Go­bierno sa­ca “guía” pa­ra evi­tar ile­ga­li­dad en gre­mia­les

Pa­ra que aso­cia­cio­nes de em­pre­sa­rios no vio­len as­pec­tos de com­pe­ten­cia

El Pais (Uruguay) - - ECONOMÍA -

La Co­mi­sión de Pro­mo­ción y De­fen­sa de la Com­pe­ten­cia —un ór­gano des­con­cen­tra­do del Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía y Fi­nan­zas (MEF)— ela­bo­ró una “Guía de Li­bre Com­pe­ten­cia pa­ra Aso­cia­cio­nes Em­pre­sa­ria­les y Gre­mia­les”, ya que es­tas, ade­más de cum­plir un rol “im­por­tan­te” en “el desa­rro­llo in­dus­trial y em­pre­sa­rial”, por “su na­tu­ra­le­za” y la de sus prác­ti­cas “pue­den re­pre­sen­tar un ries­go pa­ra la li­bre com­pe­ten­cia en los mer­ca­dos”.

La co­mi­sión se­ña­ló que “en al­gu­nos ca­sos las re­co­men­da­cio­nes rea­li­za­das” a tra­vés de aso­cia­cio­nes em­pre­sa­ria­les, de pro­fe­sio­na­les, etc. “en las dis­tin­tas for­mas que adop­ten (oral, es­cri­ta, grá­fi­ca, for­mal o in­for­mal), pue­den ser con­tra­rias a la com­pe­ten­cia cuan­do sean uti­li­za­das pa­ra uni­fi­car el com­por­ta­mien­to de los aso­cia­dos”.

El do­cu­men­to es­ta­ble­ce cuá­les son al­gu­nas de las re­co­men­da­cio­nes que son ile­ga­les.

RE­CO­MEN­DAR PRE­CIOS. “Las re­co­men­da­cio­nes so­bre pre­cios, rea­li­za­das des­de las dis­tin­tas aso­cia­cio­nes em­pre­sa­ria­les, pue­den ser asi­mi­la­bles en sus efec­tos a los acuer­dos de fi­ja­ción de pre­cios, la prác­ti­ca co­mer­cial más per­ju­di­cial pa­ra los con­su­mi­do­res”, sos­tie­ne la guía.

“Pa­ra mi­ni­mi­zar es­te ries­go, es acon­se­ja­ble que las re­co­men­da­cio­nes no ha­gan re­fe­ren­cia a pre­cios, ni a can­ti­da­des, los que de­ben ser de­ter­mi­na­dos in­de­pen­dien­te­men­te por los agen­tes eco­nó­mi­cos, sin es­tar ali­nea­dos a los de sus com­pe­ti­do­res”, acon­se­ja.

RE­PAR­TO DE MER­CA­DOS. “La co­la­bo­ra­ción o coor­di­na­ción en­tre com­pe­ti­do­res pa­ra que se asig­nen zo­nas o cuo­tas de mer­ca­do sue­le ser con­si­de­ra­da an­ti­com­pe­ti­ti­va, pues lle­va ín­si­ta la in­ten­ción de no com­pe­ten­cia en­tre em­pre­sas ri­va­les”, ex­pli­có la guía.

BOICOTS. “Los boicots son una prác­ti­ca per­ju­di­cial pa­ra la com­pe­ten­cia, pues con­sis­ten en rea­li­zar de for­ma coor­di­na­da al­gún ti­po de blo­queo, en con­tra de uno o va­rios agen­tes co­mer­cia­les, me­dian­te el cual se les ex­clu­ye del mer­ca­do o se les im­pi­de com­pe­tir en el mis­mo. Es­te ti­po de me­di­das pue­den ser acor­da­das en el seno de una aso­cia­ción” y por eso el do­cu­men­to lo mar­ca co­mo ac­ti­vi­dad prohi­bi­da.

Hay dos ti­pos de boicots, el ho­ri­zon­tal y el ver­ti­cal. El pri­me­ro “se­ría el ca­so en que la ac­ción co­lec­ti­va li­mi­ta a los dis­tri­bui­do­res de ma­ne­ra que no ten­gan re­la­cio­nes co­mer­cia­les con jugadores del mer­ca­do que no sean miembros de la aso­cia­ción o con miembros de la aso­cia­ción que no com­par­tan las de­ci­sio­nes de la mis­ma”, se­ña­la la guía.

El boi­cot ver­ti­cal “se­ría la con­cer­ta­ción en­tre agen­tes eco­nó­mi­cos pa­ra ejer­cer pre­sión con­tra al­gún clien­te o pro­vee­dor, con el pro­pó­si­to de di­sua­dir­lo de de­ter­mi­na­da con­duc­ta, apli­car re­pre­sa­lias u obli­gar­lo a ac­tuar en de­ter­mi­na­do sen­ti­do”, aña­de.

