U

Seisgrados - - Vinilo -

n ac­tor des­co­no­ci­do es­cri­be un guion so­bre un boxeador ama­teur de­ci­di­do a ha­cer una ca­rre­ra en el de­por­te mientras se re­vuel­ve en tra­ba­jos me­no­res. A pe­sar de que tie­ne ofer­tas pa­ra ven­der el li­bre­to, Syl­ves­ter Sta­llo­ne se afe­rra a una es­pe­ran­za: ser el pro­ta­go­nis­ta. En Hollywood na­die con­fia­ba en dar­le un pa­pel es­te­lar a ese ti­po muscu­loso, con un de­fec­to en el ha­bla y sin per­ga­mi­nos. Sin em­bar­go, encontró dos pro­duc­to­res que se la ju­ga­ron: Ir­win Win­kler y Ro­bert Char­toff.

Re­clu­ta­ron al di­rec­tor John G. Avild­sen y —en un año en que se es­tre­na­ron Ta­xi Dri­ver y To­dos los hom­bres del pre­si­den­te— el re­sul­ta­do su­peró to­das las ex­pec­ta­ti­vas: Rocky fue la pe­lí­cu­la más ta­qui­lle­ra de 1976 y re­ci­bió 10 no­mi­na­cio­nes al Os­car. Ga­nó tres, in­clu­yen­do Me­jor pe­lí­cu­la y Me­jor di­rec­tor. Sta­llo­ne es­tu­vo no­mi­na­do co­mo Me­jor guio­nis­ta y Me­jor ac­tor. Le die­ron el Glo­bo de Oro a Me­jor dra­ma.

Se­me­jan­te desem­pe­ño en­va­len­to­nó a un Sta­llo­ne por en­ton­ces de 30 años, que se veía con­ver­ti­do en pe­so pe­sa­do de Hollywood prác­ti­ca­men­te de la no­che a la ma­ña­na, un pa­ra­le­lis­mo con el sue­ño ame­ri­cano del boxeador de su pe­lí­cu­la. Así que pa­ra Rocky II (1979) de­ci­dió de­le­gar aun me­nos y ocu­par­se él mis­mo de la di­rec­ción.

Es­ta se­gun­da par­te re­pi­tió el éxi­to de pú­bli­co pe­ro ya la crí­ti­ca no fue tan ge­ne­ro­sa.

EN LA SE­CUEN­CIA QUE LOS SUR­VI­VOR DE­BÍAN MUSICALIZAR, STA­LLO­NE HA­BÍA CO­LO­CA­DO CO­MO SUGERENCIA LA CAN­CIÓN

DE QUEEN, DE LA QUE NO PO­DÍA COM­PRAR LOS

DE­RE­CHOS

¡QUIE­RO A BAL­BOA!

Al afron­tar Rocky III, una de las co­sas que Sta­llo­ne te­nía re­suel­to era que que­ría una nue­va can­ción, con otro “pul­so”, pa­ra sus­ti­tuir a Gon­na Fly Now. Es­te te­ma de

Bill Con­ti ha­bía da­do muy buen re­sul­ta­do acom­pa­ñan­do las se­cuen­cias de en­tre­na­mien­to en la pri­me­ra pe­lí­cu­la. Pe­ro el guio­nis­ta y di­rec­tor bus­ca­ba lle­gar a seg­men­tos de pú­bli­co más jó­ve­nes, po­ner­le más rock. Una can­ción lla­ma­da Poor Man’s To­do eso que ocu­rría en el arranque de Rocky III era la se­cuen­cia que los Sur­vi­vor de­bían musicalizar y, pa­ra orien­tar­los so­bre ese “pul­so” que que­ría Sta­llo­ne, la sugerencia que se in­cluía era Anot­her One Bi­tes the Dust, de Queen.

Ca­da no­ta del ba­jo era una pi­ña, ca­da ad­ver­sa­rio no­quea­do era uno más que mor­día el pol­vo. Muy al­ta la va­ra. Los pro­pios mú­si­cos le di­je­ron a Sta­llo­ne que si ya te­nía la can­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.