El re­gre­so de Los Chin­gas

Po­li­cía reali­zó un nue­vo ope­ra­ti­vo y en­con­tró un sis­te­ma de vi­deo­cá­ma­ras

El Pais (Uruguay) - - PORTADA -

Vol­vie­ron a usur­par ca­sa en Ca­sa­va­lle. Ope­ra­ti­vo descubre vi­deo­cá­ma­ras.

Pa­re­ce el cuen­to de nun­ca aca­bar. Ayer la Po­li­cía tu­vo que vol­ver a “Los Pa­lo­ma­res” de Ca­sa­va­lle a des­alo­jar a in­te­gran­tes de la ban­da “Los Chin­gas” que es­ta­ban ocu­pan­do vi­vien­das usur­pa­das.

La fis­cal de Es­tu­pe­fa­cien­tes, Mó­ni­ca Fe­rre­ro, so­li­ci­tó la for­ma­li­za­ción de cin­co personas por usur­pa­ción y ro­bo de ener­gía eléc­tri­ca y agua de OSE.

En­se­gui­da que sa­lió el sol co­men­zó el ope­ra­ti­vo. Otra vez de­ce­nas de po­li­cías ar­ma­dos a gue­rra si­tia­ron el ba­rrio. A pe­sar de que apun­ta­ron a tres bo­cas de ven­ta, no en­con­tra­ron dro­gas ni ar­mas.

No obs­tan­te, lo­ca­li­za­ron a va­rias personas en el in­te­rior de las ca­sas que no po­dían es­tar ocu­pa­das. Es­ta vez la ban­da re­for­zó las me­di­das de se­gu­ri­dad con un mo­derno sis­te­ma de vi­deo­vi­gi­lan­cia mon­ta­do en co­lum­nas del alum­bra­do.

Par­ti­ci­pa­ron de la ope­ra­ción equi­pos de la Di­rec­ción de In­for­ma­ción Tác­ti­ca de la Je­fa­tu­ra de Po­li­cía de Mon­te­vi­deo, Po­li­cía Cien­tí­fi­ca y Guar­dia Re­pu­bli­ca­na. De esa ma­ne­ra, los uni­for­ma­dos res­pon­die­ron a una se­rie de de­nun­cias de los ve­ci­nos que no quie­ren vol­ver a vi­vir la ba­ta­lla te­rri­to­rial que sem­bró el te­rror en la zona.

En to­tal, se rea­li­za­ron 14 alla­na­mien­tos si­mul­tá­neos. Dos de los impu­tados son los her­ma­nos de “Mo­ni”, la je­fa de la ban­da que des­de ha­ce on­ce me­ses y me­dio vie­ne sien­do des­ar­ti­cu­la­da por par­te de la Po­li­cía y la Jus­ti­cia con apo­yo del Mi­des y la In­ten­den­cia de Mon­te­vi­deo.

En tan­to, una mu­jer que tam­bién re­sul­tó de­te­ni­da es pri­ma de la je­fa del clan.

Uno de los detenidos tie­ne sie­te an­te­ce­den­tes pe­na­les y se ne­gó a fir­mar un acuer­do con la fis­ca­lía, el res­to ad­mi­tió los he­chos sin in­con­ve­nien­tes.

Nin­guno de los detenidos fue re­mi­ti­do a la cár­cel. Tres de los cin­co impu­tados ob­tu­vie­ron la sus­pen­sión de la pe­na tras ad­mi­tir los he­chos y acor­dar la en­tre­ga de las vi­vien­das. Otro re­ci­bió me­di­das cau­te­la­res y pa­ra el quin­to se re­sol­vió que per­ma­nez­ca con li­ber­tad vi­gi­la­da.

