qué ti­po de com­pe­ten­cia avi­zo­ra ha­cia el fu­tu­ro?, ¿qué re­le­van­cia tie­nen los pe­que­ños ju­ga­do­res en el mer­ca­do? —Ya hay un mon­tón de nue­vos com­pe­ti­do­res, más pe­que­ños, no so­lo las gran­des com­pa­ñías. Creo que es be­ne­fi­cio­so que las em­pre­sas com­pi­tan en­tre sí, ya que eso ele­va la va­ra en cuan­to a in­no­va­ción, ser­vi­cio y ca­li­dad, y al fi­nal del día me­jo­ra la ofer­ta que tie­ne el con­su­mi­dor. En Uru­guay exis­te una fuer­te com­pe­ten­cia con to­dos los ju­ga­do­res de la in­dus­tria, pe­ro siem­pre den­tro de un ex­ce­len­te ám­bi­to de res­pe­to y éti­ca em­pre­sa­rial. —¿Qué op­cio­nes de pro­duc­tos ba­ra­jan co­mo po­si­bles in­cor­po­ra­cio­nes al mer­ca­do? —Im­pul­sa­re­mos el por­ta­fo­lio de be­bi­das ba­jas en y sin ca­lo­rías. Eso se­gui­rá sien­do nues­tro nor­te. Pepsico tam­bién tie­ne un por­ta­fo­lio glo­bal de mar­cas y pro­duc­tos que no es­tán en Uru­guay y son de pri­me­ra lí­nea. Cons­tan­te­men­te eva­lua­mos có­mo ofre­cer al con­su­mi­dor nue­vas op­cio­nes a un pre­cio ac­ce­si­ble y dar­le lo me­jor del por­ta­fo­lio. —De­cía que hay un ni­vel de con­su­mo «ma­du­ro». ¿Dón­de ve mar­gen pa­ra cre­cer? —Acá hay dos con­cep­tos. Por un la­do, el con­su­mo per cá­pi­ta en Uru­guay es bas­tan­te ele­va­do y por eso la in­dus­tria de be­bi­das sin al­cohol es­tá en un ni­vel ma­du­ro. Se­gún di­ver­sos es­tu­dios, el con­su­mo de be­bi­das sin al­cohol ron­da los 250 li­tros per cá­pi­ta por año. Por otro la­do, el seg­men­to «sin azú­car» en Uru­guay es­tá mu­chí­si­mo más desa­rro­lla­do que en otros mer­ca­dos de la re­gión. En­ton­ces, la ca­te­go­ría de be­bi­das azu­ca­ra­das es­tá en una me­se­ta, in­clu­so con pe­que­ños ni­ve­les de caí­da. Mien­tras, las be­bi­das sin azú­car vie­nen con un ín­di­ce de cre­ci­mien­to al­tí­si­mo, a do­ble dí­gi­to, y eso es lo que pre­ve­mos que se­gui­rá su­ce­dien­do.

Cos­to­ya. El sec­tor vi­ve un mo­men­to «desafian­te», pe­ro pre­vé que el ne­go­cio de la em­pre­sa crez­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.