España re­ci­be al Aqua­rius y Fran­cia e Ita­lia se “ami­gan”

Ma­cron re­ci­bi­rá hoy a Con­te en Pa­rís, que el lu­nes vi­si­ta­rá a Mer­kel por cri­sis mi­gra­to­ria en Eu­ro­pa

El Pais (Uruguay) - - INTERNACIONAL - AFP, EFE / VA­LEN­CIA, PA­RÍS Y RO­MA

Au­to­ri­da­des y equi­pos de emer­gen­cias pre­pa­ra­ban ayer jue­ves su dis­po­si­ti­vo en Va­len­cia pa­ra re­ci­bir es­te fin de se­ma­na a los más de 600 mi­gran­tes del bu­que Aqua­rius, al­gu­nos de ellos en­fer­mos y ago­ta­dos, y que se es­tán re­tra­san­do por el mal tiem­po en el Me­di­te­rrá­neo. En tan­to, el pre­si­den­te fran­cés, Em­ma­nuel Ma­cron, in­ten­ta­ba apa­ci­guar las ten­sio­nes con Ita­lia, afir­man­do que nun­ca tu­vo la in­ten­ción de ofen­der a ese país al cri­ti­car su de­ci­sión de re­cha­zar al bar­co.

En el Aqua­rius y los dos bu­ques ita­lia­nos que los es­col­ta, via­jan 629 mi­gran­tes, en­tre ellos seis em­ba­ra­za­das, 123 me­no­res no acom­pa­ña­dos y 11 ni­ños de me­nos de cin­co años.

Se­gún la ONG Mé­di­cos Sin Fron­te­ras España, en los bu­ques van mi­gran­tes de 26 na­cio­na­li­da­des, 23 afri­ca­nas y tres asiá­ti­cas.

El go­bierno es­pa­ñol del so­cia­lis­ta Pe­dro Sán­chez ofre­ció aco­ger el bar­co lue­go de que lo re­cha­za­ra Ita­lia y Mal­ta. El Eje­cu­ti­vo es­pa­ñol di­ce obrar por ra­zo­nes “hu­ma­ni­ta­rias”, pe­ro ha in­di­ca­do tam­bién que aque­llos que sean in­mi­gran­tes eco­nó­mi­cos se ex­po­nen a ser ex­pul­sa­dos.

En el ca­so de aque­llos que pu­die­ran ser ex­pul­sa­dos la in­cóg­ni­ta es­tá en sa­ber cuál se­rá su suer­te. Y es que los sie­te cen­tros don­de sue­le re­te­ner­se a es­tos mi­gran­tes a la es­pe­ra de su de­vo­lu­ción es­tán sa­tu­ra­dos, re­co­no­ce el go­bierno es­pa­ñol.

La vi­ce­pre­si­den­ta del go­bierno, Car­men Cal­vo, di­jo que cier­tos mi­gran­tes sus­cep­ti­bles de ex­pul­sión po­drían con to­do ir a di­chos cen­tros. No obs­tan­te, pun­tua­li­zó que los me­no­res “sí se que­dan en Va­len­cia” por el mo­men­to.

TEN­SIÓN DI­PLO­MÁ­TI­CA. España es ac­tual­men­te la ter­ce­ra vía ma­rí­ti­ma de en­tra­da de in­mi­gran­tes irre­gu­la­res en la Unión Eu­ro­pea, por de­trás de Ita­lia y Gre­cia.

En lo que va de 2018, más de 9.300 in­mi­gran­tes irre­gu­la­res lle­ga­ron a las cos­tas de España, más del do­ble que en el mis­mo pe­río­do de 2017, se­gún da­tos de la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal pa­ra las Mi­gra­cio­nes (OIM).

Has­ta el 10 de ju­nio 244 per­so­nas per­die­ron la vi­da en el in­ten­to, fren­te a 61 el año pa­sa­do en las mis­mas fe­chas.

El ca­so del Aqua­rius ha pro­vo­ca­do ade­más una cri­sis di­plo­má­ti­ca en­tre Ita­lia, des­bor­da­da por las lle­ga­das con­ti­nuas de mi­gran­tes des­de Libia, y Fran­cia, que cri­ti­có al go­bierno ita­liano, en el que par­ti­ci­pa la ul­tra­de­re­cha, por no abrir sus puer­tos a es­te bu­que.