El Mi­nis­te­rio del In­te­rior emi­tió en la tar­de de ayer un co­mu­ni­ca­do don­de sos­tie­ne que es­tas ac­tua­cio­nes re­pre­sen­tan “una eta­pa más de re­ins­ta­la­ción de la cul­tu­ra de la le­ga­li­dad en la zona que se ha com­ple­men­ta­do con aper­tu­ra de ca­lles, cons­truc­ción de ve­re­das y es­pa­cios pú­bli­cos, ilu­mi­na­ción de los 14 Pa­sa­jes de los Pa­lo­ma­res, de­mo­li­ción de vi­vien­das en es­ta­do crí­ti­co, lim­pie­za de ba­su­ra­les en­dé­mi­cos y re­ins­ta­la­ción de ser­vi­cios pú­bli­cos”.

Gus­ta­vo Leal, so­ció­lo­go y di­rec­tor del área de Con­vi­ven­cia y Se­gu­ri­dad Ciu­da­da­na del Mi­nis­te­rio del In­te­rior, su­bra­yó

Los ve­ci­nos denunciaron que ha­bían re­tor­na­do Los Chin­gas.

que al­gu­nos de los detenidos cuen­tan con “an­te­ce­den­tes pe­na­les pro­fu­sos” y que se tra­ta de personas que es­ta­ban vi­vien­do en ca­sas que ha­bían si­do usur­pa­das.

“El Es­ta­do tie­ne la de­ci­sión de ir a fon­do y no de­jar pa­sar una”, se­ña­ló Leal. Y agre­gó que se lle­gó a es­te ope­ra­ti­vo con in­for­ma­ción pro­por­cio­na­da por ve­ci­nos de Los Pa­lo­ma­res y per­so­nal de in­te­li­gen­cia.

En ese sen­ti­do, el fun­cio­na­rio des­ta­có que “el men­sa­je es que la ac­ción es­tá sien­do orien­ta­da a ser sis­te­má­ti­ca y con­tun­den­te”.

El pró­xi­mo 21 de di­ciem­bre se cum­ple un año del pri­mer ope­ra­ti­vo que se hi­zo en la zona y di­jo que des­de en­ton­ces se pro­ce­sa­ron 32 personas.

OTRO CA­SO. El do­min­go pa­sa­do tu­vo lugar el ope­ra­ti­vo “Mi­ra­dor IX” en el ba­rrio Tres Om­búes. En es­te ca­so se pro­du­je­ron 27 alla­na­mien­tos en ho­ras de la tar­de. Una ban­da que ope­ra­ba en el lugar te­nía un sis­te­ma de cá­ma­ras de vi­deo­vi­gi­lan­cia que con­tro­la­ba des­de una bo­ca de dro­gas. En la opor­tu­ni­dad se rea­li­za­ron 17 detenciones. Tras la ope­ra­ción se de­mo­lie­ron vi­vien­das irregulares y se co­men­zó a cons­truir una nue­va ca­lle. La ban­da ce­rró una sen­da con una ca­ba­ña pre­fa­bri­ca­da cu­yo cos­to su­peró los 4.000 dó­la­res, tal co­mo se hi­zo en el ba­rrio Ca­sa­va­lle.

Ca­ro­li­na Murphy, con­ce­jal del Mu­ni­ci­pio D por la opo­si­ción, de­cla­ró días atrás a El País que si bien los ope­ra­ti­vos rea­li­za­dos du­ran­te el úl­ti­mo tiem­po han cam­bia­do el rit­mo de vi­da en la zona, los ve­ci­nos si­guen pa­de­cien­do pro­ble­mas por la fal­ta de se­gu­ri­dad en el ba­rrio.

“La in­se­gu­ri­dad en el Ca­sa­va­lle no se aca­bó, si­gue sien­do un pe­li­gro ir a to­mar el óm­ni­bus. No se pue­de en­ten­der por qué se de­mo­ró tan­to en ha­cer los ope­ra­ti­vos. Las ban­das cre­cie­ron mu­chí­si­mo por esa fal­ta de de­ci­sión po­lí­ti­ca”, afir­mó.

OPE­RA­TI­VO. Los Chin­gas vol­vie­ron a ins­ta­lar­se en Ca­sa­va­lle a pe­sar de los su­ce­si­vos gol­pes po­li­cia­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.