Mar­tí­nez se apo­ya en Mu­ji­ca y As­to­ri; pa­ra La­ca­lle “es el peor con­ti­nuis­mo”

El can­di­da­to fren­tis­ta da un gi­ro brus­co en la cam­pa­ña y los pre­sen­ta co­mo fu­tu­ros mi­nis­tros

El Pais (Uruguay) - - PORTADA - SEBASTIÁN CABRERA

▃▃ En un gi­ro en su es­tra­te­gia, el can­di­da­to fren­team­plis­ta Da­niel Mar­tí­nez anun­ció ayer que Jo­sé Mu­ji­ca se­rá mi­nis­tro de Ga­na­de­ría y Da­ni­lo As­to­ri can­ci­ller si la coa­li­ción de iz­quier­da ven­ce en el ba­lo­ta­je del do­min­go 24 de no­viem­bre. Así, Mar­tí­nez anun­ció ya a me­dio ga­bi­ne­te: seis de 13 de sus even­tua­les mi­nis­tros.

“Po­ne­mos to­da la car­ne en el asa­dor”, co­men­tó ayer a El País uno de los ase­so­res de Mar­tí­nez. “Que­re­mos mos­trar equi­po, que es­ta­mos to­dos jun­tos”, ex­pli­có. Pe­ro en la con­fe­ren­cia, Mu­ji­ca de­jó cla­ras cier­tas li­mi­ta­cio­nes que ten­dría en es­ta eta­pa que pue­de ini­ciar­se en mar­zo. “Por ra­zo­nes de edad, es­que­le­to y tri­pas, es una chan­ga que me que­da gran­de, pe­ro no pue­do ni de­bo de­cir­le no a mis que­ri­dos com­pa­ñe­ros”, afir­mó. Más tar­de di­jo a Sub­ra­ya­do que no es­tá “en edad ni en ener­gía de du­rar de­ma­sia­do” en el Mi­nis­te­rio de Ga­na­de­ría.

En tan­to, el can­di­da­to del Par­ti­do Na­cio­nal, Luis La­ca­lle Pou, opi­nó ayer en el mar­co de una gi­ra por el in­te­rior del país que es­tas dos de­sig­na­cio­nes “cla­ra­men­te” mar­can que la op­ción es en­tre “la al­ter­nan­cia o el con­ti­nuis­mo”. Y afir­mó: “Den­tro del con­ti­nuis­mo, el peor”.

Jo­sé Mu­ji­ca es­bo­zó una son­ri­sa pí­ca­ra, de esas que son ca­si su mar­ca re­gis­tra­da, y di­jo bien fuer­te, co­mo pa­ra que no pa­se des­aper­ci­bi­do: “¡Ju­ven­tud, di­vino te­so­ro!”. Una ob­via iro­nía del ex­pre­si­den­te, quien po­sa­ba pa­ra las cá­ma­ras jun­to al mi­nis­tro de Eco­no­mía Da­ni­lo As­to­ri, al can­di­da­to fren­team­plis­ta Da­niel Mar­tí­nez y a la as­pi­ran­te a vi­ce Gra­cie­la Vi­llar, en el cie­rre de una con­fe­ren­cia de prensa con­vo­ca­da de apu­ro ayer de ma­ña­na en el ho­tel Pa­lla­dium, en el Bu­ceo. Allí Mar­tí­nez anun­ció lo que es­te jue­ves ha­bía ade­lan­ta­do el se­ma­na­rio Bús­que­da: que Mu­ji­ca (84 años) se­rá el mi­nis­tro de Ga­na­de­ría y As­to­ri (79 años) el can­ci­ller si el Fren­te Am­plio ven­ce en el ba­lo­ta­je del do­min­go 24 de no­viem­bre.

Era una mo­vi­da fuer­te del co­man­do fren­team­plis­ta, que —apu­ra­do por una elec­ción que pa­re­ce cues­ta arri­ba tras la úl­ti­ma en­cues­ta de Equi­pos, que le da 47% de in­ten­ción de vo­to a Luis La­ca­lle Pou y 42% a Mar­tí­nez—, un día an­tes ha­bía anun­cia­do tres mi­nis­tros: Ma­rio Ber­ga­ra en Eco­no­mía, Cris­ti­na Lus­tem­berg en el Mi­des y Lu­cía Et­che­verry en Vi­vien­da. Si se su­ma a Gus­ta­vo Leal co­mo mi­nis­tro del In­te­rior, Mar­tí­nez ya anun­ció a ca­si me­dio ga­bi­ne­te: seis de 13. Al­go iné­di­to en las cam­pa­ñas elec­to­ra­les.

La es­tra­te­gia fren­team­plis­ta adop­tó así un gi­ro brus­co en los úl­ti­mos días. Apun­ta a dar cer­te­zas y ape­la a dos pe­sos pe­sa­dos, lo que im­pli­ca una pau­sa en el ca­mino de la re­no­va­ción que ha­bía ini­cia­do Mar­tí­nez. El exin­ten­den­te ya no es el cen­tro de la cam­pa­ña: aho­ra apa­re­ce ro­dea­do por re­fe­ren­tes fren­team­plis­tas e in­sis­te en que los lí­de­res de la lla­ma­da “coa­li­ción mul­ti­co­lor” no lo­gran sa­car­se una fo­to to­dos jun­tos.

“Po­ne­mos to­da la car­ne en el asa­dor”, co­men­tó son­rien­te a El País un ase­sor de Mar­tí­nez que lle­ga­ba al ho­tel so­bre las 11 de la ma­ña­na. “Que­re­mos mos­trar equi­po, que es­ta­mos to­dos jun­tos”, ex­pli­có. Un ra­to des­pués el can­di­da­to afir­mó que Mu­ji­ca y As­to­ri apor­tan ba­lan­ce y ex­pe­rien­cia, “el so­por­te po­lí­ti­co”, pa­ra su even­tual ga­bi­ne­te.

CO­MO LA MURGA. “Ten­go un chi­chón en la pier­na”, di­jo Mu­ji­ca y se sen­tó pa­ra aten­der a la prensa. Ha­ce unos días su­frió un ac­ci­den­te do­més­ti­co que aún lo tie­ne a mal traer: le de­jó con­se­cuen­cias en una de las pier­nas.

La elec­ción del ex­pre­si­den­te y ex­mi­nis­tro de Ga­na­de­ría pa­re­ce es­tar des­ti­na­da a cap­tar ese vo­to de­sen­can­ta­do con el Fren­te Am­plio, so­bre to­do en el in­te­rior. Allí na­ció y cre­ció el mo­vi­mien­to de pro­duc­to­res ru­ra­les nu­clea­do en Un so­lo Uru­guay. Ade­más, el in­te­rior, y so­bre to­do el nor­te del país, es el feu­do de Ca­bil­do Abier­to, el par­ti­do de Gui­do Ma­ni­ni Ríos que ha cap­ta­do vo­tan­tes mu­ji­quis­tas. Lo de Mu­ji­ca es un men­sa­je ha­cia ellos, coin­ci­den los ana­lis­tas (ver apar­te).

Ni bien to­mó el mi­cró­fono, Mu­ji­ca de­jó cla­ras cier­tas li­mi­ta­cio­nes que ten­dría en es­ta eta­pa. “Por ra­zo­nes de edad, es­que­le­to y tri­pas, es una chan­ga que me que­da gran­de, pe­ro no pue­do ni de­bo de­cir­le no a mis que­ri­dos com­pa­ñe­ros”, afir­mó.

El ex­pre­si­den­te ad­mi­tió que se en­te­ró del ofre­ci­mien­to el día an­te­rior, aun­que las con­ver­sa­cio­nes ve­nían des­de an­tes. “Ha­ce tiem­po le di­je a nues­tro can­di­da­to que yo es­ta­ba a la or­den y que mien­tras me die­ran las fuer­zas lo iba a acom­pa­ñar. Pe­ro de­jé cla­ras mis li­mi­ta­cio­nes”, afir­mó Mu­ji­ca, quien pro­mue­ve al dipu­tado y ex­pre­si­den­te del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Car­nes (INAC) Al­fre­do Frat­ti co­mo su even­tual sub­se­cre­ta­rio. “Me gus­ta Frat­ti, no sé si me da­rán pe­lo­ta”, di­jo a las ri­sas.

En su es­que­ma men­tal, Frat­ti ha­ría el ma­yor es­fuer­zo por­que “hay que an­dar cha­cra con cha­cra”. Mu­ji­ca cree que es po­si­ble que el Fren­te ha­ya des­cui­da­do el in­te­rior, pe­ro di­jo que el país “nun­ca avan­zó tan­to en la des­cen­tra­li­za­ción” co­mo con la iz­quier­da.

La con­fe­ren­cia si­guió y las res­pues­tas de Mu­ji­ca pa­re­cie­ron con­fir­mar cier­to des­gano con es­ta eta­pa que se ini­cia.

