Pa­rís blindada por te­mor al “mons­truo”

Pa­rís se atrin­che­ra; “ha na­ci­do un mons­truo”, di­ce el gobierno de Ma­cron

El Pais (Uruguay) - - PORTADA - AFP, REU­TERS, EFE / PA­RÍS

▃ Fran­cia, en alerta ro­ja, se atrin­che­ró ayer vier­nes, ta­pian­do co­mer­cios y edi­fi­cios pú­bli­cos an­te las pro­tes­tas de los “cha­le­cos ama­ri­llos” con­vo­ca­das pa­ra hoy sá­ba­do en to­do el país. El gobierno desplegará unos 90.000 po­li­cías y por pri­me­ra vez en una dé­ca­da sa­ca­rá a la ca­lle vehícu­los blin­da­dos pre­vien­do in­ci­den­tes co­mo los de la se­ma­na pa­sa­da. Mu­seos ce­rra­dos, par­ti­dos de fút­bol aplazados, en to­do el país se han to­ma­do me­di­das ex­cep­cio­na­les. “Es­tas úl­ti­mas tres se­ma­nas ha na­ci­do un mons­truo”, afir­mó el mi­nis­tro del In­te­rior, Ch­ris­top­he Cas­ta­ner.

Fran­cia, en alerta ro­ja, se atrin­che­ró ayer vier­nes a la es­pe­ra de las pro­tes­tas de los “cha­le­cos ama­ri­llos” de hoy sá­ba­do, que se te­me desaten in­ci­den­tes vio­len­tos co­mo ha­ce una se­ma­na. El gobierno des­ple­gó ca­si 90.000 po­li­cías en las ca­lles pa­ra evi­tar ese es­ce­na­rio.

Mu­seos ce­rra­dos, es­pec­tácu­los anu­la­dos, par­ti­dos de fút­bol aplazados... En to­do el país se han to­ma­do me­di­das ex­cep­cio­na­les pa­ra evi­tar las im­pac­tan­tes es­ce­nas de vio­len­cia que die­ron la vuel­ta al mun­do la se­ma­na pa­sa­da. Ade­más, por pri­me­ra vez en más de una dé­ca­da, se des­ple­ga­rán vehícu­los blin­da­dos de la gen­dar­me­ría en Pa­rís, pre­vien­do des­tro­zos y sa­queos. La uni­dad de éli­te de la gen­dar­me­ría, los GIGN, es­tá tam­bién en alerta.

“To­do in­di­ca que ele­men­tos ra­di­ca­les, fac­cio­sos, vol­ve­rán a in­ten­tar mo­vi­li­zar­se”, afir­mó el mi­nis­tro del In­te­rior Ch­ris­top­he Cas­ta­ner, jus­ti­fi­can­do un dis­po­si­ti­vo de se­gu­ri­dad “a gran es­ca­la”.

“Es­tas úl­ti­mas tres se­ma­nas ha na­ci­do un mons­truo que se ha es­ca­pa­do de las ma­nos de sus pro­ge­ni­to­res”, di­jo en re­fe­ren­cia a los “cha­le­cos ama­ri­llos”.

Las pro­tes­tas co­men­za­ron el 17 de no­viem­bre en opo­si­ción al au­men­to de los im­pues­tos a los com­bus­ti­bles, pe­ro des­de en­ton­ces se han con­ver­ti­do en un am­plio mo­vi­mien­to con­tra la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca y social del pre­si­den­te Em­ma­nuel Ma­cron. El gobierno, aco­rra­la­do por las pro­tes­tas, anu­ló el im­pues­to a los carburantes y con­ge­ló los pre­cios de la luz y del gas du­ran­te el in­vierno.

El gobierno des­ple­gó ca­si 90.000 po­li­cías en to­do el país pa­ra evi­tar in­ci­den­tes.

Sin em­bar­go, pa­ra los “cha­le­cos ama­ri­llos”, que han am­plia­do sus reivin­di­ca­cio­nes, es­tas con­ce­sio­nes son in­su­fi­cien­tes. Cuen­tan ade­más con el apo­yo de la ma­yo­ría de los fran­ce­ses (68%, se­gún el úl­ti­mo son­deo).

Mu­chos de los “cha­le­cos ama­ri­llos”, lla­ma­dos así por las pren­das fluo­res­cen­tes de se­gu­ri­dad que lle­van pues­tas, se ma­ni­fies­tan sin vio­len­cia pe­ro al­gu­nos se han ra­di­ca­li­za­do.

Al­gu­nos miem­bros del co­lec­ti­vo hi­cie­ron un lla­ma­do a no ir a ma­ni­fes­tar en Pa­rís pa­ra evi­tar que ha­ya muer­tos. Has­ta aho­ra no se han re­gis­tra­do víctimas di­rec­tas, pe­ro cua­tro per­so­nas han per­di­do la vi­da en ac­ci­den­tes re­la­cio­na­dos con las pro­tes­tas.

El fis­cal de Pa­rís, Rémy Heitz, anun­ció ha­ber to­ma­do me­di­das pa­ra que la po­li­cía pue­da arres­tar a per­so­nas que in­ten­ten sem­brar el caos an­tes de que va­yan a las ma­ni­fes­ta­cio­nes. En al­gu­nas re­gio­nes las au­to­ri­da­des prohi­bie­ron las ma­ni­fes­ta­cio­nes o la ven­ta y trans­por­te de ga­so­li­na, los ar­ti­fi­cios pi­ro­téc­ni­cos y pro­duc­tos in­fla­ma­bles o quí­mi­cos, pa­ra evi­tar que los ma­ni­fes­tan­tes pren­dan fue­go a las ba­rri­ca­das.

En­tre tan­to Ma­cron, con un ín­di­ce de po­pu­la­ri­dad por el sue­lo, guar­da si­len­cio. “No quie­re echar le­ña al fue­go”, an­tes de las ma­ni­fes­ta­cio­nes del sá­ba­do, di­jo a la AFP el pre­si­den­te de la Asam­blea Na­cio­nal, Ri­chard Ferrand. Ha­bla­rá a ini­cios de la pró­xi­ma se­ma­na.

Ma­cron no ha ha­bla­do en pú­bli­co des­de que con­de­nó los dis­tur­bios del sá­ba­do pa­sa­do mien­tras par­ti­ci­pa­ba en la cum­bre del G20 en Bue­nos Ai­res. “¿Si­gue Ma­cron to­da­vía en Ar­gen­ti­na? Se­gu­ro que tie­ne una opinión”, afir­mó el lí­der iz­quier­dis­ta Jean-luc Me­len­chon en Twit­ter el mar­tes. “El pre­si­den­te de­be ha­blar en per­so­na”, di­jo el lí­der del con­ser­va­dor par­ti­do opo­si­tor Re­pu­bli­ca­nos, Lau­rent Wau­quiez, el jue­ves.

PA­RÍS. Ta­pia­ron co­mer­cios y edi­fi­cios pú­bli­cos pa­ra que no sean van­da­li­za­dos du­ran­te las pro­tes­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.