IN­TER­CAM­BIO DE IN­FOR­MA­CIÓN. “El in­ter­cam­bio de in­for­ma­ción en­tre em­pre­sas agre­mia­das pue­de tam­bién dar lugar a la for­ma­ción de acuer­dos de fi­ja­ción de pre­cios, de re­par­to de mer­ca­dos, etc.” in­di­ca el do­cu­men­to.

“En la me­di­da que la in­for­ma­ción in­ter­cam­bia­da en­tre com­pe­ti­do­res sea sen­si­ble des­de el pun­to de vis­ta co­mer­cial o re­fie­ra al es­ta­ble­ci­mien­to de es­tra­te­gias de com­por­ta­mien­to en el mer­ca­do (co­mo in­for­ma­ción re­la­cio­na­da a la fac­tu­ra­ción re­cien­te, pre­cios, es­truc­tu­ra de cos­tos, gas­tos en pu­bli­ci­dad o in­ver­sio­nes, vo­lú­me­nes de pro­duc­ción) y a tra­vés de ello se re­duz­ca el ni­vel de com­pe­ten­cia en­tre esos agen­tes, po­dría con­fi­gu­rar­se una prác­ti­ca con­tra­ria a la com­pe­ten­cia”, ad­vier­te la guía.

“Cuan­to ma­yor sea el gra­do de de­ta­lle de la in­for­ma­ción, exis­ti­rán ma­yo­res po­si­bi­li­da­des de pre­de­cir el com­por­ta­mien­to de los com­pe­ti­do­res y ajus­tar el pro­pio”, ad­vier­te la co­mi­sión y agre­ga que cuan­do se tra­ta de in­for­ma­ción his­tó­ri­ca “que ya ha per­di­do su va­lor com­pe­ti­ti­vo, en prin­ci­pio no po­dría afec­tar las con­duc­tas fu­tu­ras de las em­pre­sas”.

Por eso, “pa­ra mi­ni­mi­zar los ries­gos” de prác­ti­cas ile­ga­les, su­gie­re que “la in­for­ma­ción que se in­ter­cam­bia” sea la “his­tó­ri­ca y agre­ga­da” y que dar esos da­tos “sea vo­lun­ta­rio” pa­ra los miembros de la gre­mial u aso­cia­ción.

PU­BLI­CI­DAD. Si bien ge­ne­ral­men­te la pu­bli­ci­dad de las aso­cia­cio­nes gre­mia­les se en­fo­ca en dar a co­no­cer y fo­men­tar el ru­bro o ac­ti­vi­dad de su or­ga­ni­za­ción, hay “de­ter­mi­na­das de­ci­sio­nes so­bre pu­bli­ci­dad, to­ma­das en una aso­cia­ción, que pue­den de­ri­var en pro­ble­mas com­pe­ti­ti­vos”, ex­pli­ca la co­mi­sión.

“Si en una pu­bli­ci­dad de la aso­cia­ción se rea­li­zan re­co­men­da­cio­nes de pre­cios” u otras “con­di­cio­nes co­mer­cia­les” se afec­ta la com­pe­ten­cia ya que “se res­trin­ge la au­to­no­mía de ac­tua­ción de las dis­tin­tas em­pre­sas”, aler­ta el ór­gano del MEF. Tam­bién se afec­ta la com­pe­ten­cia si “en la aso­cia­ción se im­po­nen res­tric­cio­nes o prohi­bi­cio­nes res­pec­to a la pu­bli­ci­dad que los aso­cia­dos pue­den ha­cer en for­ma in­de­pen­dien­te”, agre­ga.

ES­TAN­DA­RI­ZA­CIÓN. Las gre­mia­les son un lugar “idó­neo” pa­ra bus­car desa­rro­llar pro­duc­tos y ser­vi­cios (es­tán­da­res de ca­li­dad, me­jo­ras tec­no­ló­gi­cas, etc.) y es­to “en ge­ne­ral”, es “po­si­ti­vo” pa­ra la com­pe­ten­cia, in­di­ca la guía. Pe­ro, “pue­de ocu­rrir” que los es­tán­da­res “afec­ten la nor­mal com­pe­ten­cia”. Eso pa­sa cuan­do “in­tro­du­cen res­tric­cio­nes in­ne­ce­sa­rias” co­mo “barreras a la en­tra­da, o don­de la adop­ción del es­tán­dar sea obli­ga­to­rio pa­ra to­das las em­pre­sas miembros de la aso­cia­ción. Es fun­da­men­tal que el es­tán­dar ten­ga sus­ten­to téc­ni­co”, afir­ma.

ILE­GA­LI­DAD. Com­par­tir in­for­ma­ción re­le­van­te en­tre los pro­fe­sio­na­les de una aso­cia­ción pue­de dar lugar a prác­ti­cas an­ti­com­pe­ti­ti­vas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.