El Pais (Uruguay)

Un ‘navegador’ cerebral calcula la ruta más corta

Estudio analiza cómo funciona el cerebro al tomar un camino

-

■■ Basándose en informació­n aportada por los móviles de más de 14.000 personas, el equipo del Instituto Tecnológic­o de Massachuse­tts (MIT) descubrió que los peatones tienden a elegir los caminos que parecen apuntar más directamen­te hacia su destino, incluso aunque esas rutas acaban siendo más largas. Es lo que llaman el “camino más puntero”.

En su estudio, publicado en Nature Computatio­nal Science, el equipo sugiere que la navegación basada en vectores —que requiere menos energía cerebral que calcular la ruta más corta— puede haber evoluciona­do para que el cerebro dedique más energía a otras tareas. “Parece que hay una compensaci­ón que permite utilizar la potencia de cálculo de nuestro cerebro para otras cosas: hace 30.000 años, para evitar un león, o ahora, para evitar un peligroso todoterren­o”, explica Carlo Ratti, profesor en el Departamen­to de Estudios Urbanos y Planificac­ión del MIT. Y aunque la navegación basada en vectores no logra el camino más corto, “se acerca bastante y es muy sencillo de calcular”, razona el investigad­or.

Ratti comenzó a rumiar este estudio cuando era estudiante de posgrado en Cambridge. Cada día recorría a pie el trayecto entre el colegio mayor y la universida­d hasta que un día se dio cuenta de que, en realidad, seguía dos rutas diferentes: una de ida a la universida­d y otra ligerament­e distinta de vuelta. Años después quiso saber por qué.

Para saberlo, usó los datos de los móviles de más de 14.000 personas que vivían en entornos urbanos, de señales GPS con más de 550.000 trayectos realizados mientras caminaban por Boston y Cambridge por un año. Su análisis demostró que, en lugar de elegir las rutas más cortas, los peatones elegían rutas ligerament­e más largas pero que minimizaba­n su desviación angular respecto al destino, es decir, elegían caminos que les permitían encarar más directamen­te su punto final al iniciar la ruta, aunque un camino que comenzara hacia la izquierda o la derecha pudiera ser más corto. “En lugar de calcular las distancias mínimas, descubrimo­s que el modelo más predictivo no era el que buscaba el camino más corto, sino el que intentaba minimizar el desplazami­ento angular, es decir, apuntar directamen­te hacia el destino en la medida de lo posible, aunque viajar en ángulos mayores fuera en realidad más eficiente”, afirma Paolo Santi, investigad­or del Consejo Nacional de Investigac­ión italiano y coautor del estudio. EFE.

 ?? ?? ESTUDIO. El trabajo analizó más de 14.000 casos.
ESTUDIO. El trabajo analizó más de 14.000 casos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay