Le et­su­ja

El Pais (Uruguay) - - EDITORIAL -

IG­NA­CIO DE PO­SA­DAS

Ye­so, qué es? “Shhh, ba­ji­to, por­que no se pue­de de­cir. Es el ajus­te”. Los pe­rio­dis­tas en­con­tra­ron un fi­lón con es­to del ajus­te. En una cam­pa­ña que por aho­ra pin­ta me­dio chau­cho­na, lo úni­co que tie­nen pa­ra en­tre­te­ner­se y apre­tar un po­co a los pre­can­di­da­tos es pre­gun­tar­les si ha­brá ajus­te.

Por aho­ra, es­tos la vie­nen gam­be­tean­do con eu­fe­mis­mos. El bal­de de yer­ba Sa­ra, (otra co­sa que per­dió el foot­ball uru­gua­yo), hay que dár­se­lo a Ber­ga­ra, quien des­pués de ca­si quin­ce años de ma­ne­jar el ába­co es­ta­tal con­clu­yó en que: “¡ajus­te no!”, “¡ade­cua­ción fis­cal!”. ¡Qué maes­tro!

To­dos los eco­no­mis­tas (y tam­bién quie­nes pue­blan el Cues­ta Duar­te), sa­ben que por el ca­mino en que va­mos no nos sal­va­mos de un ro­bus­to ajus­te fis­cal, (im­pues­tos in­clui­dos).

Co­mo ya ha ocu­rri­do en el pa­sa­do, los pe­rio­dis­tas prio­ri­zan lo en­tre­te­ni­do por so­bre lo sus­tan­cial y en vez de apre­tar a los cau­san­tes del des­ba­ra­jus­te, apun­tan a quie­nes ten­drán que aba­ra­jar­lo. Es más di­ver­ti­do.

Pe­ro más allá del de­por­te pe­rio­dís­ti­co-po­lí­ti­co, el te­ma es real y se­rio y si bien no to­do ajus­te fis­cal es el fin del mun­do, me­jor evi­tar­lo, si es po­si­ble.

¿Es po­si­ble?

Creo que sí. Con dos con­di­cio­nes: 1) Que el gobierno se con­cen­tre en no agra­var más las co­sas y no se li­mi­te a la po­lí­ti­ca de co­rrer la arru­ga de la al­fom­bra pa­ra que la co­sa le re­vien­te en la ca­ra al pró­xi­mo (aun­que sea pe­la­do) y, 2) que to­dos los políticos acep­ten arries­gar un po­co de po­pu­la­ri­dad y pen­san­do en su lu­gar acer­ca del bie­nes­tar de la gen­te, se aven­gan a al­gu­nas me­di­das de rea­lis­mo y sin­ce­ra­mien­to fis­cal. No un ET­SU­JA.

¿Do­le­rán? Pues, al­gu­nas un po­co. Pe­ro ni cer­ca de lo que do­le­ría aque­llo que te di­je.

Vea­mos:

1.- Apro­bar por ley una re­gla fis­cal es­tric­ta, (hay mo­de­los y pro­yec­tos).

2.- Com­pro­mi­so for­mal y es­cri­to de to­dos los par­ti­dos de que el pró­xi­mo Pre­su­pues­to quin­que­nal se­rá in­fe­rior en egre­sos que el ac­tual, me­di­dos am­bos co­mo por­cen­ta­jes del PBI. Por ejem­plo, en un 10%

3.- Vo­tar una ley que: a) im­pi­da al Le­gis­la­ti­vo au­men­tar el gas­to to­tal pro­pues­to por el Eje­cu­ti­vo en Pre­su­pues­to y Ren­di­cio­nes, pu­dien­do so­lo re­dis­tri­buir­lo en­tre ru­bros y, b) so­lo per­mi­ta al Eje­cu­ti­vo pe­dir au­men­to de gas­tos en la pri­mer Ren­di­ción. Las otras, gas­to CE­RO.

4.- Ley in­ter­pre­ta­ti­va de la dis­po­si­ción cons­ti­tu­cio­nal que obli­ga a que to­do gas­to ten­ga una fi­nan­cia­ción ge­nui­na, dis­po­nien­do que car­gar a Ren­tas Ge­ne­ra­les (ma­ni­do re­cur­so tru­cho que ter­mi­na en en­deu­da­mien­to o emi­sión), no lo es. (Hay pro­yec­to)

5.- Com­pro­mi­so for­mal de to­dos los par­ti­dos de no au­men­tar el en­deu­da­mien­to pú­bli­co bru­to, me­di­do en tér­mi­nos del PBI

6.- Ley prohi­bien­do el lle­na­do de va­can­tes en el Eje­cu­ti­vo, Le­gis­la­ti­vo e In­ten­den­cias por 5 años, con la úni­ca ex­cep­ción de car­gos que re­quie­ran tí­tu­lo ha­bi­li­tan­te y en ta­les ca­sos, con dic­ta­men fa­vo­ra­ble del Tri­bu­nal de Cuen­tas.

EN­FO­QUES

TO­MÁS TEIJEIRO

Se­gui­mos con eu­fe­mis­mos. Aho­ra es el can­di­da­to Ber­ga­ra que anun­ció “ajus­te no”. Se­rá “ade­cua­ción fis­cal”.

7.- Ley en­co­men­dan­do a los an­te­rio­res a re­du­cir anual­men­te y por 5 años un 5% de su plan­ti­lla, me­di­do co­mo por­cen­ta­je del ru­bro ce­ro.

8.- Le­yes pa­san­do los en­tes au­tó­no­mos co­mer­cia­les e in­dus­tria­les al de­re­cho pri­va­do, con au­di­to­rías pri­va­das y pú­bli­cas (hay pro­yec­tos).

9.- Con­ge­la­mien­to por 2 años de los salarios pú­bli­cos de to­das las de­pen­den­cias del Es­ta­do que su­peren, p. ej. los 4 salarios mí­ni­mos.

10.- Ajus­tar las ta­sas de rem­pla­zo de las ju­bi­la­cio­nes des­con­tan­do re­gre­si­va­men­te los re­ti­ros en­tre 60 y 70 años, po­nien­do los 70 co­mo ba­se 100 y pre­mian­do pro­gre­si­va­men­te los re­ti­ros pos­te­rio­res a esa edad.

11.- Vol­ver a la prác­ti­ca adop­ta­da en el gobierno del Par­ti­do Na­cio­nal de que los cré­di­tos no eje­cu­ta­dos al fi­nal de ca­da se­mes­tre, caen (no pa­san pa­ra el pró­xi­mo). Por lo mal que eje­cu­ta el Es­ta­do, es­to de­be sig­ni­fi­car un aho­rro con­si­de­ra­ble de gas­to pú­bli­co

12. Vol­ver a la nor­ma adop­ta­da… por la cual los jui­cios que pier­de el Es­ta­do no los pa­ga Ren­tas Ge­ne­ra­les sino la de­pen­den­cia per­di­do­sa. Van a ver co­mo se cui­dan más.

Con es­te me­nú creo que el país za­fa del ti­po de ajus­te que tí­pi­ca­men­te exi­gen los des­ba­ra­jus­tes de las cuen­tas pú­bli­cas, co­mo el que es­ta­mos vien­do y que siem­pre con­lle­van efec­tos ne­ga­ti­vos de me­diano pla­zo.

Ten­drá ade­más la ven­ta­ja de sor­tear la par­te del ca­pí­tu­lo elec­to­ral de las acu­sa­cio­nes cru­za­das, per­mi­tien­do abor­dar los te­mas de fon­do y lar­go alien­to, co­mo la in­se­gu­ri­dad, el desas­tre edu­ca­ti­vo, la pér­di­da de com­pe­ti­ti­vi­dad, la frac­tu­ra social y la de­ca­den­cia cul­tu­ral y mo­ral.

¡Va­mos! ¡Co­ra­je!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.