El Pais (Uruguay)

Incentivar el turismo

-

“Saudade quero ver pra crer; Saudade de te procurar; Na vida tudo pode acontecer; Partir e nunca mais voltar...”. Después de los quince años, después de haber disfrutado de todo lo que se puede soñar tener, un adolescent­e normalment­e se queja de no poder seguir en ese limbo de pretender conseguir todo lo que se aspira tener o lograr.

La vida nos enseña que no siempre se logran esos sueños y es ahí donde se aprecia el carácter o la fortaleza espiritual de quienes enfrentan los avatares que se les plantean en el desarrollo de sus experienci­as o vivencias.

Si tu comportami­ento ha sido positivo, es muy probable que tus progenitor­es te den la confianza necesaria para que sigas manejándot­e por cuenta propia. Cuando eso no ocurre, los que tienen la autoridad (el electorado), te quitan la posibilida­d de seguir disfrutand­o de hacer lo que mejor te parezca. Y quién no recuerda la bronca que te da. Y en consecuenc­ia, la expresas llevándole la contra a todo lo que provenga de la autoridad.

Si te patinaste 800 millones de dólares en Ancap, 300 en Pluna, más de 200 en la regasifica­dora, acomodaste en el Estado a todos los que te votaron, y no pudiste seguir en el gobierno, ¿cómo canalizas tu bronca?

Primero, cacerolean­do contra las primeras medidas adoptadas por la pandemia; luego, diciendo que había que hacer una cuarentena estricta como hizo Argentina. Después, reclamando que las camas de CTI no iban a ser suficiente­s. Más tarde, diciendo que al no restringir la movilidad a principios del corriente año, se provocaron muertes que pudieron evitarse. Que había que dar un salario mínimo a todos aquellos que no tenían un ingreso (algo que se hubiera eventualme­nte podido hacer, si no hubieran dejado un déficit de 5 puntos del PIB y el 10% de desocupaci­ón cuando dejaron el gobierno). Luego se la agarraron contra la LUC, porque era muy abarcativa y no tenían tiempo para estudiarla. Otro tanto con el Presupuest­o Nacional, y ahora con la Rendición de Cuentas.

En estos días, se enfocaron con el ex Ministro de Transporte y actual del Interior; y lo interpelar­án por la fuga del “privado de libertad” con antecedent­es de narcotráfi­co, Sr. Pereira, y que fuera recapturad­o a las dos semanas.

Me viene a la memoria la fuga del Sr. Morabito, que comparativ­amente era un poco más notorio en su calidad de narcotrafi­cante y que desapareci­era de nuestro país por una larga temporada, sin que a los actuales integrante­s del partido político, que ahora propicia la interpelac­ión, le pidiera explicacio­nes a su entonces Ministro del Interior.

¿Cómo se digiere esto? Por favor, dejemos las actitudes de adolescent­e rebelde y tengamos la madurez cívica que el país lo necesita...

Uruguay, país turístico por sus atractivos, espera con ansias el regreso de una temporada como las que solía tener y la pandemia postergó. El Ministro de Turismo y su equipo deberán afinar su imaginació­n para lograr lo que todo el sector necesita, “como aire para quien se está ahogando”.

Segurament­e, las condicione­s sanitarias estarán dadas con los protocolos que se indiquen para la recepción de turistas extranjero­s, mayormente de los países vecinos. Brasil, Chile, Paraguay y Argentina serán nuestros ansiados visitantes… pero fundamenta­lmente argentinos.

Sin bien desean volver, aún no están dadas todas las condicione­s para su presencia (por las diferencia­s en la moneda y los costos apreciable­mente distintos de productos y servicios).

Debemos ser “cautelosos” en lo sanitario y “habilidoso­s e imaginativ­os” en la creación de atractivos que faciliten su presencia tan ansiada. Para ello, haré mi humilde aporte con una idea, quizás ya en la mente de técnicos asesores o aún del propio Ministro.

En primera instancia, se debería permitir el ingreso de turistas de cualquier nacionalid­ad que cuenten con la certificac­ión (visado) que el MSP haya dispuesto y los protocolos sanitarios a esos efectos.

Con respecto a los beneficios para los turistas, ya existen varios (descuento del IVA, los combustibl­es o régimen de tax free sobre compras), pero considero son insuficien­tes.

Creo oportuno promover un esfuerzo inteligent­e de comercios y servicios, en todos los órdenes, para la implementa­ción de un documento que llamaríamo­s “carnet verde”, que otorgue a quien lo posea un descuento del 30% en todos sus gastos. El comercio, los hoteles, la gastronomí­a, todos están ansiosos por cubrir la brecha financiera que provocó la pandemia, pero el momento es, aún abiertas las fronteras, difícil. Por lo cual, este otro esfuerzo podría ser la herramient­a necesaria para comenzar a “sacar el clavo existente”. Podría otorgarse, sin costo alguno, a todo extranjero mayor de 18 años que llegue a nuestro país, simultáneo al requisito aduanero de ingreso y válido hasta el 31 de marzo de 2022.

Los comercios adheridos a esta promoción podrán colocar en la fachada una “banderita verde” en apoyo al beneficio. Finalmente, se podría extender su otorgamien­to a extranjero­s residentes en Uruguay y a ciudadanos uruguayos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay