Light & Buil­ding Frank­furt: una re­se­ña del ma­yor even­to de ilu­mi­na­ción, por la di­se­ña­do­ra Lu­cia Urios­te.

Ministerio de Diseno - - Portada -

“Light & Buil­ding” es una fe­ria tec­no­ló­gi­ca mun­dial, que se rea­li­za en Frank­furt ca­da dos años, en el mes de mar­zo. Es­tá fo­ca­li­za­da en te­mas re­la­cio­na­dos a ilu­mi­na­ción, tec­no­lo­gías, efi­cien­cia ener­gé­ti­ca y au­to­ma­tis­mos. En si­mul­tá­neo, las ca­lles, pla­zas, ras­ca­cie­los, igle­sias, mu­seos y ga­le­rías de la ciu­dad son in­ter­ve­ni­dos lu­mí­ni­ca­men­te por se­lec­cio­na­dos di­se­ña­do­res y cau­ti­van a los vi­si­tan­tes con espectáculos in­ter­ac­ti­vos con mo­ti­vo de la no­ve­na edi­ción del even­to de­no­mi­na­do Lu­mi­na­le.

El fes­ti­val Lu­mi­na­le fue crea­do co­mo un pro­gra­ma de so­por­te de la Mues­tra, lí­der en tec­no­lo­gías de ilu­mi­na­ción y se lle­va a ca­bo ca­da 2 años des­de el año 2002, re­ci­bien­do más de 200 mil vi­si­tan­tes en sus úl­ti­mas edi­cio­nes. Se con­vier­te así en uno de los even­tos más po­pu­la­res y atrac­ti­vos de la zo­na.

Con­ver­sa­mos con la di­se­ña­do­ra Lucía Urios­te, es­pe­cia­li­za­da en ilu­mi­na­ción téc­ni­ca, que via­jó a la mis­ma pa­ra in­terio­ri­zar­nos so­bre su per­cep­ción de ten­den­cias y to­do lo que su­ce­de en la ciu­dad ali­nea­do con ese even­to.

_ ¿Qué ex­pec­ta­ti­vas te­nías con la ex­po­si­ción Light and Buil­ding de Frank­furt? Las ex­pec­ta­ti­vas son el up gra­de per­so­nal. Hay una frase de ellos que di­ce mu­cho:” Ins­pi­ring To­mo­rrow”.

Las fá­bri­cas ex­po­nen en stands, don­de un en­car­ga­do pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na se de­di­ca a dar­nos to­da la in­for­ma­ción de ca­da nue­vo avan­ce con to­dos los de­ta­lles. Por ejem­plo, un nue­vo pro­yec­tor, es­ta ex­hi­bi­do cum­plien­do su fun­ción, pe­ro tam­bién lo te­ne­mos a mano pa­ra ver ca­da com­po­nen­te.

_ ¿Qué ti­po de pú­bli­co asis­te, so­la­men­te téc­ni­cos o pú­bli­co in­tere­sa­do en ge­ne­ral?

El pú­bli­co de la fe­ria es va­ria­do en­tre pro­fe­sio­nal y co­mer­cial, es­te año fue re­cord con 220,000 vi­si­tan­tes de 177 paí­ses con 2,700 ex­hi­bi­do­res. Pa­ra ha­cer­se una idea, uno ca­mi­na unos 18km por día apro­xi­ma­da­men­te.

_ Qué re­le­van­cia tie­ne es­te even­to en el ru­bro a ni­vel glo­bal?

Fui­mos muy bien re­ci­bi­dos y aga­sa­ja­dos con ce­nas y even­tos. Es­ta es otra área im­por­tan­te: los víncu­los. Los con­tac­tos pa­sa­ron a ser mun­dia­les, esa es la mag­ni­tud.

Es­ta­mos en años de cam­bios de tec­no­lo­gía don­de se avan­za y tam­bién con­flu­yen áreas que se in­te­gra­ron a la ilu­mi­na­ción, co­mo el con­trol y los com­po­nen­tes elec­tró­ni­cos, to­das prác­ti­cas que ha­ce­mos en la fe­ria.

_ He­mos visto mu­chas ins­ta­la­cio­nes ur­ba­nas y pro­pues­tas in­ter­ac­ti­vas en la ciu­dad… ¿ Có­mo se ali­nea la ges­tión ur­ba­na con res­pec­to a ese uni­ver­so pa­ra­le­lo?

En la se­ma­na de fe­ria, hay una bie­nal de ilu­mi­na­ción lla­ma­da Lu­mi­na­le, que se ins­ta­la en pla­zas, edi­fi­cios, ca­lles e igle­sias. Es una com­bi­na­ción en­tre ilu­mi­na­ción, pues­ta en es­ce­na, ar­te, di­gi­ta­li­za­ción y mú­si­ca. Es alu­ci­nan­te.

_ Qué te lla­mó más la aten­ción o dis­fru­tas­te más?

