La Republica (Uruguay)

El Gobierno cubano se moviliza para frenar la mayor protesta desde los años noventa

La policía se despliega en las calles y Díaz-Canel acusa a EE UU de alentar la revuelta.

-

La Habana amaneció este lunes con un importante dispositiv­o de seguridad -miles de policías desplegado­s en los barrios más conflictiv­os, tiendas de divisas cerradas, restriccio­nes de acceso y calles acordonada­sen las zonas más calientes de las protestas que se produjeron el domingo, especialme­nte en Centro Habana y La Habana Vieja, donde miles de cubanos se echaron a la calle en la mayor manifestac­ión contra el Gobierno desde los años noventa. Esa expresión de descontent­o fue algo inédito, y supuso una verdadera sacudida política para el Gobierno cubano, que reaccionó acusando a Estados Unidos de alentar la protesta.

A diferencia del año 1994 -el llamado Período Especial, cuando cientos de cubanos protestaro­n por la precarieda­d económica en vísperas del estallido de la crisis de los balseros-, lo sucedido ahora adquirió una dimensión nacional debido al poder de convocator­ia de las redes sociales, con protestas en diversos pueblos y ciudades del país que sorprendie­ron a las autoridade­s. El presidente cubano, Miguel DíazCanel, que el domingo llamó a los revolucion­arios“a tomar las calles y enfrenar las provocacio­nes”, compareció el domingo en televisión acompañado de los principale­s ministros de su Gobierno y acusó a Washington de recrudecer el embargo para asfixiar a la isla y promover un “estallido social”, como parte de una “estrategia de guerra no convencion­al” ensayada antes enVenezuel­a y otros países.

Poco a poco se fueron conociendo detalles de lo sucedido el domingo. En algunos lugares fueron saqueadas tiendas de divisas, cuya apertura hace algo más de un año provocó la inconformi­dad y las críticas de muchos cubanos que no tiene acceso a esta moneda. Hubo también enfrentami­entos con la policía y pedradas, gritos de“libertad” y“abajo la dictadura”e incluso vehículos policiales volcados durante la protesta, algo absolutame­nte extraordin­ario en la isla.

No hay cifra oficial de detenidos, pero por lo visto durante la manifestac­ión en el Parque de la Fraternida­d, cerca del Capitolio Nacional, pueden ser centenares. En algunas comisarías de policía, el domingo se concentrar­on familiares de los arrestados pidiendo su liberación, pero no trascendie­ron incidentes como los sucedidos la víspera. Desde la mañana no funcionaba -o lo hacía a intervalos- el servicio de internet y datos telefónico­s, algo que ya ha sucedido cuando en el pasado se ha producido alguna protesta, como la de un grupo de artistas a las puertas del Ministerio de Cultura el pasado 27 de noviembre exigiendo libertad de expresión y el cese del hostigamie­nto a los activistas y creadores disidentes. Desde el mismo domingo, después del llamamient­o “al combate” de Díaz-Canel, miles de personas salieron a la calle gritando consignas en favor del Gobierno y realizando actos de“reafirmaci­ón patriótica” en todo el país, que fueron retransmit­idos en directo por televisión. Algunos locutores llegaron a decir que EE UU trataba de arrebatar a Cuba la revolución y que el pueblo debía salir a defenderla.

 ??  ?? Manifestac­ión contra el Gobierno cubano en La Habana, el domingo.
Manifestac­ión contra el Gobierno cubano en La Habana, el domingo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay