¡Has­ta pron­to, pro­fe­sor Ble­vins!

El Diario de El Paso - - PORTADA - Ju­lia­na He­nao/El Dia­rio de El Pa­so YouTu­be.com–

Ca­da semana el pin­to­res­co y em­ble­má­ti­co Leo Ble­vins in­vi­ta a su pro­gra­ma de te­le­vi­sión Pers­pec­ti­vas El Pa­so a per­so­na­jes im­por­tan­tes o a aque­llas per­so­nas que me­re­cen ser des­cu­bier­tas por lo mu­cho que tie­nen qué ofre­cer­le a la so­cie­dad en di­fe­ren­tes as­pec­tos de la vi­da.

Des­de el 2007, el pro­gra­ma que trans­mi­te el ca­nal de TV de El Pa­so Com­mu­nity Co­lle­ge (EPCC) –y tam­bién se ve en ha cu­bier­to to­da una ga­ma de te­mas que van des­de la po­lí­ti­ca, el go­bierno y la vi­da mi­li­tar has­ta la edu­ca­ción, la tec­no­lo­gía y la mú­si­ca.

Es­te miér­co­les 18 de abril, Ble­vins, de 79 años, gra­ba­rá su úl­ti­mo pro­gra­ma de Pers­pec­ti­vas El Pa­so pa­ra ce­rrar un ca­pí­tu­lo más en su vi­da e in­mor­ta­li­zar su tra­ba­jo co­mo uno de los apor­tes más re­pre­sen­ta­ti­vos pa­ra la in­dus­tria y la aca­de­mia en la te­le­vi­sión lo­cal.

“No es­toy tris­te, al con­tra­rio. Es­toy com­pla­ci­do de tan­tos años de ha­ber te­ni­do la opor­tu­ni­dad de dar a co­no­cer cien­tos de his­to­rias en­tre nues­tra co­mu­ni­dad”, di­jo Ble­vins quien fue­ra pro­fe­sor de Go­bierno en EPCC des­de 1972 has­ta 2016.

“Me com­pla­ce ha­ber te­ni­do la opor­tu­ni­dad de en­tre­vis­tar a tan­tos per­so­na­jes que han de­ja­do una hue­lla en mi ca­rre­ra”, agre­gó.

‘Só­lo un nue­vo ca­pí­tu­lo’

Pers­pec­ti­vas El Pa­so sa­le al ai­re a tra­vés del ca­nal de te­le­vi­sión de EPCC los sá­ba­dos, do­min­gos, mar­tes y miér­co­les, de la mis­ma ma­ne­ra se trans­mi­te en el Ca­nal 13 KCOS a ni­vel lo­cal los do­min­gos a las 12:30 del me­dio­día.

En el úl­ti­mo pro­gra­ma de Pers­pec­ti­vas El Pa­so, que sal­drá al ai­re el pró­xi­mo 27 de abril, Ble­vins em­pe­za­rá en­tre­vis­tan­do al ci­neas­ta neo­yor­quino Char­lie Minn, que ha­bla­rá de su más re­cien­te pro­duc­ción do­cu­men­tal “A Night­ma­re in Las Ve­gas”.

Pos­te­rior­men­te se cam­bia­rán los pa­pe­les y se­rá Ble­vins el en­tre­vis­ta­do es­pe­cial del pro­gra­ma de te­le­vi­sión y el ci­neas­ta se­rá el en­tre­vis­ta­dor.

“Que­dó muy bien nues­tro úl­ti­mo pro­gra­ma, es­pe­cial­men­te por­que es al­go di­fe­ren­te. Char­lie me pre­gun­tó que si al­gu­na vez me ha­bían en­tre­vis­ta­do en te­le­vi­sión y de ahí na­ció la idea de cam­biar los ro­les del jue­go. Creo que a la gen­te le va a gus­tar”, aña­dió Ble­vins.

Un ocu­pa­do re­ti­ro

Aun­que lu­ce lo­zano, re­lu­cien­te y fe­liz di­ce que es­tá can­sa­do, que se­gui­rá vi­vien­do in­ten­sa­men­te, pe­ro aho­ra a una ve­lo­ci­dad un po­co más pau­sa­da. El hom­bre que se de­fi­ne co­mo un hi­per­ac­ti­vo que es­pe­ra siem­pre más, asegura que ten­drá un ocu­pa­do re­ti­ro ale­ja­do de las cá­ma­ras, de las au­las de cla­se, pe­ro no de sus per­so­na­jes, ni de las letras.

