De­man­da Te­xas A FAR­MA­CÉU­TI­CA

El Diario de El Paso - - CLIMA - Ma­ris­sa Evans/The Te­xas Tri­bu­ne

Aus­tin— El fis­cal ge­ne­ral Ken Pax­ton es­tá lle­van­do a Te­xas a una de­man­da con­tra Pur­due Phar­ma por exa­cer­bar la cri­sis de opioi­des en­tre los te­xa­nos.

En un anun­cio el mar­tes por la tar­de, Pax­ton, un re­pu­bli­cano, flan­quea­do por va­rios fis­ca­les au­xi­lia­res ge­ne­ra­les, di­jo que el Es­ta­do lle­va al fa­bri­can­te de dro­gas a los tri­bu­na­les por ter­gi­ver­sar los ries­gos de la adic­ción a los opiá­ceos.

“De­be­mos ha­cer que aque­llos que han cau­sa­do la cri­sis de los opioi­des sien­tan el do­lor que han in­fli­gi­do a nues­tra comunidad”, di­jo Pax­ton.

Otros es­ta­dos, in­clui­dos Ten­nes­see, Florida, Ca­ro­li­na del Nor­te, Da­ko­ta del Nor­te y Ne­va­da, tam­bién es­tán lle­van­do a jui­cio a Pur­due.

Mien­tras el Es­ta­do pla­nea de­man­dar, Pax­ton di­jo que el pro­ble­ma prin­ci­pal aho­ra es ob­te­ner una me­di­da cau­te­lar de los tri­bu­na­les pa­ra que Pur­due ten­ga que de­jar de ter­gi­ver­sar la in­for­ma­ción de sus dro­gas.

La de­man­da se pro­du­ce de­bi­do a que más es­ta­dos, ciu­da­des y con­da­dos de to­do Es­ta­dos Uni­dos re­cu­rren a los tri­bu­na­les pa­ra li­diar con la res­pon­sa­bi­li­dad de fa­bri­can­tes y dis­tri­bui­do­res de me­di­ca­men­tos en me­dio de una epi­de­mia des­ga­rra­do­ra y cre­cien­te que pro­vo­có más de 42 mil so­bre­do­sis de opiá­ceos en 2016. Los prin­ci­pa­les cul­pa­bles de la cri­sis de sa­lud pú­bli­ca in­clu­yen anal­gé­si­cos re­ce­ta­dos, co­mo Hy­dro­co­do­na, Oxy-Con­tin y la dro­ga sin­té­ti­ca fen­tanyl y la he­roí­na.

Cul­pa a fa­bri­can­te de epi­de­mia de opioi­des

Te­xas no ha es­ta­do en el pun­to de mi­ra na­cio­nal por la cri­sis de opiá­ceos co­mo Ken­tucky, Mai­ne, Ohio y Vir­gi­nia Oc­ci­den­tal, pe­ro mil 375 te­xa­nos mu­rie­ron por opiá­ceos en 2016. Ade­más, los defensores de la sa­lud pú­bli­ca han ex­pre­sa­do te­mor de que las co­sas em­peo­ren en Te­xas de­bi­do a la fal­ta de ac­ce­so al tra­ta­mien­to de abu­so de sus­tan­cias, par­ti­cu­lar­men­te en los con­da­dos ru­ra­les. Cua­tro de las prin­ci­pa­les ciu­da­des don­de pre­do­mi­na el abu­so de opiá­ceos se en­cuen­tran en Te­xas: Te­xar­ka­na, Odes­sa, Long­view y Ama­ri­llo.

La ofi­ci­na de Pax­ton es­cri­bió en una car­ta al Tri­bu­nal Su­pre­mo de Te­xas el 10 de ma­yo que pla­nea­ba pre­sen­tar una de­man­da ba­jo la Ley de prác­ti­cas co­mer­cia­les en­ga­ño­sas del Es­ta­do. El es­ta­tu­to de pro­tec­ción al con­su­mi­dor prohí­be a las com­pa­ñías men­tir a los te­xa­nos so­bre ellos mis­mos o sus pro­duc­tos. Los ejem­plos de ter­gi­ver­sa­ción in­clu­yen pu­bli­ci­dad fal­sa o en­ga­ño­sa, exa­ge­rar o ter­gi­ver­sar los be­ne­fi­cios o res­pal­dos de un pro­duc­to o ser­vi­cio, ha­cer afir­ma­cio­nes fal­sas so­bre la fa­bri­ca­ción o el ori­gen de un pro­duc­to, pa­sar los pro­duc­tos usa­dos co­mo pro­duc­tos nue­vos y la ma­ni­pu­la­ción de precios.

Pax­ton di­jo que es­tá lle­van­do a Te­xas a de­man­dar a Pur­due por va­rios mo­ti­vos, in­clu­so por men­tir a doc­to­res y pa­cien­tes so­bre la po­si­bi­li­dad de au­men­tar las do­sis de opioi­des sin ries­go, re­pre­sen­tan­do fal­sa­men­te los sig­nos co­mu­nes de adic­ción son sig­nos de que el pa­cien­te ne­ce­si­ta do­sis más al­tas de opiá­ceos y ter­gi­ver­sa el ries­go de con­ver­tir­se en adic­to a la for­mu­la­ción di­sua­so­ria de abu­so de la com­pa­ñía Oxy-Con­tin.

Más allá de res­pon­sa­bi­li­zar a la com­pa­ñía, Pax­ton se hi­zo per­so­nal du­ran­te la con­fe­ren­cia de pren­sa cuan­do ha­bló de es­cu­char his­to­rias de fa­mi­lias que “per­die­ron hi­jos e hi­jas” por la adic­ción.

“No hay na­da co­mo ha­blar con una ma­dre que per­dió a su hi­jo por una so­bre­do­sis”, di­jo Pax­ton.

Di­jo que el Es­ta­do to­da­vía es­tá in­ves­ti­gan­do otras com­pa­ñías far­ma­céu­ti­cas y dis­tri­bui­do­res. Al pre­gun­tár­se­le si ha­bía otras com­pa­ñías que el Es­ta­do pla­nea lle­var al tri­bu­nal, Pax­ton di­jo que “no es­ta­ría sor­pren­di­do”, pe­ro “no di­ría sí o no por­que no sa­be­mos quién se­ría”.

En sep­tiem­bre, Pax­ton anun­ció que se uni­ría a una in­ves­ti­ga­ción de 41 es­ta­dos de com­pa­ñías que fa­bri­can o ven­den opioi­des. Los es­ta­dos en­tre­ga­ron ór­de­nes de in­ves­ti­ga­ción u otras so­li­ci­tu­des ju­di­cia­les a ocho fa­bri­can­tes y dis­tri­bui­do­res de me­di­ca­men­tos, in­clui­dos En­do Phar­ma­ceu­ti­cals, Jans­sen Phar­ma­ceu­ti­cals, Te­va Phar­ma­ceu­ti­cals, Pur­due Phar­ma, Aller­gan y sus en­ti­da­des re­la­cio­na­das, Ame­ri­so­ur­ce-Ber­gen, Car­di­nal Health y McKes­son.

Do­ce­nas de go­bier­nos de con­da­dos y ciu­da­des en to­do Te­xas tam­bién han li­ti­ga­do y pre­sen­ta­do de­man­das con­tra com­pa­ñías far­ma­céu­ti­cas. Las fir­mas de abo­ga­dos que com­pi­ten pa­ra re­pre­sen­tar a los go­bier­nos más pe­que­ños di­cen que las com­pa­ñías so­bre­va­lo­ra­ron los be­ne­fi­cios de las dro­gas pa­ra tra­tar el do­lor cró­ni­co y mi­ni­mi­za­ron el ries­go de adic­ción. Esas de­man­das tam­bién com­pi­ten por que las com­pa­ñías far­ma­céu­ti­cas y los dis­tri­bui­do­res re­em­bol­sen a los con­da­dos y las ciu­da­des el cos­to de los pro­ble­mas con los opiá­ceos, in­clui­do el tra­ta­mien­to, la pér­di­da de pro­duc­ti­vi­dad, los cos­tos de las salas de emer­gen­cia y más.

