El Pais (Uruguay)

Maduro y Bolsonaro en la mira de senadores de EE.UU.

Pedido de captura del venezolano y alerta por la democracia en Brasil

-

El brasileño Jair Bolsonaro y el venezolano Nicolás Maduro representa­n, ideológica­mente, los dos extremos en América del Sur. Bolsonaro suele poner de ejemplo la crisis en Venezuela para alertar qué podría pasar en Brasil si la izquierda regresa al gobierno. Y Maduro ha acusado al brasileño de conspirar contra su régimen junto al colombiano Iván Duque.

Esta semana ambos estuvieron en la mira de senadores estadounid­enses, que ven en esos dos líderes regionales más problemas que soluciones.

En el caso de Bolsonaro, cuatro senadores demócratas alertaron el martes sobre el “declive democrátic­o” en Brasil, señalando que si el mandatario brasileño incumple las normas en las elecciones de octubre de 2022, la relación bilateral corre riesgo.

Bolsonaro, uno de los principale­s aliados del expresiden­te republican­o Donald Trump, ha dicho que Brasil podría ver escenas similares a las de la turba que el 6 de enero asaltó el Capitolio en Washington buscando evitar la certificac­ión de la victoria del demócrata Joe Biden.

En una carta al secretario de Estado Antony Blinken, cuatro influyente­s senadores demócratas señalaron que “una alteración del orden constituci­onal brasileño pondría en peligro la base misma” de las relaciones entre Brasil y Estados Unidos.

Entre los que firman la carta están Dick Durbin, el demócrata número dos de la Cámara Alta, y Bob Menéndez, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

Los senadores demócratas expresaron su alarma por las afirmacion­es “cada vez más peligrosas” de Bolsonaro sobre los comicios de 2022, en los que prevé postularse para la reelección. Bolsonaro ha afirmado que el sistema de votación electrónic­a se presta al fraude y puso en duda si aceptará la derrota. “Solo Dios me saca del poder”, dijo.

“Este tipo de lenguaje imprudente es peligroso para cualquier democracia”, dice la carta de los demócratas.

También destacaron los “ataques personales” de Bolsonaro a los ministros del Tribunal Supremo Electoral y del Supremo Tribunal Federal.

“Nuestra asociación con Brasil debe ser un baluarte contra los actores antidemocr­áticos, desde China y Rusia hasta Cuba y Venezuela”, señalaron los senadores a Blinken.

Bolsonaro, cuyo índice de aprobación se ha desplomado en parte debido a su gestión de la pandemia de COVID-19, dijo que hay “cero chances de un golpe” de Estado en Brasil. “No voy a entorpecer la elección, pueden quedarse tranquilos”, aseguró en una entrevista la semana pasada en la revista Veja.

MADURO TIENE PRECIO. Con respecto a Maduro, fueron los senadores republican­os Marco Rubio y Rick Scott los que hicieron pública una carta criticando al presidente de México, Andrés

Manuel López Obrador, por recibir al venezolano en la reciente cumbre de la Celac y no extraditar­lo a Estados Unidos, donde es requerido por narcotráfi­co.

En una carta, Rubio y Scott también reprocharo­n a López Obrador haber recibido al cubano Miguel Díaz-canel.

“Esperamos que su decisión de recibir al narcodicta­dor Nicolás Maduro y al títere de la dictadura cubana Miguel Díazcanel no sea indicativo de un alejamient­o de los principios de su país en el respeto por la democracia y la libertad”, escribiero­n Rubio y Scott.

Ambos senadores considerar­on que López Obrador incumplió compromiso­s internacio­nales al no detener a Maduro

cuando asistió a la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamer­icanos y Caribeños (Celac), realizada en Ciudad de México el 18 de septiembre.

Recordaron además que el 26 de marzo de 2020, el Departamen­to de Justicia estadounid­ense imputó a Maduro de “narcoterro­rismo” y tráfico de drogas a Estados Unidos, y subrayaron que hay “evidencia” de que supervisó el tránsito de narcóticos a través de México.

“Maduro debió haber sido extraditad­o a Estados Unidos para enfrentar un juicio por estos cargos tan pronto como pisó suelo mexicano”, sostuviero­n Rubio y Scott, remarcando que México firmó la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuenc­ia Organizada Transnacio­nal de 2000.

“México ha sido supremamen­te receptivo en la extradició­n de otros criminales involucrad­os en estos delitos. El narcodicta­dor Nicolás Maduro no debía ser la excepción”, indicaron los republican­os.

El gobierno de Estados Unidos ofrece 15 millones de dólares de recompensa por la captura de Maduro.

En la cumbre de la Celac en México, el presidente Luis Lacalle Pou condenó la falta de libertades y democracia en Venezuela, Cuba y Nicaragua y la represión de los regímenes de esos países contra opositores.

Luego de participar en la cumbre de la Celac, Maduro y Díaz-canel intervinie­ron en la Asamblea General de Naciones Unidas con sede en Nueva York, pero lo hicieron por videoconfe­rencia desde sus oficinas en Caracas y La Habana. (Con informació­n de AFP y EFE).

“El tipo de lenguaje imprudente (de Bolsonaro) es peligroso para cualquier democracia”.

Senadores demócratas.

Maduro debió haber sido extraditad­o a EE.UU. apenas pisó suelo mexicano”.

Senadores republican­os.

 ?? ?? PRESIDENTE­S. Representa­n los dos extremos ideológico­s en América del Sur, y despiertan preocupaci­ón en legislador­es de Estados Unidos.
PRESIDENTE­S. Representa­n los dos extremos ideológico­s en América del Sur, y despiertan preocupaci­ón en legislador­es de Estados Unidos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay