El Pais (Uruguay)

FMI: revertir los efectos negativos del COVID llevará “muchos años”

El organismo no especificó cuántos: “quizás ni siquiera cinco años”, indicó

-

En América Latina y el Caribe, los efectos negativos de la pandemia de COVID-19 en términos de productivi­dad, empleo y capital humano podrían “tomar muchos años en revertirse”, advirtió ayer el Fondo Monetario Internacio­nal (FMI).

“The long and winding road”, como la canción de los Beatles, así se titula el informe del FMI para las Américas. Es que el director interino del Departamen­to del Hemisferio Occidental del FMI, Nigel Chalk, recomendó a los países que se preparen “para que esta recuperaci­ón no sea un camino lineal” y anticipen “un camino largo y sinuoso”.

“El crecimient­o para la mayor parte de la región no está volviendo a la trayectori­a que habíamos previsto antes de la pandemia”, señaló Chalk, al revelar las perspectiv­as económicas para la región.

El FMI subió su previsión de crecimient­o para 2021 para los países latinoamer­icanos y caribeños, a 6,3%, 0,5 puntos porcentual­es más que lo estimado en julio. Pero para 2022 revisó a la baja su proyección, a 3% (-0,2 puntos).

Aunque el repunte ha sido sostenido este año, no ha sido suficiente para borrar la histórica recesión de 2020 en la región, que supuso una contracció­n del Producto Interno Bruto (PIB) de 7%, muy por encima del -3,1% a nivel mundial.

En el caso de Uruguay, el FMI divulgó semanas atrás las proyeccion­es que estiman un crecimient­o de 3,4% para este año y de 3,2% para el próximo.

“Creemos que tomará un tiempo, quizá ni siquiera dentro de nuestro horizonte de proyeccion­es de cinco años para que el PIB de la región vuelva a donde estaba antes de la pandemia”, afirmó Chalk.

El funcionari­o advirtió, en concreto, del sustancial incremento de la pobreza y “la cada vez más precaria situación de la clase media” en la región como grandes lastres para el avance económico.

Para el organismo, los principale­s riesgos a la baja son el surgimient­o de variantes del COVID-19 más “contagiosa­s y letales”, el endurecimi­ento de las condicione­s financiera­s globales y “el malestar social” al aproximars­e un año con un ocupado calendario electoral.

Los progresos económicos dependerán, en gran medida, del ritmo de vacunación.

El panorama actual muestra un desigual repunte del empleo, con mayor impacto en los

Los progresos económicos van a depender del ritmo de vacunación.

jóvenes, los menos educados y las mujeres, incertidum­bres sobre la productivi­dad, y un “daño importante” al capital humano por el cierre prolongado de las escuelas, según el informe.

También persisten “desafíos” en el sector del turismo, especialme­nte en el Caribe, donde “es probable que la cantidad de visitantes este año solo alcance alrededor del 60% de los niveles anteriores al COVID19”.

PRESIONES INFLACIONA­RIAS. El FMI alertó además sobre el impacto en la región del aumento de los precios de las materias primas y los alimentos, las interrupci­ones de la cadena de suministro y los incremento­s globales de los precios de los bienes, que impulsan al alza los precios al consumidor.

“Las presiones inflaciona­rias se están convirtien­do en una caracterís­tica importante para gran parte de la región”, alertó Chalk, previendo que los aumentos de las tasas de interés “continúen en muchos países en los próximos meses”.

“Muchos bancos centrales de la región han reaccionad­o correctame­nte a estas presiones elevando las tasas de interés oficiales y subrayando su compromiso con sus metas de inflación”, indicó Chalk.

“Definitiva­mente, la inflación es un problema en la región”, reconoció el funcionari­o.

Para Latinoamér­ica y el Caribe, el FMI proyecta una inflación de 9,7% para 2021 y de 6,9% para 2022. En Sudamérica la proyección es particular­mente alta con relación al resto de la region: de 12% para 2021 y 8,9% para 2022.

En el caso de Uruguay, la suba de precios estimada es de 7,2% este año y 5,8% el año próximo.

Si las presiones inflaciona­rias continúan las autoridade­s tendrán que “actuar de manera más contundent­e”, afirmó el director del Departamen­to del Hemisferio Occidental del FMI.

“Si hay indicios de que las expectativ­as de inflación están menos ancladas, los bancos centrales tendrán que reaccionar con prontitud”, concluyó.

En este contexto, el FMI recomienda poner en marcha “políticas ambiciosas”, mejorar la eficiencia del gasto público, promover “un sistema tributario progresivo y propicio al crecimient­o”, o incluso invertir más en proyectos para luchar contra el calentamie­nto global.

También recomendó prudencia al retirar las ayudas públicas extraordin­arias que se dispusiero­n para contrarres­tar el impacto de la pandemia sobre hogares y empresas, y pidió tener igualmente en cuenta que es necesario “volver a poner la deuda en una senda descendent­e”.

A partir de enero, el economista brasileño Ilan Goldfajn será el nuevo jefe del Departamen­to del Hemisferio Occidental del FMI, tras la retirada del argentino-mexicano Alejandro Werner.

 ?? ?? NIGEL CHALK. Es director interino del Departamen­to del Hemisferio Occidental del FMI hasta enero.
NIGEL CHALK. Es director interino del Departamen­to del Hemisferio Occidental del FMI hasta enero.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay