¿EL ÚL­TI­MO BAS­TIÓN DEL MA­CHIS­MO?

El Pais (Uruguay) - Revista domingo - - COMPORTAMIENTO -

En ju­nio de es­te año, la pe­rio­dis­ta ar­gen­ti­na Pau­la Gi­mé­nez pu­bli­có en La Na­ción un ar­tícu­lo en don­de, des­de el tí­tu­lo, se pre­gun­ta­ba Los gru­pos de What­sApp: ¿bún­kers del ma­chis­mo? De acuer­do con la no­ta, esos gru­pos son un refugio pa­ra po­der no so­lo com­par­tir por­no­gra­fía sino tam­bién pa­ra po­der “reír­se del gé­ne­ro fe­me­nino o hu­mi­llar­lo con vi­deos y fo­tos ín­ti­mas” y tam­bién de la ho­mo­se­xua­li­dad. Gi­mé­nez es­cri­be que “si bien la cul­tu­ra evo­lu­cio­na y con ella el hu­mor, esos có­di­gos del ma­cho se afe­rran con uñas y dien­tes a nues­tras cos­tum­bres y son los chats pa­ra el ‘ ful­bi­to’, pa­ra el asa­do del do­min­go o el gru­po de pa­dres de What­sapp, los lu­ga­res en don­de co­rre, de ma­ne­ra gro­se­ra y sin fil­tros, to­do lo que hoy la so­cie­dad ya no so­por­ta”. Pe­ro en la no­ta tam­bién se se­ña­la que “mu­chos de los va­ro­nes que in­te­gran es­tos gru­pos hoy rea­li­zan o rea­li­za­ron al­gún ti­po de ca­mino de de­cons­truc­ción res­pec­to al ma­chis­mo y va­rios se en­cuen­tran en la si­tua­ción de te­ner que po­ner­le un freno a su par, aun­que eso les ge­ne­re tam­bién mu­cha in­co­mo­di­dad”.

Se­gún mi bre­ve ex­pe­rien­cia en el gru­po al cual me ad­mi­tie­ron, esa di­ná­mi­ca en­tre quie­nes com­par­ten vi­deos porno o chis­tes ho­mo­fó­bi­cos y aque­llos que le se­ña­lan lo de­plo­ra­ble de esas ac­ti­tu­des, tam­bién se pro­du­cía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.