Co­mo anéc­do­ta, ca­mi­nan­do una no­che ha­cia una ce­na, veo sa­lir ha­ces de co­lo­res de una an­ti­gua igle­sia, y ha­cia allí me di­ri­gí. Des­de el atrio un Dj con una me­sa lu­mi­no­sa blan­ca pa­sa­ba mú­si­ca sa­cra re­mi­xa­da que con­ju­ga­ba con ilu­mi­na­ción dra­má­ti­ca y di­ná­mi­ca con­cen­tra­da en ro­jos ver­des y ama­ri­llos. ¡Sú­per! Mu­chas ve­ces hay tan­tas pro­pues­tas que no dan los tiem­pos pa­ra ver to­do.

_ Cuá­les di­rías son las ten­den­cias en las pro­pues­tas de las mar­cas es­te año?

Ha­blan­do de ten­den­cias, hay una CON­CEP­TUAL que es lo que bus­ca­mos re­fle­jar cuan­do pro­yec­ta­mos. Ex­ce­len­te con­fort vi­sual, crear cier­ta ma­gia no vien­do la fuente de luz, acom­pa­ñan­do la ar­qui­tec­tu­ra y ofre­cien­do luz con­tro­la­da. Con las nue­vas tec­no­lo­gías de led, sus di­se­ños de lu­mi­na­rias y con­trol se lo­gra una ex­ce­len­te con­jun­ción y re­sul­ta­do fi­nal.

¡La ten­den­cia en DI­SE­ÑO de lu­mi­na­rias son los rie­les mí­ni­mos em­po­tra­dos con spots mag­né­ti­cos que, ade­más, se con­tro­lan in­de­pen­dien­te­men­te!

Lu­mi­na­rias mí­ni­mas de geo­me­trías cua­dra­das con ex­ce­len­te emi­sión. Se pier­den en el cie­lo ra­so y por su efi­cien­cia mi­ni­mi­za las can­ti­da­des.

Otra muy impactante fue el lan­za­mien­to de la lu­mi­na­ria UNI­CO de XAL que se pre­sen­ta co­mo gri­lla con­fi­gu­ra­ble en con­cen­tra­ción, for­ma y ca­li­dez de ha­ces lo que la do­ta de in­fi­ni­tas po­si­bi­li­da­des y usos.

En cuan­to al di­se­ño hay va­rias lí­neas con ma­te­ria­les eco­ló­gi­cos.

_ ¿Có­mo ca­pi­ta­li­zas a la vuel­ta esas ex­pe­rien­cias? ¿En qué lo vol­cás en tu ac­ti­vi­dad pro­fe­sio­nal o co­mo se tra­du­ce eso en la es­ca­la lo­cal?

Lo in­te­gras con­cep­tual­men­te, siem­pre di­se­ñas pen­san­do en ten­den­cia y se bus­can op­cio­nes via­bles al mer­ca­do. Pro­fe­sio­nal­men­te es­tar ac­tua­li­za­do ha­ce di­fe­ren­cia.

_ ¿Cuál es el va­lor de una ilu­mi­na­ción pen­sa­da en un edi­fi­cio re­si­den­cial o cor­po­ra­ti­vo?

Los pro­yec­tos de ilu­mi­na­ción son una me­di­da in­te­li­gen­te. Con­tra­tar ase­so­ra­mien­to lu­mí­ni­co es te­ner de tu la­do a al­guien que cui­da tus in­tere­ses con di­se­ño apli­ca­do, ca­li­dad efi­cien­cia y con­fort.

Pa­ra edi­fi­cios cor­po­ra­ti­vos se da una so­lu­ción in­te­li­gen­te in­te­gra­da: se eva­lúa las ne­ce­si­da­des de ca­da es­pa­cio, se pro­yec­ta acom­pa­ñan­do la ar­qui­tec­tu­ra in­te­grán­do­nos en su di­se­ño. Se tra­ta de es­ta­ble­cer un con­trol aso­cian­do ilu­mi­na­ción, cá­ma­ras, sen­so­res de pre­sen­cia que den con­fort, ca­li­dad y apor­ten un aho­rro ener­gé­ti­co que su­pere el 50%.

En edi­fi­cios re­si­den­cia­les se acom­pa­ña la ar­qui­tec­tu­ra lo­gran­do co­mo re­sul­ta­do fi­nal la ima­gen bus­ca­da. Es­to ha­ce a la ca­li­dad, al aho­rro y al con­fort. Con un pro­yec­to lu­mí­ni­co es­ta­mos op­ti­mi­zan­do, aho­rran­do y apli­can­do di­se­ño que ha­cen al high end. La idea de apor­tar con­fort vi­sual es al­go que ha­ce al res­pe­to ha­cia la gen­te que vi­vi­rá en los edi­fi­cios. Me­jo­ra la for­ma en que vi­vi­mos, es­toy con­ven­ci­da de eso.

_ ¿Có­mo com­ba­tís el pre­jui­cio que una ilu­mi­na­ción es ca­ra de abor­dar o man­te­ner?

