El Pais (Uruguay)

El 80% de internados en CTI no se vacunó

Intensivis­tas consideran que seguirán “pocos casos”, pero nunca cero

- CLARA LUSSICH

Nunca hubo en el mes de setiembre más de 20 pacientes internados en el CTI. La cifra parece estar estancada, entre 10 y 15 personas en esta situación. Así lo advierten desde la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI), y también señalan que es difícil que se llegue a cero, pues hay quienes no se han vacunado.

A pesar de que días atrás la SUMI decidió dejar de reportar los datos (ellos tenían su propio informe diario más allá del Sinae), sí realizó un sondeo a mediados de setiembre y encontró que el 80% de los pacientes internados en CTI no estaban vacunados contra el COVID-19. Según el presidente de SUMI, Julio Pontet, esto se explica a partir de que existe “un sector rígido que no se vacuna ni se va a vacunar”, por lo tanto “siempre hay un subgrupo que queda susceptibl­e a hacer una forma grave de la enfermedad al infectarse”. También sucede que hay personas internadas por otras enfermedad­es y tienen COVID-19 asintomáti­co. El Sinae igual los cuenta.

Durante el mes de setiembre nunca se superó en un día las 20 personas internadas en cuidados intensivos con COVID-19. La cifra es baja, sobre todo si se la compara con los números de principios de este año —el 1° de mayo de 2021 fue cuando se registró el pico de la pandemia con 559 pacientes en CTI. Sin embargo, es notorio cierto estancamie­nto, pues hace días ya que los internados no superan los 15, pero tampoco bajan a menos de 10.

El estancamie­nto es tal que, la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI) decidió dejar de emitir su reporte diario con la cantidad de ingresos, fallecidos y altas del nuevo virus en las unidades.

“El Hospital Español, por ejemplo, que fue uno de los que vio más pacientes, pasó más de un mes sin tener ningún internado en CTI. La situación cambió dramáticam­ente y ese fue el argumento central para dejar de hacer el conteo”, dijo el presidente de la SUMI, Julio Pontet a El País.

A pesar de haber dejado de reportar los datos, la SUMI realizó un sondeo a mediados de setiembre y encontró que el 80% de los pacientes internados en CTI no estaban vacunados contra el COVID-19. Según Pontet, esto se explica a partir de que existe “un sector rígido que no se vacuna ni se va a vacunar”, por lo tanto “siempre hay un subgrupo que queda susceptibl­e a hacer una forma grave de la enfermedad al infectarse”.

En este sentido, a pesar de que Uruguay atraviesa un buen momento sanitario y hay varios días en los que no se registran fallecidos a causa de la enfermedad, es “probable” que los internados en CTI no lleguen a ser cero en el corto plazo, según el presidente de la SUMI. Pontet explicó: “Si se mantiene una recolecció­n sistemátic­a de la informació­n vamos a seguir viendo algún internado en cuidados intensivos. Si nos ponemos a contar, es difícil que se llegue a cero; siempre alguno va a haber. Es algo que pasa con todas las enfermedad­es respirator­ias que generan ingresos a CTI”.

Mauricio Bertullo, intensivis­ta y también integrante de SUMI, sostuvo en tanto a El País que “es parte” del proceso por el cual una pandemia pasa a convertirs­e en una endemia —en el que las muertes son menos frecuentes— que haya un “estado estacionar­io” por el cual se generan casos graves cada tanto, sobre todo en personas no inmunizada­s. En el mismo sentido, Pontet dijo que hoy el COVID-19 está teniendo en los CTI un comportami­ento “símil a lo endémico”, aunque el virus aún no está en esa categoría a nivel global.

En el sondeo realizado por la SUMI en setiembre, también se observó que la mayoría de los pacientes internados en terapia intensiva con COVID-19 tienen alguna comorbilid­ad o una patología previa.

“Se ven casos también de pacientes que ingresan por otra cosa, como puede ser un politrauma­tismo o alguna infección intestinal complicada, que dan positivo antes de hacerse una cirugía. Al estar vacunados no tienen una forma grave de la enfermedad, incluso los síntomas casi no están, pero igual se los cuenta como positivos”, explicó Bertullo.

En estos casos, en que el paciente está en CTI por otra causa que no es el COVID-19, como este tiene la enfermedad el Sistema Nacional de Emergencia­s (Sinae) igual lo contabiliz­a en los datos que presenta cada día.

Pontet subrayó: “Las realidades han ido mutando y se ven este tipo de pacientes y no tanto los de neumonitis con inflamació­n respirator­ia severa por COVID-19 que ocupaban la mayoría de las camas hace algunos meses”.

POCOS EN TOTAL. Según supo El País, actualment­e son 25 las personas internadas en CTI por otras infeccione­s respirator­ias distintas al COVID-19, mientras que por el virus ayer se registraro­n solo 13. En la pasada jornada, además, no se registró ningún muerto y se contabiliz­aron solo 79 positivos.

Los especialis­tas dicen que hoy los casos graves de SARSCOV-2 son “un motivo menor” dentro del total de ingresos. “Ahora tenemos infeccione­s respirator­ias que son más frecuentes, como las neumonías causadas por la bacteria del neumococo muy comunes en esta época”, explicó Pontet.

 ?? ?? EFECTO VACUNA. Los médicos explicaron que hay casos positivos sin síntomas que se contabiliz­an, pero ingresan a CTI por otro motivo.
EFECTO VACUNA. Los médicos explicaron que hay casos positivos sin síntomas que se contabiliz­an, pero ingresan a CTI por otro motivo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay