Te­mo­res de una gue­rra co­mer­cial entre EU y Chi­na

El Diario de El Paso - - PORTADA - • An­drés Op­pen­hei­mer

Li­ma, Pe­rú - Una de las co­sas que me lla­mó la aten­ción en la 8ª Cum­bre de las Amé­ri­cas fue un te­ma que no es­ta­ba en la agen­da, pe­ro es­tu­vo muy pre­sen­te en las con­ver­sa­cio­nes pri­va­das entre los je­fes de es­ta­do: el te­mor al im­pac­to que po­dría cau­sar en la re­gión una gue­rra co­mer­cial entre Estados Unidos y Chi­na.

Las ame­na­zas de aran­ce­les co­mer­cia­les del Pre­si­den­te Trump a Chi­na po­drían cau­sar un gra­ve da­ño a las eco­no­mías la­ti­noa­me­ri­ca­nas, se­gún me di­je­ron va­rios al­tos fun­cio­na­rios, lí­de­res em­pre­sa­ria­les y eco­no­mis­tas.

La cum­bre se cen­tró en los es­fuer­zos con­jun­tos de EU y Amé­ri­ca La­ti­na pa­ra re­du­cir la co­rrup­ción, y en la cri­sis de Venezuela.

Pe­ro la can­ce­la­ción de la cum­bre a úl­ti­mo mi­nu­to de Trump ca­yó co­mo un bal­de de agua fría y pro­vo­có que al­gu­nos je­fes de es­ta­do can­ce­la­ran o acor­ta­ran sus vi­si­tas. Trump fue el pri­mer pre­si­den­te de Estados Unidos en no par­ti­ci­par en es­tas cum­bres re­gio­na­les en ca­si 25 años, y el pri­me­ro en la me­mo­ria re­cien­te que no ha pues­to un pie en Amé­ri­ca La­ti­na du­ran­te su pri­mer año en el car­go.

La Ca­sa Blan­ca di­jo que Trump ne­ce­si­ta­ba que­dar­se en Was­hing­ton pa­ra mo­ni­to­rear la si­tua­ción en Si­ria, pe­ro po­cos aquí to­ma­ron esa ex­cu­sa en se­rio. En 2011, el pre­si­den­te Oba­ma lan­zó un ata­que con­tra Li­bia mien­tras vi­si­ta­ba Bra­sil, y va­rios otros pre­si­den­tes es­ta­dou­ni­den­ses han ma­ne­ja­do cri­sis ex­tran­je­ras mien­tras via­ja­ban al ex­tran­je­ro.

An­tes de la cum­bre, al­gu­nos ana­lis­tas ha­bían es­pe­cu­la­do que una gue­rra co­mer­cial entre Estados Unidos y Chi­na po­dría be­ne­fi­ciar a La­ti­noa­mé­ri­ca, por­que crea­ría más opor­tu­ni­da­des de ex­por­ta­ción pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na.

Sin em­bar­go, Ale­jan­dro Wer­ner, el director pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na del Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal, me di­jo que una gue­rra co­mer­cial de­pri­mi­ría la eco­no­mía mun­dial y re­du­ci­ría la de­man­da por las ex­por­ta­cio­nes la­ti­noa­me­ri­ca­nas. “No hay ga­na­do­res y per­de­do­res en una gue­rra co­mer­cial”, afir­mó Wer­ner.

Mé­xi­co y Amé­ri­ca Cen­tral se ve­rían per­ju­di­ca­dos por la al­ta de­pen­den­cia de sus ex­por­ta­cio­nes al mer­ca­do es­ta­dou­ni­den­se, así co­mo por una po­si­ble caí­da de las re­me­sas fa­mi­lia­res y el tu­ris­mo de Estados Unidos. Y los paí­ses sud­ame­ri­ca­nos, que ex­por­tan prin­ci­pal­men­te ma­te­rias pri­mas, su­fri­rían una des­ace­le­ra­ción en la de­man­da de Chi­na, lo que de­pri­mi­ría los pre­cios mun­dia­les de los pro­duc­tos bá­si­cos.

