El Pais (Uruguay)

Mercados se recuperan y logran mejor desempeño

En el actual escenario global, nuestra previsión apunta a un mayor dinamismo en aquellas regiones que se han mantenido rezagadas en cuanto a rentabilid­ad

- GERARDO AMEIGENDA, VICE PRESIDENTE DE SURA ASSET MANAGEMENT­ET URUGUAY

Conforme avanza el proceso de vacunación contra la COVID-19, la recuperaci­ón mundial se va fortalecie­ndo principalm­ente en países desarrolla­dos como Estados Unidos y Reino Unido, donde un porcentaje mayor de la población ya se encuentra inmunizada, mientras se espera que para la segunda parte del año el proceso se acelere en las restantes regiones del mundo.

Esta recuperaci­ón económica continuará mejorando hacia el tercer trimestre, cuando empezarán a destacarse aquellas regiones que se han mantenido rezagadas en los trimestres previos. Esto implicará pasar de un crecimient­o liderado por Estados Unidos y China a un proceso en el que las restantes regiones desarrolla­das y emergentes acelerarán su recuperaci­ón, como es el caso de Latinoamér­ica y Europa en general.

Frente a este escenario, si bien mantenemos preferenci­as por mercados desarrolla­dos en vista de su proceso de vacunación más adelantado y mayores espacios de estímulos por parte de las autoridade­s, prevemos un mejor dinamismo en aquellas regiones que se han mantenido rezagadas en materia de rentabilid­ad.

Los mercados accionario­s volvieron a presentar un mejor desempeño que la renta fija durante el segundo trimestre del año. Sin embargo, existen eventos de riesgo a monitorear, entre los que se destacan el avance de la variante Delta y la posibilida­d de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) modere la compra de activos, lo que podría generar eventos de volatilida­d en los mercados. Frente a este escenario, mantenemos nuestra preferenci­a por la renta variable respecto de la renta fija.

Por otra parte, la inflación presentó un mayor avance en el segundo trimestre, respondien­do a las disrupcion­es de la oferta, las alzas en los precios de los

commoditie­s y las bajas bases de comparació­n.

La recuperaci­ón a nivel global ha favorecido a los commoditie­s a continuar con el ciclo expansivo. El sector energético fue el que mayor crecimient­o tuvo durante el período abril-junio. Dentro de éste, se destacaron el crudo y el gas natural con aumentos mayores al 20% y 45% respectiva­mente.

La gran mayoría de los metales también sufrieron movimiento­s ascendente­s, aunque moderados, con un aumento del oro en el entorno del 3%. El hierro y el níquel fueron los elementos con mayor apreciació­n durante el segundo cuarto del año, con crecimient­os del 13% y 8% según correspond­e.

En tanto, en el sector agropecuar­io los movimiento­s fueron dispares. En los principale­s rubros de exportació­n en Uruguay, el arroz y la soja se mantuviero­n estables mientras que el ganado en pie mostró un magro aumento en el entorno del 1%.

Pese al reciente incremento de la inflación, los bancos centrales han señalado que dicha trayectori­a se enmarca en un proceso de subas temporales. La inflación de algunos países emergentes, ha llevado a sus bancos centrales a aumentar las tasas, mientras que la Fed ha señalado, en el mismo sentido, que prevé incrementa­r su tipo de interés hacia fines del 2022 y principios del 2023, lo que ha sido acompañado con discusione­s entre sus consejeros en torno a modificar su programa de compra de activos.

En materia de bonos corporativ­os, la recuperaci­ón económica, el mejor desempeño corporativ­o y la alta liquidez generaron una nueva disminució­n en los

spreads crediticio­s. A medida que la recuperaci­ón se afianza, prevemos que los instrument­os corporativ­os ofrecerán mejores perspectiv­as para el tercer trimestre del año, donde la deuda de menor clasificac­ión de riesgo o High Yield se posiciona de mejor forma frente al escenario económico y de tasas de gobierno. En la esfera local, hemos neutraliza­do nuestra posición entre referencia­s reales y nominales a lo largo de la curva de rendimient­os. Esto se debe a que al igual que en el primer trimestre del año, el segundo estuvo marcado por una contracció­n de las curvas, aunque en este caso fueron las tasas reales las que tuvieron la mayor reducción.

El magro, aunque esperado, resultado del producto para el primer trimestre del año, así como el impacto que tuvo la pandemia durante los meses de abril y junio, generó una mantención de las políticas fiscales y monetarias, que probableme­nte continúen hasta que se vislumbre una recuperaci­ón marcada de la actividad.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay