Con­di­cio­nan im­par­ti­ción de cur­so de es­tu­dios me­xi­coa­me­ri­ca­nos

De­ter­mi­na con­se­jo te­xano que la ma­te­ria de­be­rá cam­biar nom­bre

El Diario de El Paso - - TEXAS - Aliy­ya Swaby/The Te­xas Tri­bu­ne

Aus­tin— Los de­fen­so­res en Te­xas a fa­vor de las cla­ses de es­tu­dios me­xi­coa­me­ri­ca­nos ob­tu­vie­ron una amar­ga vic­to­ria el miér­co­les, al con­se­guir la apro­ba­ción pa­ra se­guir ade­lan­te con la cla­se que ellos que­rían, pe­ro tu­vie­ron que cam­biar­le el nom­bre.

El con­se­jo ha­bía es­ta­do de­ba­tien­do por más de cua­tro años so­bre có­mo, y si de­be­rían ofre­cer a los maes­tros ma­te­ria­les y guías pa­ra en­se­ñar la cla­se de es­tu­dios me­xi­coa­me­ri­ca­nos. En una vo­ta­ción pre­li­mi­nar, el Con­se­jo Es­ta­tal de Edu­ca­ción vo­tó ca­si de ma­ne­ra uná­ni­me pa­ra crear los es­tán­da­res cu­rri­cu­la­res pa­ra la cla­se elec­ti­va. Pe­ro aho­ra se lla­ma­rá “Es­tu­dios Ét­ni­cos: Una Sem­blan­za de los Es­ta­dou­ni­den­ses de Des­cen­den­cia Me­xi­ca­na”.

Una vo­ta­ción fi­nal en torno a di­cho asun­to es­tá pro­gra­ma­da pa­ra el vier­nes.

La cla­se se ba­sa­rá en un in­no­va­dor cur­so que el Dis­tri­to Es­co­lar In­de­pen­dien­te de Hous­ton con­si­guió apro­bar pa­ra ofre­cer­lo en el 2015. El per­so­nal de la Agen­cia de Edu­ca­ción de Te­xas ha­rá los cam­bios ne­ce­sa­rios a di­cho set de es­tán­da­res cu­rri­cu­la­res y lue­go lo vol­ve­rá a pre­sen­tar pa­ra las dos pri­me­ras au­dien­cias pú­bli­cas y vo­ta­cio­nes en ju­nio.

Law­ren­ce Allen, un de­mó­cra­ta de Hous­ton, fue el úni­co miem­bro que vo­tó en con­tra del nue­vo nom­bre del cur­so, ex­pre­san­do su apo­yo a los es­tu­dios me­xi­coa­me­ri­ca­nos, pe­ro cri­ti­có el nue­vo nom­bre.

Dan­do co­mien­zo a un fe­roz de­ba­te con los de­mó­cra­tas en el con­se­jo, el republicano de Beau­mont, Da­vid Bradley, pro­pu­so el nue­vo nom­bre pa­ra el cur­so. Cuan­do se le pre­gun­tó por qué no que­ría de­jar el nom­bre de “es­tu­dios me­xi­coa­me­ri­ca­nos”, di­jo: “no me sus­cri­bo a un ame­ri­ca­nis­mo com­pues­to… creo que los ame­ri­ca­nis­mos com­pues­tos son di­vi­so­rios”.

“Pa­ra al­guien que se iden­ti­fi­ca co­mo me­xi­coa­me­ri­cano, su ex­pe­rien­cia es muy dis­tin­ta a mi ex­pe­rien­cia”, res­pon­dió la de­mó­cra­ta de San An­to­nio, Ma­ri­sa Pé­rez-Díaz. “Le es­toy pi­dien­do que sea in­clu­si­vo”, agre­gó.

La ma­yo­ría de los de­mó­cra­tas, a ex­cep­ción de la de­mó­cra­ta de El Pa­so, Geor­gi­na Pé­rez, vo­ta­ron en con­tra de la pro­pues­ta de Bradley. Pe­ro fue­ron su­pe­ra­dos en nú­me­ro. Afue­ra de la sa­la don­de se lle­vó a ca­bo la au­dien­cia pa­ra dis­cu­tir su es­tra­te­gia tras la vo­ta­ción, los pro­fe­so­res y maes­tros de Te­xas cri­ti­ca­ron a Pé­rez por vo­tar a fa­vor de cam­biar­le el nom­bre a la cla­se de es­tu­dios me­xi­coa­me­ri­ca­nos y co­men­za­ron a pen­sar en otras op­cio­nes a fu­tu­ro.

“Po­de­mos cam­biar­le el nom­bre en la fa­se de los co­men­ta­rios del pú­bli­co si la su­fi­cien­te can­ti­dad de us­te­des se pre­sen­tan”, di­jo el de­mó­cra­ta de Browns­vi­lle, Ru­bén Cor­tez, quien re­pre­sen­ta al Dis­tri­to 2 en el con­se­jo y quien du­ran­te años ha es­ta­do al fren­te de la ba­ta­lla por el cur­so de es­tu­dios me­xi­coa­me­ri­ca­nos.

De las 38 per­so­nas que se apun­ta­ron pa­ra ren­dir tes­ti­mo­nio en torno al asun­to, 37 se­ña­la­ron que es­ta­ban a fa­vor de apro­bar el cur­so. (La úni­ca per­so­na que se apun­tó en opo­si­ción fue el miem­bro del con­se­jo del Dis­tri­to Es­co­lar In­de­pen­dien­te de Friends­wood, Matt Ro­bin­son, quien muy pro­ba­ble­men­te re­em­pla­za­rá a Bradley en ene­ro. Él no ha­bló el miér­co­les.)

In­clu­so an­tes de la vo­ta­ción, los maes­tros de Te­xas ya po­dían ofre­cer la cla­se de es­tu­dios me­xi­coa­me­ri­ca­nos co­mo una elec­ti­va de es­tu­dios so­cia­les, pe­ro ha­bían rea­li­za­do tra­ba­jo adi­cio­nal pa­ra con­for­mar la es­truc­tu­ra del cur­so y pa­ra ele­gir los li­bros de tex­to. Eso de­jó a los dis­tri­tos es­co­la­res más pe­que­ños te­nien­do que en­fren­tar una ta­rea muy di­fí­cil pa­ra po­ner­se al co­rrien­te y po­der em­pe­zar a ofre­cer la cla­se.

Con una so­me­ra guía cen­tra­li­za­da en torno a lo que se de­be en­se­ñar en la cla­se de es­tu­dios me­xi­coa­me­ri­ca­nos, los dis­tri­tos ofre­cen ac­tual­men­te una va­rie­dad de ver­sio­nes del cur­so.

Los maes­tros que ya ofre­cen al­gu­na ver­sión de la cla­se de es­tu­dios me­xi­coa­me­ri­ca­nos com­par­tie­ron re­se­ñas muy po­si­ti­vas de sus es­tu­dian­tes, quie­nes ha­bla­ron so­bre sen­tir­se muy emo­cio­na­dos de ver­se ellos mis­mos re­fle­ja­dos en su mis­mo tra­ba­jo es­co­lar. Tam­bién le pi­die­ron al con­se­jo que apro­ba­ra un set de es­tán­da­res cen­tra­li­za­dos so­bre có­mo en­se­ñar el cur­so, pa­ra que pue­dan pa­sar más tiem­po en­se­ñan­do en lu­gar de pla­nean­do.

“Los es­tu­dian­tes te­ne­mos una ma­yor li­ber­tad cuan­do apren­de­mos so­bre nues­tra cul­tu­ra”, di­jo Da­mián Mo­ta, un es­tu­dian­te de sép­ti­mo gra­do de la Aca­de­mia KIPP Ca­mino en San An­to­nio. “Si us­te­des en­tran a nues­tro sa­lón, no van a ver un sa­lón de cla­ses tra­di­cio­nal. So­mos es­tu­dian­tes muy apa­sio­na­dos que sa­be­mos có­mo res­pal­dar lo que ex­po­ne­mos”.

Los maes­tros y pro­fe­so­res que rin­die­ron tes­ti­mo­nio hi­cie­ron re­fe­ren­cia a in­ves­ti­ga­cio­nes que mues­tran que aque­llos es­tu­dian­tes que apren­den so­bre la his­to­ria de sus cul­tu­ras tie­nen un me­jor desem­pe­ño aca­dé­mi­co.

“No es­ta­mos pro­po­nien­do un su­ple­men­to a lo que ya se es­tá ha­cien­do”, di­jo el pro­fe­sor de la Universidad de Te­xas en Aus­tin, Emi­lio Za­mo­ra. “Las in­ves­ti­ga­cio­nes de­mues­tran que los es­tu­dios me­xi­coa­me­ri­ca­nos… me­jo­ran el desem­pe­ño aca­dé­mi­co”.

En la pri­me­ra au­dien­cia pú­bli­ca del con­se­jo en torno al asun­to en ene­ro, al­gu­nos miem­bros re­pu­bli­ca­nos del con­se­jo se opu­sie­ron a la idea de una cla­se ofi­cial. El miem­bro del con­se­jo, Marty Row­ley, un republicano de Ama­ri­llo, di­jo en ene­ro que el cur­so de es­tu­dios me­xi­coa­me­ri­ca­nos po­dría ex­cluir a otros al no en­fo­car­se en las con­tri­bu­cio­nes que “otros his­pa­nos han he­cho a la his­to­ria de Te­xas o a la his­to­ria de Es­ta­dos Uni­dos”.

En el 2014, el con­se­jo re­cha­zó una pro­pues­ta pa­ra crear una cla­se ofi­cial de es­tu­dios me­xi­coa­me­ri­ca­nos, cuan­do al­gu­nos de los miem­bros ar­gu­men­ta­ron que al crear una cla­se se­pa­ra­da se­ría una ac­ción ra­cial­men­te di­vi­so­ria. En lu­gar de ello, los miem­bros del con­se­jo vo­ta­ron a fa­vor de po­ner los es­tu­dios ét­ni­cos, in­clu­yen­do los es­tu­dios me­xi­coa­me­ri­ca­nos, afro­ame­ri­ca­nos, asiá­ti­co-ame­ri­ca­nos y na­ti­vo-ame­ri­ca­nos, en una lis­ta de li­bros de tex­to de es­tu­dios so­cia­les que les pe­di­rían a las editoriales desa­rro­llar pa­ra las es­cue­las de Te­xas.

Una in­te­gran­te de la Jun­ta de Edu­ca­ción Es­ta­tal ha­bla so­bre la in­clu­sión de las cla­ses en el plan de es­tu­dios

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.