Per­mi­so a dis­pa­rar sin avi­so di­vi­de a la alian­za de Ma­cri

Ca­rrió y Vidal no es­tán de acuer­do; juez fre­nó la me­di­da en Bue­nos Ai­res

El Pais (Uruguay) - - INTERNACIONAL - AFP, EFE, LA NA­CIÓN (GDA) / BUE­NOS AI­RES

El nue­vo re­gla­men­to so­bre el uso de ar­mas de fue­go por par­te de la po­li­cía, que ha­bi­li­ta a dis­pa­rar a un de­lin­cuen­te sin pre­vio avi­so cuan­do hay gen­te en pe­li­gro, abrió una fuer­te po­lé­mi­ca en Ar­gen­ti­na y una grie­ta en la coa­li­ción ofi­cia­lis­ta Cambiemos, ra­ti­fi­can­do que la se­gu­ri­dad pú­bli­ca se­rá uno de los gran­des te­mas del año elec­to­ral 2019 don­de el pre­si­den­te Mauricio Ma­cri pre­ten­de ir por la re­elec­ción.

El lu­nes, una re­so­lu­ción de la mi­nis­tra de Se­gu­ri­dad, Pa­tri­cia Bull­rich, de­ro­gó una se­rie de pau­tas que li­mi­ta­ban el uso de las ar­mas de fue­go por par­te de las fuer­zas de se­gu­ri­dad. En el ca­so de los po­li­cías, la nue­va nor­ma dis­po­ne que se uti­li­za­rán ar­mas de fue­go “cuan­do re­sul­ten in­efi­ca­ces otros me­dios no vio­len­tos” pe­ro que po­drán dis­pa­rar sin dar la voz de al­to y sin su­frir agre­sión pre­via. El uso de ar­mas le­ta­les es vá­li­do en “de­fen­sa pro­pia o de otras personas, en ca­so de pe­li­gro in­mi­nen­te de muer­te o de le­sio­nes gra­ves” sos­tie­ne el nue­vo re­gla­men­to.

“Aho­ra po­drán ti­rar cuan­do an­tes no lo po­dían ha­cer sino cuan­do el de­lin­cuen­te dis­pa­ra­ba”, jus­ti­fi­có Bull­rich, quien sa­lió po­lí­ti­ca­men­te for­ta­le­ci­da por el exi­to­so ope­ra­ti­vo de se­gu­ri­dad du­ran­te la Cum­bre del G20 de la se­ma­na pa­sa­da en Bue­nos Ai­res.

“Les da­mos ar­mas (a los agen­tes) y en una si­tua­ción de pe­li­gro in­mi­nen­te no las pue­den usar”, se la­men­tó la mi­nis­tra, cu­yo nom­bre co­mien­za a ba­ra­jar­se co­mo com­pa­ñe­ra de fór­mu­la de Ma­cri pa­ra las pre­si­den­cia­les de 2019.

Las in­ter­pre­ta­cio­nes y reac­cio­nes so­bre es­ta me­di­da sur­gie­ron de in­me­dia­to. “Es­ta re­so­lu­ción es una tram­pa pa­ra (cap­tar vo­tos en las) elec­cio­nes por­que la po­li­cía no pue­de pa­sar por arri­ba de las le­yes. Si co­me­ten un de­li­to de ‘ga­ti­llo fá­cil’, van a ir pre­sos. Pe­ro, el go­bierno apa­re­ce co­lo­cán­do­se del la­do de la po­li­cía y de las víc­ti­mas (de la de­lin­cuen­cia) y em­pu­ja a la opo­si­ción a co­lo­car­se del la­do de los de­lin­cuen­tes”, opi­nó el ana­lis­ta Raúl Ti­mer­man, del Gru­po de Opinión Pú­bli­ca, a Ra­dio 10.

Por su par­te, Am­nis­tía In­ter­na­cio­nal Ar­gen­ti­na lla­mó ayer miér­co­les al go­bierno de Ma­cri a re­vi­sar la po­lé­mi­ca re­so­lu­ción, “en tan­to re­pre­sen­ta una vio­la­ción a los prin­ci­pios in­ter­na­cio­na­les de de­re­chos hu­ma­nos”, se­ña­ló en un co­mu­ni­ca­do.

