“Lo peor ya pa­só”, di­ce la bra­si­le­ña Ode­brecht

Apo­ya de­sig­na­ción de Mo­ro co­mo mi­nis­tro de Justicia

El Pais (Uruguay) - - INTERNACIONAL - MOI­SÉS ÁVI­LA, AFP / SAN PA­BLO

Sus con­fe­sio­nes han he­cho caer pre­si­den­tes y aún com­pli­can a políticos en Amé­ri­ca La­ti­na. La cons­truc­to­ra bra­si­le­ña Ode­brecht, que ad­mi­tió el pa­go de so­bor­nos a cam­bio de obras en el con­ti­nen­te, ase­gu­ra que ha en­de­re­za­do el rum­bo.

Ode­brecht fue acu­sa­da de pa­gar coi­mas por unos 788 mi­llo­nes de dó­la­res en 12 paí­ses. Dos años han pa­sa­do y en ese ca­mino re­for­mó su go­ber­nan­za, tie­ne un con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción, un co­mi­té de con­for­mi­dad que ga­ran­ti­za buenas prác­ti­cas y un di­rec­to­rio que, ase­gu­ran, ya no tie­ne el po­der ab­so­lu­to que os­ten­ta­ba ha­ce dos años su en­ton­ces di­rec­tor eje­cu­ti­vo Mar­ce­lo Ode­brecht, aho­ra en pri­sión do­mi­ci­lia­ria.

El ros­tro vi­si­ble de la em­pre­sa es Fá­bio Ja­nua­rio, de 47 años y des­de ha­ce dos pre­si­den­te de Ode­brecht En­gen­ha­ria e Cons­trução (OEC), el área más gol­pea­da con el ca­so La­va Ja­to. La fir­ma tie­ne aho­ra 18 obras en mar­cha, 11 de ellas fue­ra de Bra­sil. El eje­cu­ti­vo co­men­ta el es­ce­na­rio que le es­pe­ra a la com­pa­ñía.

—¿En qué si­tua­ción se en­cuen­tra Ode­brecht?

—Pe­se a que es­tos dos úl­ti­mos años han si­do di­fí­ci­les, con­se­gui­mos una agen­da de trans­pa­ren­cia

“Amé­ri­ca La­ti­na no va a to­le­rar más la fal­ta de in­te­gri­dad”, di­ce el CEO de Ode­brecht.

y de trans­for­ma­ción de nues­tro ne­go­cio, con nue­vos lí­de­res, go­ber­nan­za con con­se­je­ros in­de­pen­dien­tes. Es una nue­va em­pre­sa pre­pa­ra­da pa­ra un ci­clo de cre­ci­mien­to y pa­ra apo­yar en Amé­ri­ca La­ti­na la trans­for­ma­ción en cues­tio­nes de in­te­gri­dad.

—¿Por qué Amé­ri­ca La­ti­na ten­dría que vol­ver a creer en us­te­des?

—Ni el sec­tor pú­bli­co ni pri­va­do van a to­le­rar más a un ac­tor en la cons­truc­ción que no ten­ga una agen­da de trans­for­ma­ción im­ple­men­ta­da. Te­ner una agen­da de con­for­mi­dad nos da una ven­ta­ja fren­te a otras em­pre­sas que no han he­cho cam­bios. Da­mos to­tal se­gu­ri­dad a los clien­tes en re­la­ción a nues­tras prác­ti­cas. He­mos cum­pli­do to­do.

—¿La si­tua­ción ya to­có fon­do? —El pe­río­do más crí­ti­co ya pa­só. En Amé­ri­ca La­ti­na de­pen­de de la ma­du­rez ins­ti­tu­cio­nal de ca­da país pa­ra ce­rrar acuer­dos de le­ni­dad (co­la­bo­ra­ción con la justicia). Aún te­ne­mos desafíos y en los pró­xi­mos me­ses se ce­rra­rán acuer­dos im­por­tan­tes.

—¿Cuá­les es­tán pen­dien­tes? —Co­men­za­ron en di­ciem­bre de 2016 en Bra­sil, Es­ta­dos Uni­dos y Sui­za. Lue­go Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, Gua­te­ma­la, Pa­na­má y Ecua­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.