Ro­bots ha­cen pan, cui­dan de la sa­lud y atien­den a clien­tes

El nue­vo mun­do tec­no­ló­gi­co con re­co­no­ci­mien­to fa­cial que per­so­na­li­za las com­pras

El Pais (Uruguay) - - LA ÚLTIMA - AFP, EFE /

ILAS VE­GAS (EE.UU.) ma­gí­ne­se que en­tra a una tien­da don­de un ro­bot lo sa­lu­da por su nom­bre, le di­ce que su pe­di­do en lí­nea es­tá lis­to y le su­gie­re otros pro­duc­tos que tal vez le in­tere­sen. El re­co­no­ci­mien­to fa­cial lo ha­ce po­si­ble, a me­di­da que la tec­no­lo­gía ga­na fuer­za en un aba­ni­co ca­da vez ma­yor de pro­duc­tos de con­su­mo, au­to­mó­vi­les y ser­vi­cios mi­no­ris­tas y ho­te­le­ros, ade­más de su uso de lar­ga da­ta pe­ro con­tro­ver­ti­do en­tre los cuer­pos de se­gu­ri­dad.

Si bien el re­co­no­ci­mien­to fa­cial exis­te en los te­lé­fo­nos in­te­li­gen­tes, al­gu­nos usos más nue­vos in­clu­yen los sis­te­mas de vi­gi­lan­cia y ac­ce­so pa­ra ho­ga­res y ofi­ci­nas y las apli­ca­cio­nes de ven­ta mi­no­ris­ta.

El je­fe de es­tra­te­gia de Sof­tbank Ro­bo­tics, Ste­ve Car­lin, quien les mos­tró a los asis­ten­tes al CES —la ma­yor fe­ria de elec­tró­ni­ca de con­su­mo del mun­do— có­mo el ro­bot Pep­per de la com­pa­ñía po­día ofre­cer a los clien­tes mi­no­ris­tas una aten­ción per­so­na­li­za­da, di­jo que la tec­no­lo­gía tam­bién po­dría usar­se en ho­te­les, don­de un sis­te­ma au­to­ma­ti­za­do po­dría brin­dar una ex­pe­rien­cia per­so­na­li­za­da a un clien­te ha­bi­tual. “De­be­rían po­der de­cir: ‘Bien­ve­ni­do de nue­vo, no es ne­ce­sa­rio que ha­ga fi­la, ya lo he­mos re­gis­tra­do y le he­mos en­via­do la lla­ve a su te­lé­fono’”, di­jo Car­lin.

Abe Chen, de la star­tup de au­to­mó­vi­les By­ton, con se­de en Chi­na, di­jo que su vehícu­lo, que se lan­za­rá a fi­nes de es­te año, po­dría ha­cer re­co­men­da­cio­nes úti­les ba­sa­das en el re­co­no­ci­mien­to fa­cial. “Sa­be quién es­tá en el au­to­mó­vil, cuán­to tiem­po ha es­ta­do en la ca­rre­te­ra y qué le gus­ta co­mer, por lo que po­dría ha­cer una re­co­men­da­ción de res­tau­ran­te”, di­jo Chen.

Ri­chard Ca­rrie­re, de la fir­ma de tec­no­lo­gía Cy­ber­link, in­for­mó que el nue­vo re­co­no­ci­mien­to fa­cial de la fir­ma es “muy pre­ci­so” y se ofre­ce pa­ra apli­ca­cio­nes mi­no­ris­tas, del ho­gar y pa­ra el cum­pli­mien­to de la ley. Ex­pli­có que los due­ños de tien­das o ne­go­cios pue­den per­so­na­li­zar los anun­cios en car­te­les di­gi­ta­les usan­do es­ta tec­no­lo­gía, por lo que una ado­les­cen­te po­dría no ver el mis­mo men­sa­je que un an­ciano. “Si al­guien en­tra en una tien­da, se­gún el se­xo, la ex­pre­sión fa­cial o el gru­po de edad, po­de­mos per­so­na­li­zar lo que apa­re­ce en los car­te­les”.

Otras em­pre­sas nue­vas in­cor­po­ran el re­co­no­ci­mien­to fa­cial en los tim­bres de las ca­sas o en sus sis­te­mas de se­gu­ri­dad, per­mi­tien­do a los miem­bros de la fa­mi­lia y ami­gos in­gre­sar mien­tras aler­tan a los pro­pie­ta­rios so­bre per­so­nas que po­drían ser sos­pe­cho­sas.

