El se­gun­do ob­je­ti­vo: la li­cen­cia pa­ra el ca­sino

La sa­la apun­ta­rá más a los jue­gos de me­sa y no tan­to a los slots

El Pais (Uruguay) - - CIUDADES -

El pró­xi­mo mar­tes se fir­ma­rá la com­pra del pa­que­te ac­cio­na­rio de Fo­sa­ra S.A., pro­pie­ta­ria del ho­tel San Ra­fael. En otro ac­to no­ta­rial se fir­ma­rá la es­cri­tu­ra de com­pra­ven­ta de los pre­dios que con­for­man la man­za­na 815 de Pun­ta del Es­te. El pre­cio es de 50 mi­llo­nes de dó­la­res que la par­te ven­de­do­ra co­bra­rá en va­rios pa­gos a lo lar­go de los pró­xi­mos tres años. En otra ope­ra­ción, Ci­pria­ni com­pra­rá en US$ 1.600.000 el pre­dio de 1.389 m2 pro­pie­dad de la In­ten­den­cia de Mal­do­na­do que for­ma par­te de la mis­ma man­za­na.

Una vez ce­rra­da la ope­ra­ción, Ci­pria­ni irá por la li­cen­cia pa­ra el ca­sino pri­va­do. La li­ci­ta­ción del en­ton­ces Con­rad es­ta­ble­ció que den­tro de un de­ter­mi­na­do lí­mi­te geo­grá­fi­co de Pun­ta del Es­te so­lo po­drán dar­se con­ce­sio­nes de jue­go pri­va­do quie­nes in­vier­ten igual o más que la in­ver­sión rea­li­za­da pa­ra el hoy En­joy. “El ca­sino se­rá pri­va­do. Igual el ho­tel San Ra­fael tu­vo su ca­sino pri­va­do. Es una mar­ca de ori­gen”, ex­pli­có. “Va­mos a apun­tar más al jue­go de me­sa, co­mo punto y ban­ca, que a las ma­qui­nas tra­ga­mo­ne­das. Hay que pen­sar­lo co­mo un ca­sino de mu­cha ca­li­dad”, in­di­có.

NE­GO­CIA­CIÓN. “Fue una ne­go­cia­ción muy du­ra”, con­fe­só Ci­pria­ni al re­la­tar los por­me­no­res de sus en­cuen­tros con la le­gen­da­ria San­ti­na Ma­nou­kián de Mer­lo, la pro­pie­ta­ria del com- ple­jo co­no­ci­da por to­dos co­mo Yo­lan­da.

“To­das las ne­go­cia­cio­nes son du­ras. Es una se­ño­ra que lo cui­dó mu­cho al ho­tel, que lo de­fen­dió con uñas y dien­tes. Al fi­nal ten­go que de­cir que yo la apre­cio mu­cho a San­ti­na. A lo lar­go de es­tos me­ses co­men­cé a que­rer­la. Mu­cha gen­te me ha­bía ad­ver­ti­do de que era una per­so­na muy di­fí­cil. Pe­ro es en­ten­di­ble por­que es una pro­pie­dad muy im­por­tan­te, que al mis­mo tiem­po fue su vi­da. Es muy di­fí­cil de­cir­le adiós a al­go que hi­cis­te du­ran­te to­da tu vi­da”, en­fa­ti­zó.

MA­QUE­TA. Se­gun­da idea ex­pues­ta por el ar­qui­tec­to Ra­fael Vi­ñoly.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.