Te­ner ase­so­ra­mien­to lu­mí­ni­co, es una de­ci­sión in­te­li­gen­te. El pro­fe­sio­nal se pa­ga so­lo con los re­sul­ta­dos de op­ti­mi­za­ción. El man­te­ni­mien­to es­ta­rá pen­sa­do, los apar­ta­men­tos son más ven­di­bles, el edi­fi­cio lo­gra una ima­gen. Es un plus tan­to a ni­vel co­mer­cial co­mo ex­pe­rien­cia en el há­bi­tat.

La gen­te se sien­te a gus­to si le ha­bla­mos a sus sen­ti­dos y les da­mos con­fort. Si vie­ne un clien­te y me di­ce “ten­go de­ter­mi­na­dos re­cur­sos pa­ra la ilu­mi­na­ción y es es­ca­sa”, res­pe­tan­do eso se abordará el pro­yec­to, se aco­ta­rá la ca­li­dad de la lu­mi­na­ria, se apli­ca­rán re­cur­sos eco­nó­mi­cos, se bus­ca­rá un or­den con las lu­mi­na­rias al­can­za­bles, pe­ro siem­pre res­pe­tan­do la ca­li­dad en su fuente y di­se­ño lu­mí­ni­co. ¡Se lo­gra!! El ran­go de pre­cios es am­plio y de­pen­de de mu­chos fac­to­res.

_ ¿Cuá­les son tus he­rra­mien­tas fa­vo­ri­tas o re­cur­sos in­fal­ta­bles pa­ra una ilu­mi­na­ción atrac­ti­va?

Tra­ba­jo des­de el plano, des­de el pro­yec­to, in­vo­lu­crán­do­me en la ar­qui­tec­tu­ra de la for­ma más im­per­cep­ti­ble po­si­ble. Tra­ba­ja­mos en el es­tu­dio con los ar­qui­tec­tos cap­tan­do la esen­cia del di­se­ño ar­qui­tec­tó­ni­co, con la me­ta de lo­grar un mis­mo len­gua­je. Por otro la­do, la reunión con los pro­pie­ta­rios, apor­ta tam­bién in­for­ma­ción ne­ce­sa­ria: no es lo mis­mo una pa­re­ja jo­ven, con o sin ni­ños o más adul­tos. Si les gus­ta el ar­te, la mú­si­ca, si leen, co­ci­nan, es to­da in­for­ma­ción re­le­van­te pa­ra lo­grar un re­sul­ta­do fi­nal sa­tis­fac­to­rio.

La ilu­mi­na­ción se re­la­cio­na con los sen­ti­dos: la más atrac­ti­va es la que crea esa es­pe­cie de ma­gia, la que se en­cien­de y crea esa at­mós­fe­ra que nos ha­ce sen­tir a gus­to.

La luz nos guía, nos cal­ma, nos ayu­da a con­cen­trar­nos, nos dis­tien­de o des­ta­ca. Nos da se­gu­ri­dad, por ejem­plo, ha­cien­do in­ter­ac­tuar el ex­te­rior con el in­te­rior. Si ilu­mi­na­mos el jar­dín de­li­mi­tan­do el es­pa­cio, es­te re­cur­so da tran­qui­li­dad. Po­dría se­guir y se­guir….

Los re­cur­sos van va­rian­do, es un desafío cons­tan­te co­mo to­do di­se­ño. Me gus­ta cui­dar su­ti­le­zas co­mo po­der le­van­tar­te y te­ner una se­ña­li­za­ción in­di­rec­ta que te guíe.

La he­rra­mien­ta que lo­gra me­jor re­sul­ta­do es tra­ba­jar des­de el pro­yec­to.

_ ¿Qué ca­rac­te­ri­za el es­ti­lo de Lu­cia Urios­te pa­ra ilu­mi­nar si es que lo te­nes de­fi­ni­do?

El di­se­ño co­mo desafío cons­tan­te. Ac­tua­li­za­ción per­ma­nen­te de mis co­no­ci­mien­tos. Co­mo en to­da obra, pue­de ha­ber es­com­bros en el ca­mino: hay que sal­tar­los y el re­sul­ta­do fi­nal es la re­com­pen­sa. Lucía Urios­te Be­lin­zon es Lic. en di­se­ño de in­te­rio­res en UDE y ha par­ti­ci­pa­do en cur­sos siem­pre re­la­cio­na­dos al di­se­ño, ar­te e ilu­mi­na­ción.

Su port­fo­lio in­clu­ye pro­yec­tos en Pun­ta del Es­te, don­de re­si­de, tan­to de for­ma in­de­pen­dien­te co­mo en sus 10 años de ase­so­ra lu­mí­ni­ca ex­clu­si­va pa­ra el es­tu­dio Mar­tin Gó­mez Ar­qui­tec­tos. En Mon­te­vi­deo su tra­ba­jo se cen­tra en edi­fi­cios y re­for­mas. Fue in­vi­ta­da por la Co­mi­sión del Patrimonio pa­ra in­ter­ve­nir en el pro­yec­to “Ilu­mi­nan­do me­mo­ria”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.