A SIN­GA­PUR POR EDU­CA­CIÓN, A NUE­VA ZE­LAN­DA POR EL AGRO

El Pais (Uruguay) - - QUÉ PASA -

Así co­mo No­vick con­fía en el ase­so­ra­mien­to de Ru­dolph Giu­lia­ni pa­ra di­se­ñar su pro­pues­ta so­bre se­gu­ri­dad —el exal­cal­de neo­yor­kino vi­si­ta­rá Uru­guay el 12 y 13 de no­viem­bre pa­ra con­ti­nuar su co­la­bo­ra­ción con No­vick y con la in­ten­ción de lle­gar a Ta­ba­ré Váz­quez—, tie­ne la mi­ra en Sin­ga­pur pa­ra me­jo­rar la edu­ca­ción y pien­sa en Nue­va Ze­lan­da pa­ra ins­pi­rar­se en torno al agro. Se­gún con­fir­mó No­vick a El País, en enero o fe­bre­ro via­ja­rá con un equi­po a Sin­ga­pur, y es­pe­ra po­der ir a Nue­va Ze­lan­da más ade­lan­te. ge­nes. Le dio sa­tis­fac­ción ver que el pro­ce­so “era en se­rio”.

Y ha­ce po­co más de un mes se reunió con No­vick y De Hae­do pa­ra co­no­cer sus ideas. Esa fue la ter­ce­ra y úl­ti­ma eta­pa, y que­dó co­mo fi­na­lis­ta. A Mar­ce­lo, por su pro­fe­sión, le preo­cu­pa el dé­fi­cit del sis­te­ma de sa­lud. Cuan­do se le pre­gun­ta por po­si­bles so­lu­cio­nes, ha­bla de com­ple­men­ta­ción en­tre pú­bli­cos y pri­va­dos y el Es­ta­do co­mo ver­da­de­ro ges­tor del sis­te­ma. Cuan­do se le in­si­núa que eso es lo mis­mo que di­cen los go­ber­nan­tes actuales, res­pon­de: “Lo di­cen, pe­ro nun­ca lo hi­cie­ron”.

Tam­bién le in­quie­ta la in­se­gu­ri­dad. Ha­bla pes­tes del cam­bio del có­di­go del pro­ce­so pe­nal y de Eduar­do Bo­no­mi. Él an­sía un car­go en el que pue­da “or­ga­ni­zar, es­truc­tu­rar y po­ner efi­cien­cia”. No importa dón­de. Si es en sa­lud, me­jor.

“El par­ti­do de No­vick es pa­ra dar el ba­ta­ca­zo o na­da”. Así de drás­ti­co es Car­los, que sos­tie­ne que en el in­te­rior es “más fá­cil” cap­tar vo­tos con­for­man­do un buen equi­po con bue­nas pro­pues­tas, y se sien­te pre­pa­ra­do pa­ra ha­cer­lo. “Acá to­dos nos co­no­ce­mos y sa­be­mos de lo que so­mos ca­pa­ces”, alega, con­fia­do en sus vir­tu­des.

Car­los quie­re ser in­ten­den­te de So­riano “pa­ra lo­grar un im­pac­to po­si­ti­vo”. No quie­re en­trar en te­mas es­pe­cí­fi­cos por­que en­tien­de que no es­tá bien “opi­nar des­de afue­ra”. Pe­ro su fuer­te, di­ce, es en­con­trar so­lu­cio­nes a los pro­ble­mas que sur­jan y re­sis­tir a las ad­ver­si­da­des.

De mo­men­to, a él le pa­re­ce im­por­tan­te que des­de el par­ti­do le den los li­nea­mien­tos de tra­ba­jo. Es­pe­ra que le co­mu­ni­quen si se­rá can­di­da­to pa­ra así re­unir­se, ha­blar de “las con­di­cio­nes” y en­ton­ces en­fo­car­se. No sa­be si ten­drá que de­jar sus tra­ba­jos, si de­be­rá vi­si­tar ca­sas de fa­mi­lia o qué. Es­tá an­sio­so por sa­ber cuál se­rá la es­tra­te­gia. ins­cri­bie­ron pa­ra ser can­di­da­tos a in­ten­den­te por el Par­ti­do de la Gen­te. En no­viem­bre co­men­za­rán a pre­sen­tar­se, de­par­ta­men­to por de­par­ta­men­to, los ele­gi­dos.

La idea, se­gún ade­lan­ta No­vick, es que los can­di­da­tos con­ser­ven sus fuen­tes la­bo­ra­les du­ran­te 2019 pe­ro par­ti­ci­pen de la cam­pa­ña pre­si­den­cial. En 2020 sí de­be­rán re­nun­ciar a sus em­pleos y se les pa­ga­rá pa­ra com­pen­sar la pér­di­da de in­gre­so. Los cos­tos de las cam­pa­ñas en los 19 de­par­ta­men­tos los asu­mi­rá por com­ple­to No­vick.

Mau­re­ne no pue­de ocul­tar su en­tu­sias­mo. “Si soy in­ten­den­ta...”, pro­yec­ta, y ha­bla de có­mo gol­pea­rá “to­das las puer­tas” pa­ra con­se­guir in­ver­so­res y apo­yo eco­nó­mi­co. Le de­ses­pe­ra la si­tua­ción de la in­dus­tria y el em­pleo de su de­par­ta­men­to. Es­tá har­ta de que to­do sea “a la manera de Ce­rro Lar­go”, co­mo evo­ca el in­ten­den­te Ser­gio Bo­ta­na. Quie­re re­ci­clar la ba­su­ra. Quie­re que se res­pe­te la ley de trán­si­to y ha­cer “cen­tros de ba­rrio” con pis­ci­nas y ta­lle­res pa­ra to­das las eda­des. Quie­re es­cu­char a sus ve­ci­nos, y se tie­ne fe pa­ra eso.

Ella, que ha vo­ta­do al Fren­te Am­plio, di­ce que hoy eli­ge a No­vick por­que se can­só de que la suer­te de­pen­da del co­lor po­lí­ti­co que uno abra­ce. Sa­be que la ten­drá di­fí­cil en un de­par­ta­men­to de raíz blan­ca. “Es­pe­re­mos que no sea la úl­ti­ma en­tre­vis­ta. Y si lle­go a sa­lir, te es­pe­ro en Me­lo”.

Los pos­tu­lan­tes 930

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.