El artillero en las gue­rras in­ter­nas

El Pais (Uruguay) - - CIUDADES -

Juan Ma­nuel Boi­so Lan­za pri­me­ro fue ofi­cial del ejér­ci­to y des­pués sin­tió el in­te­rés por vo­lar.

¿Qué se sa­be de esa eta­pa de su vi­da? ¿Lle­gó a com­ba­tir cuan­do es­tu­vo al man­do del co­man­dan­te Ata­na­sil­do Suá­rez du­ran­te la Gue­rra Ci­vil de1904? ¿Es ver­dad que es­tu­vo en Ma­so­ller co­mo artillero?

Ésas son pre­gun­tas que tam­bién res­pon­dió a El País el co­ro­nel Gui­ller­mo Gur­bin­do Ma­rro­ni.

“Su cor­ta vi­da dis­cu­rre en prác­ti­ca­men­te dos eta­pas bien di­fe­ren­cia­das. La pri­me­ra co­mo ofi­cial de ar­ti­lle­ría, don­de se de­di­ca a esa es­pe­cia­li­dad e in­clu­so ac­túa co­mo tal en el cor­to le­van­ta­mien­to de fi­nes de 1910 a ór­de­nes del ge­ne­ral Galarza; y la se­gun­da, en la que el des­tino lo en­cuen­tra de­di­ca­do en­te­ra­men­te a la ac­ti­vi­dad ae­ro­náu­ti­ca, co­mo for­ja­dor de ese des­tino o co­mo ac­tor prin­ci­pa­lí­si­mo en la dis­ci­pli­na, has­ta que lo sor­pren­de la muer­te en 1918”.

Boi­so Lan­za in­gre­só en la Es­cue­la Mi­li­tar con la in­ten­ción de se­guir la ca­rre­ra en la es­pe­cia­li­dad de ar­ti­lle­ría, re­cuer­da Gur­bin­do.

“Es en ese en­ton­ces, cuan­do es­ta­lla el úl­ti­mo gran con­flic­to ver­da­de­ra­men­te de ma­sas que nues­tro país co­no­ció, en enero de 1904, que Juan Ma­nuel Boi­so Lan­za era ca­de­te. An­te esa si­tua­ción, ini­cial­men­te, por su con­di­ción de es­tu­dian­te, no se en­con­tra­ba afec­ta­do al con­flic­to, co­mo to­do el cuer­po de ca­de­tes. Pe­ro Boi­so Lan­za te­nía un es­pí­ri­tu in­quie­to y au­daz; y en­ten­día que su lu­gar era en el cam­po de ba­ta­lla; por lo que con otros dos com­pa­ñe­ros de pro­mo­ción de­ci­die­ron tra­tar de cam­biar esa si­tua­ción”.

“Tal es así que un buen día, en uso de su li­cen­cia, se aper­so­nó al do­mi­ci­lio del co­man­dan­te Ata­na­sil­do Suá­rez y le ro­gó que in­ter­ce­die­ra pa­ra que pu­die­ra in­te­grar las fi­las gu­ber­nis­tas”.

La his­to­ria di­ce que Ata­na­sil­do Suá­rez se en­con­tró tan sor­pren­di­do por el plan­teo que Boi­zo Lan­za le hi­zo, que si bien no le res­pon­dió en el mo­men­to que­dó gra­ta­men­te im­pre­sio­na­do.

“Los por­me­no­res de có­mo se de­ci­dió la au­to­ri­za­ción pa­ra que Boi­zo Lan­za in­te­gra­ra las fi­las del co­lo­ra­dis­mo per­ma­ne­cen y qui­zás per­ma­nez­can por siem­pre en el cam­po de la in­cóg­ni­ta. De lo que sí hay evi­den­cia es de su par­ti­ci­pa­ción en la ba­ta­lla de Ma­so­ller, en ca­rác­ter de ayu­dan­te del co­man­dan­te Sua­rez”, con­fir­ma el co­ro­nel Gur­bin­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.