Las pan­tu­flas que pue­den ir al freezer o mi­cro­on­das tie­nen un «as ba­jo la man­ga»

LA MAR­CA PANTUSS SUR­GIÓ EN AR­GEN­TI­NA Y BUS­CA EX­PAN­DIR­SE

El Pais (Uruguay) - El empresario - - Empresas -

Sa­car­se los za­pa­tos des­pués del tra­ba­jo y po­ner­se un cal­za­do có­mo­do de­be ser una de las pri­me­ras reac­cio­nes pa­ra ter­mi­nar un día agi­ta­do. De ese pe­que­ño mo­men­to de re­lax, las her­ma­nas Tri­po­li hi­cie­ron un negocio y crea­ron Pantuss.

Fer­nan­da y Lau­ra ini­cia­ron su em­pren­di­mien­to de fa­bri­ca­ción de pan­tu­flas «ter­mo aro­má­ti­cas» en 2012 y re­qui­rie­ron una in­ver­sión ini­cial de 5.000 pe­sos ar­gen­ti­nos (US$ 1.100 por ese en­ton­ces). «Nues­tra idea era dar­le una vuel­ta de ros­ca a la pan­tu­fla tra­di­cio­nal. Siem­pre es­ta­ba la idea de lle­gar a ca­sa y po­ner­se esa pan­tu­fla vie­ja y fea», con­tó Lau­ra Tri­po­li.

«Por otro la­do, co­mo siem­pre te­ne­mos los pies fríos y to­man­do co­mo ejem­plo los cue­llos des­con­trac­tu­ran­tes, in­ten­ta­mos lle­var­lo a los pies y que, cuan­do uno lle­ga de tra­ba­jar, te pue­das re­la­jar y te­ner los pies ca­lien­tes y aro­ma­ti­za­dos», con­ti­nuó Tri­po­li.

Las Pantuss tie­nen dos va­rian­tes: pa­ra in­vierno y pa­ra ve­rano. Las pri­me­ras se pue­den lle­var al freezer y las otras pue­den que­dar­se 30 se­gun­dos en el mi­cro­on­das. Los pro­duc­tos es­tán he­chos a ba­se de plan­ti­llas des­mon­ta­bles re­lle­nas de se­mi­llas de lino y flo­res de la­van­da.

La fun­da­do­ra de Pantuss ex­pre­só que el pro­yec­to ori­gi­nal sur­gió jun­to a su her­ma­na, Fer­nan­da, con la idea de «dar un cam­bio a nues­tras vi­das». «Arran­ca­mos de for­ma muy ar­te­sa­nal, com­pran­do te­la por me­tro y des­de un ta­ller, que nos ha­cía 10 o 20 pa­res. Des­pués, cuan­do se su­ma­ron los pe­di­dos, le di­mos for­ma de negocio. Lo co­mer­cia­li­za­mos por Fa­ce­book y des­pués hi­ci­mos la SRL», na­rró.

Por su par­te, Ya­mil Kloury, so­cio de la mar­ca, ex­pli­có que él se su­mó ha­ce dos años, con el ob­je­ti­vo de lle­var las pan­tu­flas al ex­te­rior. «Es un pro­duc­to que le en­con­tró la vuel­ta por al­go di­fe­ren­te. Tu­vi­mos va­rias pro­pues­tas de par­ti­ci­par en ex­po­si­cio­nes en Eu­ro­pa. Hoy va­mos pa­so a pa­so. El mer­ca­do lo­cal si­gue cre­cien­do, a pe­sar de la coyuntura», di­jo.

Ade­más, sos­tu­vo que el pro­duc­to ar­gen­tino cuen­ta con un as ba­jo la man­ga: «Lo que más lla­ma la aten­ción al nor­te­ame­ri­cano es que mi­ra el hand

ma­de (he­cho a mano) en Ar­gen­ti­na y eso es un di­fe­ren­cial. Acá no hay na­da in­dus­tria­li­za­do». La Na­ción / GDA

«Com­prá­ba­mos

te­la por me­tro y un ta­ller nos ha­cía 10 o 20 pa­res»

Va­rian­tes. Las pan­tu­flas vie­nen en dos op­cio­nes: pa­ra in­vierno y pa­ra ve­rano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.