GA­BRIEL RE­GUEI­RA.

El nue­vo re­la­tor de Ra­dio Car­ve.

El Pais (Uruguay) - Sabado Show - - SUMMARIO - GA­BRIEL RE­GUEI­RA

Lue­go de seis años en Ra­dio Im­par­cial y me­dia tem­po­ra­da en M24, el lí­der Hom­bres de fút­bol lle­ga a Ra­dio Car­ve pa­ra ha­cer­se car­go de las trans­mi­sio­nes de­por­ti­vas des­de 2019 y tras la sa­li­da de Ju­lio Ríos y Jor­ge Da Sil­vei­ra. Re­guei­ra ha­rá du­pla con Mar­tín Díaz en los co­men­ta­rios y su­ma­rán los apor­tes de Ro­dri­go Ro­mano. El pro­gra­ma de­por­ti­vo Hom­bres de fút­bol irá por Car­ve de lu­nes a viernes en ho­ra­rio a de­fi­nir.“Se tra­ta de un re­cam­bio ge­ne­ra­cio­nal”, ase­gu­ra el re­la­tor de 37 años.

—¿Có­mo es­tás vi­vien­do es­tos mo­men­tos pre­vios al de­but?

—Muy con­ten­to. Por­que lue­go de to­do el tra­ba­jo que ve­ni­mos ha­cien­do ha­ce mu­cho tiem­po se da el re­sul­ta­do de lle­gar a una emi­so­ra muy im­por­tan­te co­mo Car­ve. Es la ra­dio don­de to­da la vi­da es­cu­ché a Car­li­tos Mu­ñoz. Ve­nía­mos en con­ver­sa­cio­nes des­de ha­ce un tiem­po y lo de­fi­ni­mos en los úl­ti­mos días. Ocu­par ese mi­cró­fono es muy im­por­tan­te. Tam­bién lo di­go por Ju­lio Ríos, que tie­ne gran tra­yec­to­ria en los re­la­tos y ha ce­rra­do su ci­clo en la emi­so­ra. Son gen­te muy gros­sa la que me pre­ce­de.

—¿Qué equi­po te va a acom­pa­ñar?

—El co­men­ta­ris­ta va a ser Mar­tín Díaz que ya vie­ne tra­ba­jan­do con­mi­go. Se­bas­tián Sán­chez se­rá el con­duc­tor de la pre­via. La fru­ti­lla de la tor­ta es Ro­dri­go Ro­mano. Se su­ma al equi­po pa­ra es­tar to­dos los días en el pro­gra­ma Hom­bres de fút­bol y pa­ra la pre­via y el post­par­ti­do. Es­ta­mos muy con­ten­tos con la in­cor­po­ra­ción: creo que se es­tá ar­man­do un buen cua­dro. Lo que bus­ca la ra­dio es una re­no­va­ción, co­mo se es­tá dan­do en el dial en ge­ne­ral. Es­to es un te­ma bio­ló­gi­co y no hay otra ra­zón.

—En­trás a com­pe­tir en la can­cha gran­de. ¿Qué sen­sa­cio­nes te ge­ne­ra?

—El del re­la­to de­por­ti­vo es un te­rri­to­rio com­pe­ti­ti­vo y va­mos a ha­cer la ma­yor fuer­za po­si­ble. Con res­pe­to. Vien­do los nú­me­ros, en M24 es­tá­ba­mos bien po­si­cio­na­dos. Y aho­ra es­pe­ra­mos es­tar más arri­ba.

—¿Qué re­la­ción te­nés con otros re­la­to­res?

—Muy bue­na con to­dos. Con Má­xi­mo (Go­ñi) te­ne­mos una gran re­la­ción de amis­tad. Es un buen con­se­je­ro. De esas per­so­nas con las que te po­dés sen­tar a to­mar un ca­fé y vas a sa­car una en­se­ñan­za. Al­ber­to Kes­man tam­bién es un gran ti­po. Lo que es­tá ocu­rrien­do aho­ra en Car­ve y lo que se va a dar a me­diano pla­zo en otras emi­so­ras, es un re­cam­bio. Ha­brá más opor­tu­ni­da­des pa­ra re­la­to­res jó­ve­nes.

—Es un país len­to pa­ra los re­cam­bios...

—Sí, des­de el pre­si­den­te que tie­ne ca­si 80 años. Pa­re­ce­ría que los más veteranos son más creí­bles. No sé.

—¿Lle­gas­te a ju­gar fút­bol de for­ma pro­fe­sio­nal?

—No, so­lo baby fút­bol. En el Par­ti­do de las Es­tre­llas de ve­rano me tocó ju­gar un ra­to y no es­toy pa­ra fút­bol 11. Me mue­vo un po­co con ami­gos en el fút­bol 5. No creo en aque­llo de que si no ju­gas­te, no po­dés ha­blar con pro­pie­dad de fút­bol. No pa­sa por ahí. Mu­cho me­nos en nues­tro ca­so. El re­la­tor des­cri­be lo que es­tá pa­san­do y trans­mi­te emo­cio­nes.

—¿Có­mo de­fi­ni­rías tu es­ti­lo?

—Soy muy pa­sio­nal, so­bre to­do cuan­do jue­ga la se­lec­ción. Con Pe­ña­rol o Na­cio­nal man­ten­go la pa­sión pe­ro no por fa­vo­ri­tis­mo ha­cia uno u otro, sino pa­sión por el par­ti­do. Me gus­ta ser muy des­crip­ti­vo, de­cir en to­do mo­men­to en qué par­te del cam­po de jue­go es­tá la pe­lo­ta pa­ra que el es­cu­cha se ubi­que. El desafío es que hay que ha­cer­lo muy rá­pi­do.

