Ci­nes 4D: la com­pa­ñía ar­gen­ti­na que ex­por­ta ex­pe­rien­cias in­mer­si­vas

CUEN­TA CON LA APRO­BA­CIÓN DE ES­TU­DIOS DE HOLLY­WOOD

El Pais (Uruguay) - El empresario - - Negocios - LU­CAS PE­RE­RA La Na­ción/GDA

Ima­gi­ne que es­tá en el ci­ne. Fue a ver una pe­lí­cu­la de Ja­son Stat­ham, la es­tre­lla de films de ac­ción. Y en me­dio de una es­ce­na de ti­ros, us­ted sien­te có­mo el vien­to de una ba­la le pa­sa por al la­do de la ca­be­za y le vue­la el pe­lo. O fue a ver una nue­va de Rá­pi­do y Fu­rio­so y, du­ran­te una es­ce­na de per­se­cu­ción de au­tos, ex­pe­ri­men­ta sa­cu­do­nes en su asien­to co­mo si es­tu­vie­ra en el lu­gar del acom­pa­ñan­te. A di­se­ñar es­te ti­po de ex­pe­rien­cias se de­di­ca la em­pre­sa ar­gen­ti­na Lum­ma.

Crea­da en 2004 co­mo pro­duc­to­ra de con­te­ni­dos au­dio­vi­sua­les, la com­pa­ñía, ra­di­ca­da en el ba­rrio La Pa­ter­nal, es una de las úni­cas tres em­pre­sas en el mun­do que pro­du­ce y ex­por­ta los ci­nes 4D, que com­bi­nan asien­tos con mo­vi­mien­to y efec­tos es­pe­cia­les pa­ra ge­ne­rar lo que de­no­mi­nan «una ex­pe­rien­cia in­mer­si­va de al­to im­pac­to sen­so­rial».

Los ci­nes de Lum­ma fun­cio­nan ya en va­rios paí­ses de Amé­ri­ca La­ti­na, co­mo Uru­guay, Pa­ra­guay y Bra­sil, ade­más de Ar­gen­ti­na y ya son 14 los es­ta­ble­ci­mien­tos que cuen­tan con sus pro­duc­tos. «Ha­ce cua­tro años y me­dio arran­ca­mos con lo que es vin­cu­lar lo au­dio­vi­sual con mo­vi­mien­tos y agre­gar efec­tos es­pe­cia­les. En Ar­gen­ti­na no ha­bía na­da pa­re­ci­do. Y en ese mo­men­to sur­gía una mo­vi­da 4D en el mun­do. En­ton­ces un clien­te nos con­tac­tó por­que que­ría una ex­pe­rien­cia dis­tin­ta, hi­ci­mos el pro­duc­to y se lo mos­tra­mos. Y les gus­tó», con­tó Mar­cos Fran­co, in­ge­nie­ro elec­tró­ni­co y di­rec­tor re­gio­nal de Lum­ma.

A par­tir de ese mo­men­to, la em­pre­sa co­men­zó a su­mer­gir­se en el mun­do del 4D. Pe­ro se en­con­tró con un in­con­ve­nien­te. «Ne­ce­si­tá­ba­mos pri­me­ro la apro­ba­ción de con­te­ni­dos de las pe­lí­cu­las de Holly­wood. En­ton­ces nos fui­mos a Los Án­ge­les y tra­ba­ja­mos dos años con los es­tu­dios. Mon­ta­mos una ofi­ci­na allá, con un mi­cro­ci­ne, pa­ra mos­trar la ex­pe­rien­cia que di­se­ña­mos. Y los con­ven­ci­mos a to­dos. A par­tir de ahí, es­tá­ba­mos ha­bi­li­ta­dos pa­ra ins­ta­lar la ex­pe­rien­cia en sa­las co­mer­cia­les», di­jo Fran­co.

Hoy, en Lum­ma tra­ba­jan in­ge­nie­ros, un equi­po de ins­ta­la­ción, un equi­po de ar­te que se ocu­pa de pen­sar y «sin­cro­ni­zar» los efec­tos pa­ra las pe­lí­cu­las, y otro de desa­rro­llo de con­te­ni­dos 3D. La com­pa­ñía cuen­ta con una fá­bri­ca de en­sam­ble y pro­du­ce sus pro­pias bu­ta­cas, ya que es den­tro de ellas don­de se ins­ta­lan los efec­tos. «To­do es­tá he­cho a me­di­da. Te­ne­mos 42 per­so­nas en la em­pre­sa. Pe­ro tam­bién to­ma­mos mu­cho tra­ba­jo en ta­lle­res pe­ri­fé­ri­cos. Es­to es­tá cre­cien­do rá­pi­do».

La pri­me­ra pe­lí­cu­la que sin­cro­ni­za­ron y ex­hi­bie­ron fue Kung Fu Pan­da, en mar­zo de 2016. En pro­me­dio, aho­ra sin­cro­ni­zan 40 pe­lí­cu­las por año. Tra­ba­jan al­re­de­dor de tres se­ma­nas por pe­lí­cu­la pa­ra com­ple­tar el tra­ba­jo de sin­cro­ni­za­ción. Es­te año, por ejem­plo, rea­li­za­ron sin­cro­ni­za­cio­nes pa­ra pe­lí­cu­las co­mo Ju­man­ji, Co­co, Tomb Rai­der, Ready Pla­yer One, So­lo: A Star Wars Story, Mi­sión Im­po­si­ble y Ve­nom. La ex­pe­rien­cia pen­sa­da pa­ra ca­da una de ellas de­be ser apro­ba­da por el es­tu­dio que la pro­du­jo.

«Lo que hi­ci­mos des­de el ori­gen es que sea una ex­pe­rien­cia ci­ne­ma­to­grá­fi­ca. Y no que sea co­mo un par­que de atrac­cio­nes que acom­pa­ñe a la pe­lí­cu­la. Que­re­mos ofre­cer un plus. Acá, a la gen­te de ci­ne se le su­mó la de tecno, en otras em­pre­sas eso no su­ce­de así. En­ton­ces lo­gra­mos un di­se­ño dis­tin­to y una ex­pe­rien­cia real­men­te in­mer­si­va, ci­ne­ma­to­grá­fi­ca», ex­pli­có An­to­ne­la Sal­va­dor, una de las so­cias fun­da­do­ras de Lum­ma y rea­li­za­do­ra au­dio­vi­sual.

La em­pre­sa cre­ció de ma­ne­ra ver­ti­gi­no­sa des­de que se me­tió en el desa­rro­llo de ci­nes 4D. ¿Pe­ro có­mo acom­pa­ña a la ini­cia­ti­va la ac­tua­li­dad eco­nó­mi­ca en Ar­gen­ti­na? «No­so­tros rein­ver­ti­mos to­do. Es­ta­mos apos­tan­do to­do a es­ta em­pre­sa. Pe­ro bueno, es muy cam­bian­te la si­tua­ción ge­ne­ral, es un po­co preo­cu­pan­te», di­jo Sebastián Fran­co, otro de los so­cios. «En­ton­ces tra­ta­mos de po­ner una pa­ta afue­ra pa­ra ex­por­tar. Pe­ro es im­por­tan­te que no te cam­bien las re­glas, si no uno no pue­de pla­ni­fi­car», fi­na­li­zó.

En pro­me­dio, la

em­pre­sa sin­cro­ni­za cer­ca de 40 pe­lí­cu­las por año

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.