Cui­da tu flo­ra in­tes­ti­nal

Nues­tro cuer­po es el ho­gar de 100 bi­llo­nes de mi­cro­or­ga­nis­mos, la ma­yo­ría vi­ven en el in­tes­tino

El Diario de El Paso - - PANORAMA -

En pleno boom de preo­cu­pa­ción por la sa­lud y el bie­nes­tar cor­po­ral y la pro­mo­ción de há­bi­tos de vi­da sa­lu­da­bles, mu­chos pro­duc­tos de ali­men­ta­ción ha­blan de los be­ne­fi­cios de sus com­po­nen­tes pa­ra la flo­ra in­tes­ti­nal, una par­te de nues­tro cuer­po que, nos ad­vier­ten, te­ne­mos que cui­dar. Sin em­bar­go, exis­te aún gran des­co­no­ci­mien­to so­bre las fun­cio­nes de es­te mi­cro­or­ga­nis­mo con el que con­vi­vi­mos.

“La flo­ra in­tes­ti­nal es el con­jun­to de mi­cro­or­ga­nis­mos vi­vos que ha­bi­tan en nues­tro in­tes­tino y con los que es­ta­ble­ce­mos una re­la­ción de sim­bio­sis y ayu­da mu­tua”, ex­pli­ca Mar­ga­ri­ta Mas, es­pe­cia­lis­ta en Me­di­ci­na y Ci­ru­gía y au­to­ra del li­bro ‘Las ma­ra­vi­llas de la flo­ra’. Mas afir­ma que, de he­cho, no­so­tros mis­mos so­mos el re­sul­ta­do de la in­ter­ac­ción en­tre to­dos nues­tros ge­nes y los ge­nes de nues­tras bac­te­rias, que nos apor­tan fun­cio­nes que no­so­tros so­los no po­de­mos ha­cer.

“So­lo pa­ra ha­cer­nos una idea, te­ne­mos diez ve­ces más mi­cro­or­ga­nis­mos que cé­lu­las. Nues­tro cuer­po es el ho­gar de 100 bi­llo­nes de mi­cro­or­ga­nis­mos pe­ro la ma­yo­ría vi­ven en nues­tro in­tes­tino”, ex­pli­ca la doc­to­ra. Es­tos mi­cro­or­ga­nis­mos que lle­gan a pe­sar has­ta un ki­lo, ac­túan co­mo un ór­gano más y su­man una ca­pa­ci­dad me­ta­bó­li­ca muy po­ten­te, ade­más de desem­pe­ñar fun­cio­nes im­por­tan­tes pa­ra el or­ga­nis­mo: es cla­ve pa­ra el sis­te­ma in­mu­no­ló­gi­co, el desa­rro­llo co­rrec­to de los ór­ga­nos y el me­ta­bo­lis­mo.

“No­so­tros les da­mos co­bi­jo, les ofre­ce­mos un si­tio don­de vi­vir con las con­di­cio­nes qué ne­ce­si­tan -que es nues­tro tu­bo digestivo-, y ade­más les pro­por­cio­na­mos ali­men­to. Nues­tra flo­ra in­tes­ti­nal se ali­men­ta de lo que no­so­tros co­me­mos”, apun­ta la ex­per­ta dan­do la cla­ve de có­mo cui­dar­la.

La ex­per­ta ex­pli­ca que el cuer­po hu­mano no fa­bri­ca su flo­ra in­tes­ti­nal, sino que la ad­quie­re del ex­te­rior, de mo­do que cuan­do na­ce­mos no te­ne­mos flo­ra in­tes­ti­nal pe­ro la va­mos ge­ne­ran­do con la lac­tan­cia, la ali­men­ta­ción y el con­tac­to con agen­tes ex­ter­nos, en­tre otros fac­to­res.

La ali­men­ta­ción es la cla­ve pa­ra man­te­ner la di­ver­si­dad de nues­tra flo­ra y ayu­dar­la a desa­rro­llar sus fun­cio­nes y man­te­ner­se en sim­bio­sis con no­so­tros.

Se re­co­mien­da una in­ges­ta de fi­bra en adul­tos su­pe­rior a 25 gra­mos al día, siem­pre in­tro­du­ci­dos de for­ma pro­gre­si­va sino es­ta­mos acos­tum­bra­dos.

Ase­gu­rar que en­tre es­tas las fi­bras que to­ma­mos en la die­ta ha­ya pre­bió­ti­cos.

In­cor­po­rar pro­bió­ti­cos en la die­ta, a tra­vés de los yo­gu­res, ké­fi­res o le­ches fer­men­ta­das con bi­fi­do­bac­te­rias.

Lle­var un es­ti­lo de vi­da sa­lu­da­ble: co­rrec­ta hi­dra­ta­ción, ac­ti­vi­dad fí­si­ca re­gu­lar y ade­cua­da a nues­tra reali­dad, unas co­rrec­tas pau­tas de sue­ño, evi­tar to­dos los tó­xi­cos co­no­ci­dos (el al­cohol y el ta­ba­co) y evi­tar el es­trés.

Có­mo me­jo­rar nues­tra flo­ra in­tes­ti­nal

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.