—En el pe­rio­dis­mo de­por­ti­vo hay una grie­ta grie­ta en­tre los proTen­field y los an­tiTen­field, ¿dón­de te ubi­cás?

—En nin­gu­na de las dos ve­re­das. A fi­na­les de los ‘90, cuan­do el fút­bol es­ta­ba tan jo­ro­ba­do, a los di­ri­gen­tes les sir­vió que lle­ga­ra Ten­field y que apor­ta­ra lo que apor­tó. Se pue­de te­ner una vi­sión crí­ti­ca ha­cia la em­pre­sa y ha­cia Pa­co Ca­sal, pe­ro es con quien fir­ma­ron los di­ri­gen­tes. Pa­sa que hoy se lo quie­re vol­tear. Es­tá bien, ¿pe­ro quién es el re­em­pla­zan­te? ¿Los ju­ga­do­res de la se­lec­ción? ¿Con qué con­di­cio­nes? Creo que hay que ana­li­zar el te­ma sin fa­na­tis­mos. La ba­ta­lla que tie­nen por el es­ta­tu­to va a ter­mi­nar con la fir­ma. No hay otra. Se­ría tre­men­do que el fút­bol que­de des­afi­lia­do de la FI­FA. Hay un com­po­nen­te so­cial: el fút­bol es un es­ta­do de áni­mo en es­te país. La gen­te se po­ne lo­ca si no hay fút­bol. De­ci­mos que es ma­lo y po­bre, pe­ro ca­da fin de se­ma­na mi­les es­tán es­pe­ran­do a que se jue­ga.

—¿Có­mo se des­per­tó tu vo­ca­ción?

—Des­de siem­pre. Te­nía 5 años y cuan­do mi pa­dre o mi abue­lo me lle­va­ban al es­ta­dio, yo bus­ca­ba don­de es­ta­ban las ca­bi­nas y los pe­rio­dis­tas. De chi­co, con fut­bo­li­to de por me­dio, re­la­ta­ba to­do el día. A los 18 años, te­nía que em­pe­zar a la­bu­rar. Mi­ra­ba el Ga­lli­to y to­do era: “au­xi­liar con­ta­ble”, “mar­ke­ting”, “ad­mi­nis­tra­ti­vo”. Así que en­ca­ré pa­ra la Fa­cul­tad de Eco­no­mía. Ten­go el tí­tu­lo in­ter­me­dio y es­toy a 5 o 6 ma­te­rias pa­ra re­ci­bir­me de con­ta­dor. Pe­ro aho­ra mi vi­da es­tá en es­te otro la­do. No es lo mío.

—¿Qué cam­bió ese rum­bo?

—Una opor­tu­ni­dad que me dio Juan Car­los Lau­ren­zo. In­gre­sé a su equi­po y em­pe­cé ha­cien­do de to­do: can­cha, ves­tua­rio, es­tu­dios. Lue­go me lla­ma­ron del Equi­po ce­les­te, que trans­mi­te a Uru­guay en la CX42 Ciu­dad de Mon­te­vi­deo. Allí de­bu­té co­mo re­la­tor con Uru­guay - Cos­ta Ri­ca en el re­pe­cha­je pa­ra el Mun­dial de Su­dá­fri­ca en 2010. El par­ti­do de vuel­ta fue im­por­tan­tí­si­mo pa­ra mí: re­la­té el 1 a 1 que nos pu­so el Mun­dial. Se­guí un tiem­po más en esa emi­so­ra has­ta que de­ci­di­mos ar­mar un equi­po pro­pio y ha­ce 6 años y me­dio em­pe­za­mos con Ra­dio Im­par­cial con Hom­bres de fút­bol. En el equi­po ini­cial es­ta­ban Da­mián He­rre­ra, Se­bas­tián Sán­chez, Mar­ce­lo Sca­glia, Amé­ri­co Sig­no­re­lli... de he­cho, nues­tra ca­bi­na en el es­ta­dio se lla­ma así en su ho­me­na­je.

—Es­tu­vis­te en Ru­sia, ¿có­mo re­cor­dás esa ex­pe­rien­cia?

—Muy bue­na. Lo re­la­ta­mos pa­ra Im­par­cial. Era mi se­gun­do mun­dial y fue una apues­ta por los cos­tos que im­pli­ca­ba. Por suer­te nos sa­lió bien.Yo soy de ti­rar­me al agua y por suer­te me ha ido bien, con mo­men­tos com­pli­ca­dos en el me­dio tam­bién. Es­to es un elec­tro­car­dio­gra­ma. Por años yo era el téc­ni­co de las trans­mi­sio­nes, ven­día los avi­sos, to­do ha­cía... Y no me que­jo. Al con­tra­rio: eso me dio la chan­ce de su­bir en mi ca­rre­ra y es­tar hoy, la­bo­ral­men­te, mu­cho más tran­qui­lo.

:D B F OTOS ARWIN ORRE L L I

Re­guei­ra y Mar­tín Díaz ha­rán du­pla en Car­ve. Tam­bién es­tán al fren­te del pro­gra­ma de TV Al fon­do de la red, que va por la RED pa­ra el In­te­rior.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.