“Pla­neo con­ti­nuar es­cri­bien­do, eso me man­tie­ne vi­vo. Mis per­so­na­jes me acom­pa­ña­rán a even­tos co­mu­ni­ta­rios, a es­cue­las, a des­fi­les, don­de me lla­men tra­ta­ré de es­tar”.

Cien caras, mi­les de en­se­ñan­zas

En El Pa­so y en to­do el es­ta­do Ble­vins no só­lo es re­cor­da­do por Pers­pec­ti­vas, sus di­fe­ren­tes cá­te­dras aca­dé­mi­cas y su hi­per­ac­ti­va per­so­na­li­dad, han si­do sus dis­fra­ces, es­pe­cial­men­te el del Tío Sam, los que han crea­do una mar­ca per­so­nal al lu­cir­los du­ran­te sus cla­ses, así co­mo en des­fi­les de tem­po­ra­da y apa­ri­cio­nes lo­ca­les.

A tra­vés de los años, Ble­vins y su fa­mo­sa bar­ba han apa­re­ci­do dis­fra­za­dos co­mo el Rey León, Su­per­man, agen­te de la KGB, agen­te de la Pa­tru­lla Fron­te­ri­za, guar­dián de pri­sión, los ge­ne­ra­les Grant y Lee, Ram­bo, Lin­coln, cam­pe­sino su­re­ño, Juan de Oña­te, Ran­ger de Te­xas, Ins­pec­tor de Bur­del, Ki­ller Bee y Big Tex, en­tre do­ce­nas más.

Na­ci­do en Le­va­lland, Te­xas, cer­ca de Lub­bock, en­se­ñó en una escuela secundaria en De­ming, Nue­vo Mé­xi­co, así co­mo a lo lar­go de la fron­te­ra en­tre Ca­li­for­nia y Mé­xi­co cer­ca de una lo­ca­li­dad lla­ma­da El Cen­tro. Tam­bién dic­tó cá­te­dra en Te­xas Tech an­tes de in­gre­sar a EPCC en 1972, don­de ejer­ció co­mo maes­tro has­ta su re­ti­ro. Fue en Te­xas Tech don­de pre­sen­tó por pri­me­ra vez los dis­fra­ces co­mo una for­ma de dra­ma­ti­zar un te­ma en el plan de es­tu­dios de la escuela.

La idea cre­ció es­pon­tá­nea­men­te y fue to­man­do fuer­za en el en­ten­di­mien­to e in­vo­lu­cra­mien­to de los es­tu­dian­tes en la cla­se”, di­jo so­bre el pri­mer dis­fraz que usó en un sa­lón de cla­ses que re­pre­sen­ta­ba a un hom­bre ra­cis­ta vis­tien­do una cha­que­ta de­por­ti­va y una ca­mi­sa blan­ca.

Más tar­de, co­men­zó a usar una ca­mi­sa con los co­lo­res de la ban­de­ra es­ta­dou­ni­den­se jun­to con el fa­mo­so som­bre­ro del Tío Sam. Con ese dis­fraz, sor­pren­dió en una ma­ni­fes­ta­ción con­tra la gue­rra en los días de la Gue­rra de Viet­nam.

Con los años Ble­vins ha com­par­ti­do es­ce­na­rio con per­so­nas co­mo Lee Green­wood can­tan­te de la can­ción pa­trió­ti­ca y co­no­ci­da God Bless the U.S.A, bai­ló con la ex go­ber­na­do­ra de Te­xas Ann Ri­chards y se pre­sen­tó an­te los pre­si­den­tes Clin­ton y Geor­ge W. Bush.

Aun­que no to­das la res­pues­tas a sus apa­ri­cio­nes han si­do po­si­ti­vas Ble­vins re­cuer­da que una vez en el even­to aé­reo Ami­go Airs­ho un hom­bre en la au­dien­cia lo in­sul­tó al re­cla­mar­le que el Go­bierno le obli­ga­ba a pa­gar de­ma­sia­dos im­pues­tos.

El aca­dé­mi­co asegura que de sus años co­mo edu­ca­dor tie­ne mu­chos re­cuer­dos y sa­tis­fac­cio­nes, sin em­bar­go lo que más le lle­na su co­ra­zón es po­der ha­ber apor­ta­do un gra­ni­to de are­na en el apren­di­za­je de sus alum­nos y ha­ber pro­du­ci­do una di­fe­ren­cia en ellos.

Co­mo si fue­ra po­co, es­te in­tere­san­te hom­bre es un apa­sio­na­do cons­tan­te del apren­di­za­je, in­clu­so des­pués de la ju­bi­la­ción en el 2016, y asegura que en­tre más ocu­pa­do se man­ten­ga el ce­re­bro me­jor tra­ba­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.