Re­tro­ce­so de la iz­quier­da en la re­gión en­cien­de aler­ta en el FA

Sec­to­res de la coa­li­ción coin­ci­den en la ne­ce­si­dad de au­to­crí­ti­ca en Bra­sil y Ar­gen­ti­na

El Pais (Uruguay) - - NACIONAL - VA­LE­RIA GIL

Lle­gó a su fin la ola pro­gre­sis­ta en Amé­ri­ca La­ti­na? La iz­quier­da uruguaya sigue con aten­ción fe­nó­me­nos co­mo el del can­di­da­to pre­si­den­cial de Bra­sil, Jair Bol­so­na­ro, y ad­mi­te que es ne­ce­sa­ria una au­to­crí­ti­ca de par­te del Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res (PT) o el kirch­ne­ris­mo en Ar­gen­ti­na, que en los úl­ti­mos años es­tu­vie­ron ba­jo la lu­pa por di­fe­ren­tes epi­so­dios de co­rrup­ción.

En el ca­so de Bra­sil, el ex­pre­si­den­te y prin­ci­pal fi­gu­ra del PT Luiz Iná­cio “Lula” da Sil­va se vio im­pe­di­do de par­ti­ci­par en el ac­to elec­cio­na­rio por es­tar cum­plien­do una con­de­na de 12 años de pri­sión, ba­jo la ca­rá­tu­la de co­rrup­ción pa­si­va y la­va­do de di­ne­ro, aso­cia­do al es­cán­da­lo de la em­pre­sa Pe­tro­bras. En Ar­gen­ti­na, el kirch­ne­ris­mo ter­mi­nó per­dien­do las elec­cio­nes con el ac­tual pre­si­den­te Mau­ri­cio Ma­cri. La ex­pre­si­den­ta Cris­ti­na Kirch­ner aca­ba de ser pro­ce­sa­da por los cua­der­nos de las coimas y tie­ne en su ha­ber otros seis pro­ce­sa­mien­tos por otras cau­sas. A eso se su­ma la derrota de Mi­che­lle Ba­che­let en las elec­cio­nes que tu­vie­ron lu­gar en di­ciem­bre del año pa­sa­do en Chi­le, don­de re­sul­tó ga­na­dor Se­bas­tián Pi­ñe­ra.

Pe­ro el de­bi­li­ta­mien­to de la iz­quier­da re­gio­nal no pa­sa so­lo por lo elec­to­ral. El go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro sigue ge­ne­ran­do di­vi­sio­nes pro­fun­das en la in­ter­na del Fren­te Am­plio. No que­da atrás la si­tua­ción que se vi­ve en Ni­ca­ra­gua con el go­bierno de Da­niel Or­te­ga, que fue se­ve­ra­men­te cues­tio­na­do por el Par­ti­do So­cia­lis­ta y el Nue­vo Es­pa­cio de­bi­do a los más de 300 ase­si­na­tos co­mo con­se­cuen­cia de la re­pre­sión. En tan­to, en Ecua­dor el ex­pre­si­den­te Ra­fael Co­rrea es in­ves­ti­ga­do por de­lin­cuen­cia or­ga­ni­za­da en el “ca­so Ode­brecht”.

La se­cre­ta­ria ge­ne­ral del Par­ti­do So­cia­lis­ta y se­na­do­ra Mó­ni­ca Xa­vier, con­si­de­ró que los cam­bios de go­bierno en Amé­ri­ca La­ti­na “no su­po­nen un inexo­ra­ble gi­ro ha­cia la de­re­chi­za­ción y mu­cho me­nos ha­cia esa ul­tra­de­re­cha que re­pre­sen­ta Bol­so­na­ro en Bra­sil”. Co­mo ejem­plo de que hay ex­cep­cio­nes men­cio­nó a Cos­ta Ri­ca, don­de Car­los Al­va­ra­do ob­tu­vo la vic­to­ria es­te año con el 60% de los vo­tos.

Pa­ra Xa­vier el ca­so de Bol­so­na­ro en Bra­sil no es com­pa­ra­ble al de Ma­cri. “Lo que se ex­pre­só en Bra­sil tie­ne ca­rac­te­rís­ti­cas si­mi­la­res a la de un bro­te de ul­tra­de­re­cha, co­mo los que han ve­ni­do ocu­rrien­do en Eu­ro­pa. No es una op­ción con la que uno pue­da dis­cre­par por ejem­plo en Chi­le o Ar­gen­ti­na, que pue­de es­tar en las an­tí­po­das des­de el pa­sa en Ar­gen­ti­na y Bra­sil”, con­clu­yó el se­na­dor del Nue­vo Es­pa­cio y vi­ce­pre­si­den­te de la In­ter­na­cio­nal So­cia­lis­ta.

¿Hay ries­go de que en Uru­guay se re­pi­ta el de­bi­li­ta­mien­to que su­fre la iz­quier­da a ni­vel re­gio­nal? Pa­ra Mi­che­li­ni, “siem­pre hay que es­tar aten­tos, te­ner una eco­no­mía fuer­te que res­pon­da, y go­ber­nar con el ape­go a la éti­ca. Y el com­pa­ñe­ro que no ten­ga éti­ca que re­nun­cie, co­mo ocu­rrió en Uru­guay. Y una ac­ti­tud ac­ti­va y va­lien­te de lu­cha con­tra la de­lin­cuen­cia”. En su opi­nión to­dos esos ele­men­tos com­bi­na­dos ge­ne­ran una es­pe­cie de “es­cu­do”.

Con­sul­ta­do por El País acer­ca de los ca­sos de co­rrup­ción que in­vo­lu­cran al Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res en Bra­sil, Mi­che­li­ni res­pon­dió que “se de­be ha­cer una pro­fun­da re­fle­xión”. “To­da la iz­quier­da la­ti­noa­me­ri­ca­na tie­ne que ha­cer una pro­fun­da re­fle­xión. Una re­fle­xión de que por ahí no se pue­de ir”, pre­ci­só.

Con res­pec­to a Bol­so­na­ro, opi­nó que es un fe­nó­meno “de mu­chos com­po­nen­tes” y su­po­ne una fi­gu­ra “mu­cho más com­ple­ja que Ma­cri”. “Nos me­re­ce una re­fle­xión mu­cho más pro­fun­da”, se­ña­ló.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.