“Es­te es un ele­men­to más de au­to­no­mía en su ho­gar in­te­li­gen­te”, di­jo Bill Hens­ley, de la fir­ma de se­gu­ri­dad Nor­tek, quien mos­tró có­mo su nue­vo sis­te­ma Elan pue­de per­mi­tir que las per­so­nas in­gre­sen y que lue­go el en­torno do­més­ti­co se adap­te a ellas.

BAGUETTE. Pe­ro, CES ofre­ció otras no­ve­da­des. Por ejem­plo, sur­gió es­te in­te­rro­gan­te: ¿Al­gu­na vez los ro­bots re­em­pla­za­rán a los pa­na­de­ros? El Bread­bot, tan gran­de co­mo un au­to­mo­vil, es com­ple­ta­men­te au­tó­no­mo, ya que mez­cla los in­gre­dien­tes, ama­sa y co­ci­na has­ta 235 pa­nes —una do­ce­na de pa­nes por ho­ra— in­clu­yen­do la fa­mo­sa baguette fran­ce­sa, se­gún su fa­bri­can­te, Wil­kin­son Ba­king Com­pany. Es­tá di­ri­gi­do a su­per­mer­ca­dos in­tere­sa­dos en ofre­cer pan fres­co he­cho en el lu­gar, se­gún el je­fe de esa em­pre­sa es­ta­dou­ni­den­se, Ran­dall Wil­kin­son. “Los con­su­mi­do­res quie­ren el pan más fres­co po­si­ble”.

CUI­DAN. La tec­no­lo­gía vin­cu­la­da con la sa­lud se eri­gió co­mo una de las ten­den­cias prin­ci­pa­les de la fe­ria. Pro­duc­tos que per­mi­ten el se­gui­mien­to re­mo­to de un tra­ta­mien­to, wea­ra­bles o tec­no­lo­gía po­ni­ble que los usua­rios in­te­gran a su ves­ti­men­ta, ro­bots que ac­túan co­mo un cui­da­dor y apli­ca­cio­nes que ase­so­ran en el diag­nós­ti­co de en­fer­me­da­des cen­tra­ron la aten­ción.

Una de las no­ve­da­des fue el Bot Ca­re de Sam­sung, un pe­que­ño ro­bot pa­ra el ho­gar con una pan­ta­lla con ojos y que se des­pla­za im­pul­sa­do por rue­das, cu­ya mi­sión es ase­gu­rar que to­dos en el ho­gar se en­cuen­tren bien, se­gún ex­pli­có el je­fe de in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, Gary Lee. El usua­rio pue­de lla­mar al ro­bot y pe­dir­le que le to­me sus cons­tan­tes vi­ta­les y el rit­mo car­día­co, al­go pa­ra lo que so­lo es ne­ce­sa­rio po­ner un de­do so­bre un sen­sor in­te­gra­do en Bot Ca­re. Asi­mis­mo, pue­de mo­ni­to­rear ci­clos de sue­ño, re­cor­dar al usua­rio las ho­ras y can­ti­da­des que le to­can de me­di­ca­ción, dar con­se­jos so­bre ejer­ci­cio fí­si­co, lla­mar a los ser­vi­cios de emer­gen­cia en ca­so de ne­ce­si­dad y ofre­cer te­ra­pia mu­si­cal pa­ra re­du­cir los ni­ve­les de es­trés.

Spi­re, una em­pre­sa pe­que­ña de San Fran­cis­co, creó sen­so­res que se ad­hie­ren a la ro­pa in­te­rior. Lau­ren Wei­sens­tein, je­fa mé­di­ca de pro­duc­tos, des­ta­có que los sen­so­res, de for­ma rec­tan­gu­lar y de unos cua­tro cen­tí­me­tros de an­cho por dos cen­tí­me­tros de al­to, mi­den va­ria­bles co­mo la res­pi­ra­ción, el rit­mo car­día­co, los ni­ve­les de ac­ti­vi­dad, el es­trés y an­sie­dad, y la can­ti­dad y ca­li­dad del sue­ño, in­for­ma­ción que se mues­tra en una apli­ca­ción.

NUE­VO MUN­DO. Un ro­bot re­ci­be y ofre­ce ape­ri­ti­vos a los vi­si­tan­tes en la fe­ria CES, don­de se pre­sen­tó el nue­vo mo­de­lo eléc­tri­co de la mo­to Har­ley Da­vid­son.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.