Su­mi­sos a Ma­du­ro

El Pais (Uruguay) - - EDITORIAL -

A raíz de la muer­te del con­ce­jal Fer­nan­do Al­bán, opo­si­tor a Ma­du­ro, cuan­do era in­te­rro­ga­do en un dé­ci­mo pi­so, el go­bierno uru­gua­yo emi­tió una de­cla­ra­ción don­de de­cía que “con­fía en que una in­ves­ti­ga­ción ob­je­ti­va y ba­jo to­das las ga­ran­tías le­ga­les pue­da de­ter­mi­nar la cau­sa de su muer­te...”. La res­pues­ta del ré­gi­men ve­ne­zo­lano fue: “Fa­lle­ció a con­se­cuen­cia del gol­pe re­ci­bi­do al caer de una al­tu­ra”. No hay cons­tan­cia de au­top­sia, pe­ro el go­bierno uru­gua­yo se ca­lló la bo­ca y se dio por sa­tis­fe­cho.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.