MUER­TE ANUN­CIA­DA

Pe­ña­rol su­mó otro fra­ca­so y pa­sa­rá a ju­gar la Sud­ame­ri­ca­na

El Pais (Uruguay) - Ovacion - - COPA LIBERTADORES - ÁNGEL ASTEGGIANTE

Fra­ca­so. No hay otra pa­la­bra pa­ra de­fi­nir es­ta cam­pa­ña de Pe­ña­rol en la ac­tual edi­ción de la Co­pa Li­ber­ta­do­res de Amé­ri­ca. La di­ri­gen­cia hi­zo un es­fuer­zo pa­ra man­te­ner al plan­tel cam­peón y al cuer­po téc­ni­co. La suer­te del sor­teo los fa­vo­re­ció allá por di­ciem­bre del año pa­sa­do. En un gru­po to­tal­men­te ac­ce­si­ble, el au­ri­ne­gro ter­mi­nó pa­gan­do ca­rí­si­mo las dis­trac­cio­nes en el ex­te­rior y ni sa­can­do el 100% de los pun­tos en Mon­te­vi­deo le al­can­zó pa­ra cla­si­fi­car a oc­ta­vos de fi­nal. Aho­ra de­be­rá con­for­mar­se con la Sud­ame­ri­ca­na. Un cer­ta­men muy im­por­tan­te tam­bién, pe­ro que no era pa­ra el que se ha­bía pre­pa­ra­do la ins­ti­tu­ción.

El par­ti­do de ano­che an­te The Stron­gest de­jó po­cas co­sas pa­ra el aná­li­sis. Pri­me­ro por­que el equi­po que te­nía en­fren­te no es­ta­ba a la al­tu­ra de es­ta com­pe­ti­ción y se­gun­do por­que la ca­be­za de to­dos, ju­ga­do­res e hin­chas, es­ta­ba más en lo que ocu­rría en Asun­ción que lo que es­ta­ba pa­san­do en el propio Cam­peón del Si­glo.

A los de Leo­nar­do Ra­mos les cos­tó en­trar en par­ti­do. De to­dos mo­dos, cla­ro es­tá, hi­zo lo más im­por­tan­te y la reali­dad es que lo li­qui­dó rá­pi­do y en un abrir y ce­rrar de ojos. Con­si­guió su ob­je­ti­vo y se fue en ven­ta­ja al des­can­so an­te un equi­po al­ter­na­ti­vo de The Stron­gest.

A los 19’, en la pri­me­ra lle­ga­da, Cris­tian Palacios apro­ve­chó un gro­se­ro error en la úl­ti­ma lí­nea bo­li­via­na (Juan Val­ver­de se ca­yó de es­pal­das mien­tras re­tro­ce­día), que­dó ca­ra a ca­ra con el ar­que­ro y no per­do­nó. A par­tir de ahí, el au­ri­ne­gro cre­ció tí­mi­da­men­te en su ni­vel de jue­go y ma­ne­jó el trá­mi­te con otra tran­qui­li­dad.

A los 37’, a Fabián Es­to­ya­noff (que ya ha­bía te­ni­do una cla­ra un par de mi­nu­tos an­tes) lo ba­ja­ron en el área y de­jó a Pe­ña­rol en in­me­jo­ra­ble opor­tu­ni­dad pa­ra es­ti­rar la ven­ta­ja. El “Ce­bo­lla” pu­so el 2-0 me­dian­te el ti­ro pe­nal y sen­ten­ció el en­cuen­tro.

El com­ple­men­to es­tu­vo de so­bra. Fue chato, ca­si sin emo­cio­nes. Pe­ña­rol vol­vió a te­ner las me­jo­res si­tua­cio­nes de gol, pe­ro ca­si sin es­for­zar­se por con­se­guir­las. Ni si­quie­ra la ex­pul­sión de Fran­co Martínez cam­bió el ter­mó­me­tro del par­ti­do. The Stron­gest no pu­do nun­ca po­ner en aprie­tos al car­bo­ne­ro.

Fabián Es­to­ya­noff, de los pun­tos más al­tos del equi­po, hi­zo lo que qui­so. De no ser por la fal­ta de pun­te­ría en los me­tros fi­na­les, el tan­tea­dor po­dría ha­ber si­do abul­ta­do.

Con el en­cuen­tro to­tal­men­te li­qui­da­do, to­da la aten­ción del Cam­peón del Si­glo es­ta­ba en lo que ocu­rría en Asun­ción. El gol de Li­ber­tad nun­ca lle­gó y así se apa­ga­ron to­das las es­pe­ran­zas de avan­zar a los oc­ta­vos de fi­nal del cer­ta­men con­ti­nen­tal. Por sex­ta par­ti­ci­pa­ción con­se­cu­ti­va, el au­ri­ne­gro se que­dó en fa­se de gru­pos. Aho­ra de­be­rá con­for­mar­se con la Co­pa Sud­ame­ri­ca­na.

Tra­ba­jo he­cho. Los fut­bo­lis­tas de Pe­ña­rol se fue­ron con la con­cien­cia tran­qui­la; de­bían ga­nar y lo hi­cie­ron. ¿Pa­ra re­pro­char­se? Los jue­gos de vi­si­tan­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.