Es­ta po­si­ción se vio re­for­za­da por la re­so­lu­ción del juez Roberto Ga­llar­do, que prohi­bió ayer miér­co­les la apli­ca­ción del nue­vo pro­to­co­lo en la ciu­dad de Bue­nos Ai­res.

El mi­nis­tro de Jus­ti­cia, Ger­mán Ga­ra­vano, cues­tio­nó ayer a es­te juez. “Tie­ne una ten­den­cia a avan­zar so­bre áreas que no son de su com­pe­ten­cia”, afir­mó Ga­ra­vano en diá­lo­go con Ra­dio La Red.

“No sé cuál es la com­pe­ten­cia de un juez local pa­ra in­ter- ve­nir en una re­gla­men­ta­ción de fuer­zas fe­de­ra­les”, con­si­de­ró Ga­ra­vano.

“Ya es­tán pen­san­do que el po­li­cía se va a po­ner el cu­chi­llo en­tre los dien­tes y va a sa­lir a ma­tar”, iro­ni­zó el je­fe de la Po­li­cía fe­de­ral, Nés­tor Ron­ca­glia.

GRIE­TA EN CAMBIEMOS. De su la­do, la in­flu­yen­te diputada Elisa Ca­rrió, abrió una grie­ta en el seno del blo­que ofi­cia­lis­ta. “La re­gla­men­ta­ción pa­ra fuer­zas de se­gu­ri­dad dic­ta­da por la mi­nis­tro Bull­rich vio­la los de­re­chos hu­ma­nos fun­da­men­ta­les. No­so­tros no va­mos a ir al fas­cis­mo”, tui­teó Ca­rrió.

Más preo­cu­pan­te pa­ra el pre­si­den­te Ma­cri fue la po­si­ción adop­ta­da por la go­ber­na­do­ra de Bue­nos Ai­res, Ma­ría Eugenia Vidal, un de las fi­gu­ras de ma­yor pro­yec­ción na­cio­nal den­tro de Cambiemos. Vidal no tan­tes, una de las más ba­jas de Amé­ri­ca La­ti­na, se­gún la re­vis­ta es­pe­cia­li­za­da In­sight Cri­me. tie­ne pen­sa­do apli­car el pro­to­co­lo que dis­pu­so Bull­rich, in­for­mó ayer el diario La Na­ción.

La go­ber­na­do­ra se di­fe­ren­cia así de Ma­cri, que de­fen­dió la re­so­lu­ción en una reunión de Ga­bi­ne­te, y del je­fe de go­bierno por­te­ño, Ho­ra­cio Ro­drí­guez La­rre­ta, quien anun­ció que acom­pa­ña­rá la me­di­da. La ad­mi­nis­tra­ción porteña pro­po­ne ade­más crear un re­gla­men­to pa­ra las fuer­zas an­ti­dis­tur­bios.

IN­DIG­NA­DAS. Ba­jo es­te cli­ma, ayer en Bue­nos Ai­res mi­les de mu­je­res mar­cha­ron en re­pu­dio de la ab­so­lu­ción de dos hom­bres acu­sa­dos de dro­gar, vio­lar y ma­tar a una ado­les­cen­te en 2016 en Mar del Pla­ta, un ca­so que con­mo­cio­nó a los ar­gen­ti­nos. “No po­de­mos per­mi­tir más eso, la ter­mi­na­ron de vio­lar los jue­ces. Los jue­ces la vio­la­ron con la con­de­na que die­ron”, lan­zó Marta Mon­te­ro, ma­dre de la jo­ven al cie­rre de la ma­ni­fes­ta­ción en la Pla­za de Ma­yo.

Los hom­bres, de 25 y 43 años, ha­bían si­do impu­tados por abu­so se­xual se­gui­do de muer­te de la jo­ven Lu­cía Pérez, de 16 años. La se­ma­na pa­sa­da un tri­bu­nal los con­de­nó so­lo a ocho años de pri­sión por ven­ta de es­tu­pe­fa­cien­tes. Un tercer acu­sa­do, 61, fue ab­suel­to.

“Ya es­tán pen­san­do que el po­li­cía se va a po­ner el cu­chi­llo en­tre los dien­tes”.

La ci­fra

BULL­RICH. La mi­nis­tra sa­lió bien pa­ra­da por el éxi­to del ope­ra­ti­vo pa­ra el G20; su nom­bre sue­na co­mo com­pa­ñe­ra de fór­mu­la de Ma­cri.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.