PE­RIO­DIS­TA EX­PLO­SI­VO.

En­tre­vis­ta al po­lé­mi­co Gus­ta­vo Antonini.

El Pais (Uruguay) - Sabado Show - - SUMMARIO -

Fút­bol y ca­rre­ras de caballo. Las dos pa­sio­nes del co­mu­ni­ca­dor son abor­da­das en TNT, el pro­gra­ma que en­ca­be­za des­de ha­ce ca­si 20 años en dis­tin­tos ca­bles.

Aun­que ase­gu­ra que el tiem­po lo vol­vió más ana­lí­ti­co, su se­llo si­gue sien­do la opi­nión du­ra, sin mi­ra­mien­tos. Antonini con­si­de­ra una “abe­rra­ción” la in­ter­ven­ción de­ter­mi­na­da por FI­FA a la AUF y ba­ja el ni­vel de la crí­ti­ca ha­cia Os­ca­rTa­bá­rez:“Hoy me pa­re­ce que no hay otro pa­ra di­ri­gir a la se­lec­ción”. Ha­bla de su pro­gra­ma y so­bre por qué no hay mu­je­res en el ci­clo.

—¿Por qué el nom­bre TNT? —Por lo ex­plo­si­vo del pro­gra­ma y pa­ra im­pac­tar de arran­que. Siem­pre fue un pro­gra­ma de opi­nión firme. Des­pués de ca­si 20 años, el ci­clo tie­ne hoy to­do lo que a mí me gus­ta y lo que la gen­te si­gue: fút­bol y ca­rre­ras de ca­ba­llos. Ten­go dos pa­ne­lis­tas de lu­jo: Nel­son Fi­lo­si, una tra­yec­to­ria im­pre­sio­nan­te y por otro la­do, Pa­blo Forlán. Un mul­ti­cam­peón, que­ri­do, res­pe­ta­do, que di­ce lo que pien­sa. Y des­pués, Luis Mon­ta­ñés pa­ra el turf, un pro­fe­sio­nal 100% que no im­pro­vi­sa en na­da. Me en­can­ta el equi­po que ten­go. Al pro­gra­ma lo ha­ce­mos en mi ca­sa. Ten­go el es­tu­dio ar­ma­do. —¿Siem­pre fue de opi­nión du­ra?

—Sí, yo si­go una lí­nea de opi­nión que no sé si es du­ra. Tra­to de de­cir la ver­dad y lo que pien­so. Al prin­ci­pio, era bas­tan­te más du­ro. Aho­ra los años me han apla­can­do y soy más ana­lí­ti­co. —¿Có­mo fue­ron sus co­mien­zos en el pe­rio­dis­mo de­por­ti­vo?

—Soy de Río Bran­co (Ce­rro Lar­go), cria­do en la cam­pa­ña. Mis sue­ños eran el tea­tro y los re­la­tos de fút­bol. Cuan­do vi­ne a Mon­te­vi­deo, en­tré a la com­pa­ñía na­cio­nal de co­me­dia Ju­lio Cé­sar Army. Ha­cía­mos ra­dio­tea­tro y re­co­rri­mos el país. En pa­ra­le­lo, co­men­cé a tra­ba­jar en Ra­dio Con­ti­nen­te. He­ber Pin­to me dio la chan­ce. Des­pués fui re­la­tor su­plen­te y lle­gué a te­ner un equi­po de­por­ti­vo pro­pio pa­ra ha­cer trans­mi­sio­nes, pe­ro es di­fí­cil. Ha­ce unos años op­té por se­guir con mi pro­gra­ma en ra­dio y en TV. Co­men­za­mos con la inau­gu­ra­ción de TV Li­bre. Y acá es­ta­mos. —En una épo­ca era muy crí­ti­co con Ta­bá­rez, ¿si­gue sien­do así?

—Hoy creo que Ta­bá­rez tie­ne que ser el téc­ni­co de la se­lec­ción. Es un se­lec­cio­na­dor. No es so­lo el DT. Ha da­do mues­tras de que de men­te es­tá cla­ri­to. El pro­ce­so es un to­do: el com­ple­jo de­por­ti­vo, la dis­ci­pli­na, có­mo pa­ra el equi­po. Ta­bá­rez ha da­do mues­tras cla­ras de que no hay otro me­jor que él. Ava­lé ab­so­lu­ta­men­te que se le

re­no­va­ra el con­tra­to. —¿Cuál es su po­si­ción so­bre el pro­ble­ma po­lí­ti­co en la AUF?

—Creo que el es­ta­tu­to se va a vo­tar sí o sí. Na­die se va a arries­gar a una des­afi­lia­ción de la FI­FA. La in­ter­ven­ción me pa­re­ce abe­rran­te, sin fun­da­men­tos vá­li­dos. Que la Con­me­bol se lle­ne la bo­ca ha­blan­do de trans­pa­ren­cia, cris­ta­li­ni­dad, con los bro­tes de co­rrup­ción que hu­bo es una ver­güen­za. Los fun­da­men­tos de la FI­FA pa­ra in­ter­ve­nir fue­ron ba­sa­dos en in­for­ma­cio­nes fal­sas brin­da­das por los ju­ga­do­res de la se­lec­ción, los ár­bi­tros y OFI. —Usual­men­te ha­bía pre­sen­cia fe­me­ni­na en TNT. ¿Por qué aho­ra no?

—Se han ido. Al­gu­nas se fue­ron enoja­das, no re­cuer­do bien por qué. Me gus­ta ha­ya una mu­jer, le da un to­que es­pe­cial. En es­te mo­men­to, la mu­jer que in­cor­po­ra­ría co­mo pa­ne­lis­ta se­ria a Mar­ti­na Graf por­que tie­ne ca­ris­ma, tie­ne án­gel y su so­la pre­sen­cia atrae al pú­bli­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.