Ade­más, la me­ra ame­na­za de una gue­rra co­mer­cial ya es­tá crean­do in­cer­ti­dum­bre y po­dría in­hi­bir las in­ver­sio­nes en mu­chas in­dus­trias, ade­más de las que ya han si­do ob­je­to de ame­na­zas de aran­ce­les.

“Si tu eres el CEO de una in­dus­tria que no se ha vis­to afec­ta­da por las ta­ri­fas, pe­ro que po­dría ver­se afec­ta­da en el fu­tu­ro, po­drías fre­nar tus pla­nes de in­ver­sio­nes”, me di­jo Wer­ner.

Los te­mo­res de una gue­rra co­mer­cial entre Estados Unidos y Chi­na se dis­pa­ra­ron des­de el 9 de mar­zo, cuan­do Trump anun­ció que im­pon­dría aran­ce­les del 25 por cien­to so­bre las im­por­ta­cio­nes de ace­ro y del 10 por cien­to so­bre las im­por­ta­cio­nes de alu­mi­nio. Des­de en­ton­ces, Estados Unidos y Chi­na han es­ca­la­do la apues­ta va­rias ve­ces, ame­na­zan­do po­ner aran­ce­les a más de mil 400 pro­duc­tos de am­bos paí­ses, in­clu­yen­do las ex­por­ta­cio­nes de so­ja de Estados Unidos a Chi­na.

Gustavo Gro­bo­co­pa­tel, uno de los prin­ci­pa­les ex­por­ta­do­res de so­ja de Ar­gen­ti­na que ha­bló an­te va­rios pre­si­den­tes en la cum­bre so­bre los desafíos del sector agroin­dus­trial de Amé­ri­ca La­ti­na, me di­jo que los aran­ce­les de Chi­na a la so­ja de Estados Unidos no ayu­da­rían a Amé­ri­ca La­ti­na. Por el con­tra­rio, crea­rían fal­ta de cer­te­za y vo­la­ti­li­dad en los mer­ca­dos.

“En el cor­to pla­zo, per­ju­di­ca­ría más a Estados Unidos, pe­ro a la lar­ga nos per­ju­di­ca­ría a to­dos”, me di­jo Gro­bo­co­pa­tel.

Las errá­ti­cas po­lí­ti­cas co­mer­cia­les de Trump son una gran preo­cu­pa­ción pa­ra los pre­si­den­tes la­ti­noa­me­ri­ca­nos. Trump se re­ti­ró el año pa­sa­do del Acuer­do de Aso­cia­ción Trans­pa­cí­fi­co de 12 na­cio­nes asiá­ti­cas y la­ti­noa­me­ri­ca­nas. Pe­ro la se­ma­na pa­sa­da, Trump señaló que tal vez quie­ra re­in­te­grar­se a ese acuer­do.

Al­go pa­re­ci­do ocu­rre con el Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio de Amé­ri­ca del Nor­te con Mé­xi­co y Ca­na­dá. Trump di­ce un día que quiere sa­lir­se de ese tra­ta­do, y al día si­guien­te, afir­ma que quiere que­dar­se si se vuel­ve a ne­go­ciar a su gus­to.

Vien­do las co­sas des­de es­ta cum­bre re­gio­nal, pa­re­cie­ra que el mun­do es­tá pa­tas pa­ra arri­ba: Estados Unidos es el país po­pu­lis­ta, an­ti­li­bre co­mer­cio, im­pre­vi­si­ble y po­co con­fia­ble, mien­tras que los paí­ses más gran­des de Amé­ri­ca La­ti­na pa­re­cen las vo­ces de la cor­du­ra. ¡Quién lo hu­bie­ra di­cho!

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.