Ar­gen­ti­na tie­ne la li­bre­ría más be­lla del mun­do

La Republica (Uruguay) - - QUÉ VIDA! -

A po­cos me­ses de cum­plir 100 años de la inau­gu­ra­ción de edi­fi­cio que al­ber­ga­ra ori­gi­nal­men­te la sa­la de es­pec­tácu­los Grand Splen­did, la li­bre­ría más fa­mo­sa de Bue­nos Ai­res, “El Ate­neo”, fue se­lec­cio­na­da por la re­vis­ta Na­tio­nal Geo­grap­hic co­mo la más her­mo­sa del mun­do. En no­viem­bre, el dia­rio español ABC tam­bién la eli­gió co­mo su fa­vo­ri­ta, in­for­mó Sput­nik.

Ubi­ca­da en el ba­rrio por­te­ño de Recoleta so­bre la ave­ni­da San­ta Fe, uno de los co­rre­do­res co­mer­cia­les más im­por­tan­tes de la ciu­dad, el im­po­nen­te edi­fi­cio inau­gu­ra­do en 1919 des­ta­ca por su fa­cha­da de es­ti­lo afran­ce­sa­do que ca­rac­te­ri­za gran par­te del es­ti­lo ar­qui­tec­tó­ni­co de Bue­nos Ai­res.

Pe­ro la ver­da­de­ra ma­gia co­mien­za una vez que se atra­vie­sa el lobby, que a sim­ple vis­ta y a ex­cep­ción de las es­ca­li­na­tas la­te­ra­les y el tu­bo de cir­cu­la­ción abal­co­na­do, no di­fie­re de­ma­sia­do de cual­quier li­bre­ría co­mer­cial. Una vez den­tro de lo que fue­ra la pla­tea del ci­ne-tea­tro, los vi­si­tan­tes, sean aman­tes de los li­bros o me­ros cu­rio­sos, se en­cuen­tran con un es­pec­tácu­lo que des­lum­bra.

Pa­re­des y anaque­les cu­bier­tos de mi­les de ejem­pla­res, tres pi­sos de lo que fue­ran las tri­bu­nas con aún más sec­cio­nes pa­ra re­co­rrer y dis­fru­tar, una sec­ción sub­te­rrá­nea es­pe­cia­li­za­da en li­bros in­fan­ti­les y ju­ve­ni­les y música, es­pa­cios de lec­tu­ra en los pal­cos pre­fe­ren­cia­les, una ca­fe­te­ría ubi­ca­da don­de an­tes se en­con­tra­ba el es­ce­na­rio y una im­po­nen­te cú­pu­la pin­ta­da son las prin­ci­pa­les atrac­cio­nes de es­ta li­bre­ría úni­ca.

3.000 vi­si­tas y 120.000 li­bros

Abier­ta re­cién co­mo tien­da de li­bros de la ca­de­na Ate­neo en el año 2000, se cal­cu­la que tie­ne apro­xi­ma­da­men­te 3.000 vi­si­tas por día y un stock de 120.000 ejem­pla­res, vol­vién­do­lo ade­más una de las más gran­des de la ciu­dad.

“Tie­ne mu­cho más va­lor por el es­pa­cio en sí que co­mo li­bre­ría, pa­ra ser es­tric­tos, pe­ro es un lu­gar ver­da­de­ra­men­te in­creí­ble. No soy aman­te del tan­go pe­ro acá de­bu­tó Gar­del, por ejem­plo. Cuan­do des­bor­da de gen­te pue­de ser caó­ti­co pe­ro la gran ma­yo­ría vie­ne a pa­sear y sa­car­se fo­tos y nun­ca la vas a ver va­cía”, con­tó a Sput­nik Fran­co, quien tra­ba­jó co­mo ven­de­dor de li­bros en és­te y otros lo­ca­les y que ase­gu­ró que és­te fue su fa­vo­ri­to.

Si bien no se tra­ta de una li­bre­ría es­pe­cia­li­za­da y su afluen­cia de pú­bli­co la vuel­ve en cier­tas épo­cas más un si­tio tu­rís­ti­co más que un es­pa­cio pa­ra los aman­tes de las le­tras, se tra­ta, sin du­da, de una ba­luar­te cul­tu­ral de la ciu­dad de Bue­nos Ai­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.