Hay 700 per­so­nas en la ca­lle que no van a re­fu­gios

El Mides anun­cia in­ter­na­ción com­pul­si­va de in­di­gen­tes en ca­so de ries­go

El Pais (Uruguay) - - NACIONAL - DA­NIEL ISGLEAS

En 2011 a la mi­nis­tra de Desa­rro­llo So­cial Ana Ma­ría Vig­no­li le cos­tó el car­go la muer­te en ma­yo y ju­nio de dos per­so­nas que dor­mían en las ca­lles. El en­ton­ces pre­si­den­te Jo­sé Mu­ji­ca des­ti­tu­yó a la mi­nis­tra co­mu­nis­ta y en­car­gó la car­te­ra al en­ton­ces ti­tu­lar de Sa­lud, Da­niel Oles­ker.

Sie­te años des­pués, en me­dio de una ola de frío po­lar, el or­ga­nis­mo re­co­no­ció en el Par­la­men­to que hay unas 700 per­so­nas que si­guen dur­mien­do en las ca­lles, ne­gán­do­se a pa­sar la no­che en uno de los 48 re­fu­gios que el Mides tie­ne en to­do el país, 43 de ellos en el de­par­ta­men­to de Mon­te­vi­deo.

En aquel año, tras el epi­so­dio, se apro­bó una ley que ha­bi­li­ta a re­ti­rar a las per­so­nas de la ca­lle aún con­tra su vo­lun­tad cuan­do ha­ya ries­go de muer­te. Con­sul­ta­da ayer en la reunión de la co­mi­sión de Po­bla­ción y Desa­rro­llo de Dipu­tados, la mi­nis­tra de Desa­rro­llo So­cial Ma­ri­na Aris­men­di anun­ció su com­pro­mi­so de apli­car esa ley en si­tua­cio­nes gra­ves con la par­ti­ci­pa­ción de pro­fe­sio­na­les y en las que se cons­ta­te ries­go pa­ra quien es­tá en la ca­lle. “Por su­pues­to que va­mos a prio­ri­zar la vi­da”, re­mar­có la je­rar­ca se­gún in­for­ma­ron a El País par­ti­ci­pan­tes de la reunión.

Acer­ca de las per­so­nas que es­tán en la ca­lle du­ran­te el día y con los 700 que duer­men por las no­ches a la in­tem­pe­rie, las au­to­ri­da­des del Mides in­for­ma­ron que es­tán ha­cien­do un tra­ba­jo de abordaje mul­ti­dis­ci­pli­na­rio, y que tra­tan de con­ven­cer a esas per­so­nas de in­gre­sar a los re­fu­gios por la no­che.

En la reunión se re­cor­dó que la ley de Fal­tas prohí­be la ocu­pa­ción de es­pa­cios pú­bli­cos y que di­ce que en esos ca­sos las per­so­nas de­ben ser tras­la­da­das a de­pen­den­cias del Mides. Al res­pec­to, la sub­se­cre­ta­ria Ana Oli­ve­ra ar­gu­men­tó que eso “se es­tá cum­plien­do” por­que a las per­so­nas que ocu­pan es­pa­cios pú­bli­cos en for­ma fi­ja las lle­van a un cen­tro del Mides pa­ra que se du­chen, la­ven la ro­pa y des­pués vuel­ven a ocu­par el es­pa­cio pú­bli­co.

UR­GEN­TE. Aris­men­di ex­pli­có a los le­gis­la­do­res que se des­cen­tra­li­zó la Puer­ta de En­tra­da a los re­fu­gios, lo que sig­ni­fi­ca que la per­so­na pue­de pre­sen­tar­se di­rec­ta­men­te en ca­da uno de ellos, sin ne­ce­si­dad de ins­pec­ción sa­ni­ta­ria y de­ri­va­ción. Des­de sep­tiem­bre del año 2013, el Mides cuen­ta con una Puer­ta de En­tra­da pa­ra re­ci­bir a las per­so­nas tras­la­da­das por la Po­li­cía en el marco de la ley de Fal­tas.

In­for­mó que se tra­ba­ja en un con­ve­nio con el Mi­nis­te­rio de Vi­vien­da pa­ra que pue­da ha­ber so­lu­cio­nes ha­bi­ta­cio­na­les pa­ra al­gu­nas de es­tas per­so­nas. Y con la In­ten­den­cia de Mon­te­vi­deo pa­ra el es­ta­ble­ci­mien­to de nue­vos cen­tros diur­nos.

El dipu­tado na­cio­na­lis­ta Pablo Ab­da­la, que con­vo­có a las au­to­ri­da­des del Mides, le re­cor­dó a Aris­men­di el ca­so de la ex­mi­nis­tra Vi­ño­li, de su mis­mo par­ti­do, y le di­jo que el pro­ble­ma de la gen­te en la ca­lle “si­gue exis­tien­do”, y que “a es­ta al­tu­ra el go­bierno no ha po­di­do re­sol­ver­lo”.

“Los anun­cios de me­di­das son pa­ra el me­diano y lar­go pla­zo, pe­ro es­te in­vierno ha­brá que atra­ve­sar­lo”, di­jo Ab­da­la en la co­mi­sión.

En res­pues­ta, la sub­se­cre­ta­ria Oli­ve­ra in­di­có en la co­mi­sión que la in­va­sión de es­pa­cios pú­bli­cos es una nueva es­pe­cie de ocu­pa­ción, que la so­cie­dad ha ido cam­bian­do en ese sen­ti­do, y que es­ta si­tua­ción res­pon­de a una mul­ti­cau­sa­li­dad muy com­ple­ja.

Sos­tu­vo que si bien hay ca­sos don­de la cau­sa de la vi­da en la ca­lle pue­de ser eco­nó­mi­ca, en la ma­yo­ría de las si­tua­cio­nes hay pro­ble­mas con las adic­cio­nes o con pro­ble­mas de rup­tu­ra fa­mi­liar.

La mi­nis­tra tam­bién ex­pli­có que “en lo que no se cum­ple” la ley de Fal­tas es en cuan­to a en­co­men­dar­le a la per­so­na ta­reas co­mu­ni­ta­rias. “No po­de­mos por­que si la gen­te se nie­ga…”, afir­mó.

LA CAR­TA. En la reunión se ven­ti­ló la car­ta que el in­ten­den­te de Mon­te­vi­deo Da­niel Martínez le en­via­ra al pre­si­den­te Ta­ba­ré Váz­quez pi­dién­do­le que se “sen­si­bi­li­za­ra” con la si­tua­ción. En esa mi­si­va, Martínez di­jo que si bien no era su in­ten­ción cues­tio­nar al Mides, el pro­ble­ma de las per­so­nas en la ca­lle se ha agra­va­do.

Ha­blan­do so­bre la car­ta, la sub­se­cre­ta­ria Oli­ve­ra di­jo que la mis­ma “no fue en­via­da” al pre­si­den­te. “Di­cen que esa car­ta se le en­vió al pre­si­den­te pa­ra sen­si­bi­li­zar­lo”, sos­tu­vo, “pe­ro yo le lla­ma­ría la car­ta no en­via­da”, con­ta­ron los in­for­man­tes.

“Ni al pre­si­den­te Mu­ji­ca ni al pre­si­den­te Váz­quez es ne­ce­sa­rio sen­si­bi­li­zar­los”, in­sis­tió Oli­ve­ra.

Otro asun­to tra­ta­do en la co­mi­sión fue la in­for­ma­ción de la sec­ción Qué Pa­sa de El País don­de se re­ve­ló que una ma­dre se que­dó en la ca­lle con sus cin­co hi­jos y no hu­bo lu­gar pa­ra ellos en los re­fu­gios del Mides. Dur­mió en la co­ci­na de la Sec­cio­nal, re­co­rrió ofi­ci­nas y ho­ga­res, y la res­pues­ta nun­ca lle­gó. Dos días des­pués, una jue­za de Pan­do obli­gó al mi­nis­te­rio a dar­les te­cho co­mo fue­ra.

Al res­pec­to, Eleo­no­ra Bian­chi, la di­rec­to­ra na­cio­nal de Pro­tec­ción In­te­gral en Si­tua­cio­nes de Vul­ne­ra­ción del Mides, re­co­no­ció el re­tra­so ini­cial de la car­te­ra, aun­que acla­ró que fi­nal­men­te se so­lu­cio­nó el pro­ble­ma de esa ma­dre. Di­jo que el ca­so “es ver­dad” por­que la mu­jer “tu­vo que pa­sar una no­che en la Sec­cio­nal, y eso no es lo in­di­ca­do”.

La co­mi­sión no pu­do abor­dar otros te­mas con la mi­nis­tra co­mo la si­tua­ción de los in­mi­gran­tes en re­la­ción con la car­te­ra, y el es­ta­do de las Tar­je­tas Mides. Es­to que­da­rá pa­ra una pró­xi­ma com­pa­re­cen­cia an­te las au­to­ri­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.