El pre­si­den­te de Fran­cia, Em­ma­nuel Ma­cron, in­ten­ta­ba ayer jue­ves apa­ci­guar las ten­sio­nes con Ita­lia, afir­man­do que nun­ca tu­vo la in­ten­ción de ofen­der a su go­bierno al cri­ti­car su de­ci­sión de re­cha­zar al bar­co de res­ca­te de mi­gran­tes Aqua­rius. Ma­cron acu­só al go­bierno de Ita­lia de “ci­nis­mo e irres­pon­sa­bi­li­dad”.

La Can­ci­lle­ría ita­lia­na con­vo­có el miér­co­les al em­ba­ja­dor de Fran­cia y ame­na­zó con anu­lar un en­cuen­tro pre­vis­to en­tre Ma­cron y el je­fe del Go­bierno ita­liano, Giu­sep­pe Con­te, en Pa­rís hoy vier­nes, al me­nos que Fran­cia emi­tie­ra una “dis­cul­pa ofi­cial”. “Ita­lia no pue­de acep­tar lec­cio­nes hi­pó­cri­tas de paí­ses que pre­fi­rie­ron mi­rar ha­cia otro la­do en ma­te­ria de in­mi­gra­ción”, de­cla­ró Con­te.

Pe­ro las ten­sio­nes pa­re­cían apa­ci­guar­se ayer des­pués de una con­ver­sa­ción te­le­fó­ni­ca en la vís­pe­ra en­tre am­bos di­ri­gen­tes.

“El pre­si­den­te afir­mó que no hi­zo nin­gún co­men­ta­rio con el ob­je­ti­vo de ofen­der a Ita­lia y al pue­blo ita­liano”,

Los in­mi­gran­tes eco­nó­mi­cos co­rren ries­go de ex­pul­sión al lle­gar a España.

se­ña­ló en un co­mu­ni­ca­do la Pre­si­den­cia fran­ce­sa.

Am­bos di­ri­gen­tes se re­uni­rán hoy vier­nes en el Elí­seo, co­mo es­ta­ba pre­vis­to. “Sí, ab­so­lu­ta­men­te”, el li­ti­gio es­tá ce­rra­do, con­fir­mó Con­te ayer al lle­gar al pa­la­cio Ma­da­ma, se­de del Se­na­do ita­liano.

El nue­vo Go­bierno ita­liano, for­ma­do por el an­ti­sis­te­ma Mo­vi­mien­to 5 Es­tre­llas (M5S) y la ul­tra­de­re­chis­ta Li­ga, tie­ne una po­lí­ti­ca du­ra con res­pec­to a los in­mi­gran­tes.

“Ha lle­ga­do el mo­men­to de dar vi­da a una po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria efi­caz, que no vea so­lo a nues­tro país ges­tio­nan­do las emer­gen­cias que afec­tan a mu­chos in­mi­gran­tes que al­can­zan nues­tras cos­tas”, con­si­de­ró Con­te.

El pri­mer mi­nis­tro ita­liano lle­va­rá su reivin­di­ca­ción de cam­bio de re­glas en ma­te­ria de in­mi­gra­ción en la UE a Pa­rís pe­ro tam­bién a Ale­ma­nia, el pró­xi­mo lu­nes, cuan­do man­ten­drá un en­cuen­tro con la can­ci­ller An­ge­la Mer­kel.

La nueva pos­tu­ra de Ita­lia tam­bién ha si­do de­fen­di­da por el mi­nis­tro de In­te­rior y lí­der de la Li­ga, Mat­teo Sal­vi­ni, que apues­ta por un eje con Ale­ma­nia y Aus­tria pa­ra re­vi­sar las me­di­das so­bre in­mi­gra­ción du­ran­te la pre­si­den­cia aus­tría­ca de la UE, en el se­gun­do se­mes­tre del año.

AQUA­RIUS. El via­je es­tá de­mo­ra­do por ra­zo­nes cli­má­ti­cas; lle­ga­ría a Va­len­cia el do­min­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.