—Es co­mo la murga: ¿lo obli­gan a sa­lir?

—Y bueno, qué va a ha­cer —res­pon­dió.

—Mu­ji­ca, ¿va a re­co­rrer el in­te­rior del país pa­ra in­ten­tar cap­tar ese vo­to?

—No, no. Voy a ir a al­gu­nos lu­ga­res, na­da más. No me da mu­cho la naf­ta pa­ra an­dar tro­tan­do.

—¿Y có­mo va a ha­cer co­mo mi­nis­tro?

—Co­mo mi­nis­tro, lo mis­mo. —¿Es una ju­ga­da me­ra­men­te elec­to­ral su de­sig­na­ción?

—Ge­nio y fi­gu­ra has­ta la se­pul­tu­ra. Ca­da cual tie­ne su tem­pe­ra­men­to. Si me me­to en una co­sa, le doy, le doy, le doy. No quie­re de­cir que no me equi­vo­que. Quie­re de­cir que pon­go to­da la ener­gía que pue­do te­ner. An­do con una pa­ta me­dio que­bra­da por eso mis­mo. Me pa­re­ció que te­nía 20 o 30 años y no te­nía 20 o 30 años y no me dio la naf­ta. Se me vino un fie­rro en­ci­ma. Es de tem­pe­ra­men­to. No lo voy a po­der cam­biar, ya es­toy pro­gra­ma­do así. Yo sé que voy a te­ner que echar el res­to si me to­ca y ten­drá que ha­ber al­gún re­pues­to en la vuel­ta.

—¿Va a pe­dir en­tre­vis­tas con las gre­mia­les?

—Pe­ro có­mo voy a pe­dir en­tre­vis­tas si me en­te­ré ayer que voy a ser mi­nis­tro.

Más tar­de Mu­ji­ca re­ci­bió a

Sub­ra­ya­do en su cha­cra y con­tó que no es­tá “en edad ni en ener­gía de du­rar de­ma­sia­do” en el Mi­nis­te­rio de Ga­na­de­ría. De he­cho, en el Fren­te es­ti­man que el ex­pre­si­den­te ocu­pa­ría el car­go no mu­cho más que un año. Mu­ji­ca tam­bién di­jo que a As­to­ri se le vi­nie­ron los años en­ci­ma. “Pe­ro de­be ha­ber por ahí al­gu­nos más gu­ri­so­tes que lo ayu­den”, opi­nó a las ri­sas.

“Es una chan­ga que me que­da gran­de, pe­ro no pue­do de­cir que no”, di­jo Mu­ji­ca.

“Po­ne­mos to­da la car­ne en el asa­dor”, co­men­tó un ase­sor del can­di­da­to del FA.

El mi­nis­tro de Eco­no­mía, quien tiem­po atrás afir­mó que Ve­ne­zue­la es una dic­ta­du­ra, di­jo ayer que le apa­sio­na la in­ser­ción in­ter­na­cio­nal y que no po­día es­ca­par­le “a la res­pon­sa­bi­li­dad” que le pu­sie­ron. A As­to­ri le in­tere­sa la Can­ci­lle­ría. “Al ser­vi­cio de ella he tra­ba­ja­do per­ma­nen­te­men­te, aún des­de el Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía”, in­di­có. Más tem­prano, en una en­tre­vis­ta en ra­dio Car­ve, el je­fe de cam­pa­ña Ya­man­dú Or­si in­di­có que no sa­be “si su­ma o res­ta” el nom­bra­mien­to de As­to­ri co­mo can­ci­ller.

En el Pa­lla­dium, le pre­gun­ta­ron a Mar­tí­nez si pien­sa se­guir nom­bran­do mi­nis­tros, uno por día. “No me da, no me da”, res­pon­dió el can­di­da­to a las ri­sas mien­tras sa­lía de la sa­la de con­fe­ren­cias. “Lo que sí, van a ser jó­ve­nes”, pro­me­tió.

Da­niel Mar­tí­nez y Da­ni­lo As­to­ri.

PRE­SEN­TA­CIÓN. Mu­ji­ca y As­to­ri fue­ron los pro­ta­go­nis­tas cen­tra­les de la con­fe­ren­cia de prensa que reali­zó ayer el Fren­te Am­plio.

TO­DOS JUN­TOS. Mu­ji­ca, Vi­llar y los mi­nis­tros ya nom­bra­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.