La de­man­da pro­vo­có el aplau­so de per­so­nas que ins­ta­ban al Es­ta­do a to­mar me­di­das so­bre la cri­sis de opiá­ceos. Pe­ro tam­bién pro­vo­có que­jas de al­gu­nos crí­ti­cos de Pax­ton de que el Es­ta­do no ha he­cho más.

Jus­tin Nel­son, un de­mó­cra­ta que es­tá desafian­do la re­elec­ción de Pax­ton en no­viem­bre, di­jo en un co­mu­ni­ca­do enviado por co­rreo elec­tró­ni­co que el anun­cio “es de­ma­sia­do tar­de pa­ra mu­chas fa­mi­lias de Te­xas que su­fren la cri­sis de opiá­ceos” y que “Pax­ton se ha sen­ta­do sin ha­cer na­da mien­tras las com­pa­ñías far­ma­céu­ti­cas han subido los precios sin con­se­cuen­cias”.

“Es un dis­fraz pa­ra cu­brir el fracaso de Ken Pax­ton de to­mar me­di­das enér­gi­cas con­tra las fá­bri­cas de pas­ti­llas en los úl­ti­mos tres años y me­dio y pa­ra dis­traer la pro­pia acu­sa­ción cri­mi­nal de Pax­ton por fraude”, di­jo Nel­son. “Las de­man­das en otras ju­ris­dic­cio­nes han si­do mu­cho más fuer­tes que es­ta”, agre­gó.

Mó­ni­ca Vi­lla­rreal, be­ca­ria de po­lí­ti­ca de sa­lud men­tal del iz­quier­dis­ta Cen­tro de Prio­ri­da­des de Po­lí­ti­cas Pú­bli­cas, di­jo en un co­rreo elec­tró­ni­co que la de­man­da po­dría abor­dar cues­tio­nes im­por­tan­tes re­la­cio­na­das con el su­mi­nis­tro de opiá­ceos dis­po­ni­ble en Te­xas. Pe­ro se de­be­ría ha­cer más, di­jo.

“Pa­ra abor­dar de ma­ne­ra más in­te­gral la epi­de­mia de opiá­ceos en Te­xas, los lí­de­res es­ta­ta­les tam­bién de­ben to­mar me­di­das con­cre­tas pa­ra me­jo­rar el ac­ce­so al tra­ta­mien­to”, di­jo Vi­lla­rreal. “To­dos los te­xa­nos que vi­ven con tras­tor­nos por con­su­mo de sus­tan­cias de­be­rían po­der ac­ce­der a los ser­vi­cios de tra­ta­mien­to y re­cu­pe­ra­ción a lar­go pla­zo y a los apo­yos que ne­ce­si­tan, in­de­pen­dien­te­men­te de sus in­gre­sos”.

La po­si­ble re­com­pen­sa de es­tos plei­tos es in­men­sa pa­ra es­ta­dos, con­da­dos y ciu­da­des. Los ex­per­tos le­ga­les han di­cho que la ola de de­man­das re­la­cio­na­das con los opiá­ceos es­tá a la par con los acuer­dos de las com­pa­ñías ta­ba­ca­le­ras que los es­ta­dos re­ci­bie­ron en la dé­ca­da de 1990, cuan­do Te­xas lo­gró un acuer­do de $15 mil mi­llo­nes.

Pax­ton no di­jo cuán­to di­ne­ro es­ta­ba bus­can­do el Es­ta­do, pe­ro se­gún un co­mu­ni­ca­do de pren­sa, su ofi­ci­na “bus­ca pe­nas sig­ni­fi­ca­ti­vas” con­tra Pur­due.

A ni­vel na­cio­nal, ca­sos in­di­vi­dua­les en to­do el país han si­do ab­sor­bi­dos en un ca­so mul­ti­dis­tri­to ba­jo un juez fe­de­ral en Ohio.

El pri­mer jui­cio que con­so­li­da tres ca­sos en Ohio es­tá pro­gra­ma­do pa­ra co­men­zar en mar­zo de 2019 y se con­si­de­ra una prue­ba de có­mo otras de­man­das pue­den sa­cu­dir­se.

Acu­sA A Pur­due Phar­ma, pro­duc­tor de Ox­ycon­tin, de ter­gi­ver­sar in­for­ma­ción de sus dro­gas

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.