Mon­da­do­ri Riz­zo­li: Un Pa­laz­zo mo­derno en el agua

Ministerio de Diseno - - Portada -

En 1968 Gior­gio Mon­da­do­ri, por en­ton­ces di­rec­tor de la Edi­to­rial que lle­va su ape­lli­do, con­vo­có a Os­car Nie­me­yer pa­ra la rea­li­za­ción de la se­de de la em­pre­sa en un te­rreno cer­ca del Ae­ro­puer­to de Li­na­te al es­te de la ciu­dad de Mi­lán, en la lo­ca­li­dad de Se­gra­te.

Su re­fe­ren­cia fue cla­ra: que­ría una obra a ima­gen y se­me­jan­za del pa­la­cio de Ita­ma­raty en Bra­si­lia. Nie­me­yer acep­tó, pe­ro le dio al­gu­nos gi­ros que lo des­via­ron for­mal­men­te de su ins­pi­ra­ción su­re­ña y lo con­vir­tie­ron en lo que más tarde de­no­mi­nó co­mo su pro­yec­to fa­vo­ri­to en Eu­ro­pa, gra­cias a un clien­te que en­ten­día la im­por­tan­cia del rol de la ar­qui­tec­tu­ra pa­ra la cons­truc­ción y per­cep­ción de una mar­ca.

Arri­ba: Pa­la­co Ita­ma­raty en bra­si­lia

Es ade­más un ejem­plo sig­ni­fi­ca­ti­vo de com­ple­men­to del pai­sa­jis­mo y los es­pa­cios ex­te­rio­res con res­pec­to al vo­lu­men prin­ci­pal, me­dian­te el di­se­ño de un pris­ma si­nuo­so de hor­mi­gón y una pa­sa­re­la so­bre un es­pe­jo de agua que re­pli­ca la ima­gen del edi­fi­cio con dis­tin­tos efec­tos. Esos re­cur­sos de ha­cer dia­lo­gar el vo­lu­men prin­ci­pal con otros me­no­res de otra re­so­lu­ción for­mal son tam­bién fre­cuen­tes en la obra de Nie­me­yer. Jun­to a un la­go de 20.000 me­tros cua­dra­dos des­ta­ca el edi­fi­cio prin­ci­pal de la se­de edi­to­rial, fi­na­li­za­do en el año 1974, con­for­ma­do por un cuer­po pris­má­ti­co que cuel­ga de la es­truc­tu­ra por­ti­ca­da con ar­cos de dis­tin­tas lu­ces que crean un ritmo irre­gu­lar en las fa­cha­das y evo­can un acue­duc­to ro­mano.

En el in­te­rior dos nú­cleos de cir­cu­la­ción ver­ti­cal co­nec­tan los cua­tro ni­ve­les de plan­ta li­bre en que se di­vi­de la su­per­fi­cie del edi­fi­cio, más los pi­la­res y la cu­bier­ta. En el vo­lu­men más ba­jo, en un ex­tre­mo, es­tá el co­me­dor, el bar y las tien­das y en el otro la re­dac­ción, con for­ma más li­bre y di­vi­di­da en dos plan­tas.

Aun­que el prin­ci­pio de cons­truc­ción es el mis­mo que en el pa­la­cio de Bra­si­lia, un vo­lu­men acris­ta­la­do con­te­ni­do en una es­truc­tu­ra ma­yor en co­lum­na­ta de hor­mi­gón visto, un es­pe­jo de agua co­mo com­ple­men­to ar­qui­tec­tó­ni­co y la dis­tri­bu­ción del es­pa­cio en dos vo­lú­me­nes, Ita­ma­raty y Mon­da­dory son muy di­fe­ren­tes en cuan­to a pro­por­cio­nes, re­la­ción del cuer­po acris­ta­la­do con la fa­cha­da y cam­bian­do el ritmo de los ar­cos.

Los ma­te­ria­les bá­si­cos de la cons­truc­ción son el hor­mi­gón ar­ma­do, el ace­ro y el cris­tal.

Allí se ve cla­ra­men­te el mé­ri­to del ar­qui­tec­to, ce­le­bra­do por sus for­mas cur­vas au­da­ces de sua­vi­zar la ri­gi­dez ha­bi­tual del mo­vi­mien­to mo­derno tra­du­cién­do­lo a un len­gua­je más permea­ble, li­viano y per­so­nal sin com­pro­me­ter las ba­ses del es­ti­lo mo­derno in­ter­na­cio­nal si bien le va­lió en su mo­men­to crí­ti­cas de los or­to­do­xos. El la­yout ho­ri­zon­tal por su par­te ha­ce re­fe­ren­cia al edi­fi­cio Co­pan o la Se­de del Par­ti­do Co­mu­nis­ta en Pa­ris.

Datos anec­dó­ti­cos:

El gru­po edi­to­rial Mon­da­do­ri se ini­ció en 1907, año de na­ci­mien­to del Ar­qui­tec­to Nie­me­yer.

La em­pre­sa for­ma par­te ac­tual­men­te del Gru­po de Sil­vio Ber­lus­co­ni que do­mi­na el 40% del mer­ca­do edi­to­rial eu­ro­peo. El con­glo­me­ra­do ha ge­ne­ra­do po­lé­mi­cas por­que si bien aho­ra las mar­cas que lo in­te­gran se ma­ne­jan in­de­pen­dien­te­men­te un cam­bio en el man­do o pro­pie­dad po­dría des­equi­li­brar la po­lí­ti­ca e in­tro­du­cir cen­su­ras o pre­sio­nes al con­for­mar ca­si un mo­no­po­lio.

Más re­cien­te­men­te y en opor­tu­ni­dad de una ce­le­bra­ción de los 110 años de la fir­ma y del sols­ti­cio de ve­rano, con mú­si­ca, food­trucks y am­bien­te in­for­mal, se pre­sen­tó la nue­va ilu­mi­na­ción del edi­fi­cio, pro­yec­ta­da por Ma­rio Nan­ni, fun­da­dor de Via­bi­zuno una re­co­no­ci­da em­pre­sa de pro­yec­tos de ilu­mi­na­ción. El tra­ba­jo su­po in­ter­pre­tar la ar­mo­nía en­tre la luz y la ar­qui­tec­tu­ra con res­pe­to por un edi­fi­cio em­ble­má­ti­co que ha­bla por sí so­lo. y lo­gró de he­cho du­pli­car­lo con el re­fle­jo en el agua.

El lu­gar se usó re­cien­te­men­te co­mo lo­ca­ción pa­ra un des­fi­le de Er­me­ne­gol­do Zeg­na, con un pro­yec­to de la fir­ma Bu­reau Be­tak.

En es­te link pue­de ver­se la his­to­ria de la fir­ma y la inau­gu­ra­ción de la nue­va ilu­mi­na­ción del com­ple­jo, y en es­te el des­fi­le de Bu­reau be­tak pa­ra Zeg­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.