Mal per­de­dor

Coach de soc­cer in­fan­til le­sio­na a ár­bi­tro ado­les­cen­te

El Diario de El Paso - - PORTADA - Kar­la Val­dez/El Dia­rio de El Pa­so

Aún con gol­pes en su ros­tro, un ado­les­cen­te de 17 años re­la­tó la tar­de del miér­co­les có­mo un en­tre­na­dor de Nue­vo Mé­xi­co lo gol­peó du­ran­te la fi­nal de un tor­neo de fut­bol, don­de él era el ar­bi­tro.

El incidente se re­gis­tró el pa­sa­do 9 sep­tiem­bre du­ran­te la fi­nal del Tor­neo Alian­za, en la ca­te­go­ría U-9 en­tre el equi­po TDM de Ciu­dad Juá­rez y NM Eli­te FC.

Ro­ber­to Ea­ger, quien tie­ne dos años tra­ba­jan­do co­mo ár­bi­tro para ca­te­go­rías in­fan­ti­les co­men­tó que du­ran­te los úl­ti­mos mi­nu­tos del par­ti­do el en­tre­na­dor Juan Juá­rez co­men­zó a gri­tar­le gro­se­rías a Ea­ger.

“Fal­ta­ban dos o tres mi­nu­tos para que se aca­ba­ra el jue­go y el equi­po de Juá­rez me­te su se­gun­do gol para po­ner el jue­go dos a ce­ro y el coach (Juá­rez) de la na­da co­mien­za a gri­tar­me co­sas di­cien­do que to­do era mi cul­pa”, di­jo Ea­ger.

El ado­les­cen­te ase­gu­ró que para tra­tar de cal­mar las co­sas, de­ci­dió ex­pul­sar al en­tre­na­dor del par­ti­do por su ac­ti­tud, pe­ro és­te se ne­gó a aban­do­nar el cam­po.

“Le di­go que se tie­ne que re­ti­rar del cam­po y me di­ce que no lo va a ha­cer por­que no que­ría de­jar so­los a sus ni­ños, por­que no ha­bía otro coach, y di­jo que ter­mi­na­ra el jue­go, que no pa­sa­ba na­da por­que ya so­lo fal­ta­ban dos mi­nu­tos”, co­men­tó.

Pe­ro jus­to en ese ins­tan­te, Ea­ger se vol­tea para dar el sil­ba­ta­zo fi­nal, y Juá­rez lo gol­pea dos ve­ces de­trás de la ca­be­za.

“Me pe­gó dos ve­ces por la es­pal­da y cuan­do yo vol­teo me vuel­ve a pe­gar en la ca­ra, pe­ro aho­ra del la­do de­re­cho”, in­di­có.

Tras el pu­ñe­ta­zo en la ca­ra, Ea­ger, tam­bién co­no­ci­do co­mo Robby, fue ayu­da­do por per­so­nas que es­ta­ban en el lu­gar para evi­tar que Juá­rez lo si­guie­ra gol­pean­do.

Tu­vo que ser hos­pi­ta­li­za­do

Ri­car­do Ea­ger, pa­dre de Robby, co­men­tó que tras ser ata­ca­do por el en­tre­na­dor, su hi­jo tu­vo que ser hos­pi­ta­li­za­do, ya que pre­sen­ta­ba una frac­tu­ra en el pó­mu­lo.

“Yo no es­tu­ve ahí por­que es­ta­ba en el hos­pi­tal cui­dan­do a mi ma­má, cuan­do me lla­ma y me di­ce que lo gol­pea­ron. Lo lle­vé al hos­pi­tal y tu­vo que pa­sar una no­che ahí por la frac­tu­ra y la con­tu­sión”, ex­pli­có Ri­car­do.

El hom­bre co­men­ta que de­bi­do a la frac­tu­ra, su hi­jo, quien es es­tu­dian­te de do­cea­vo gra­do en Co­ro­na­do High School, no po­drá ju­gar fut­bol ni fun­gir co­mo ar­bi­tró por las pró­xi­mas ocho se­ma­nas.

“Él (Ea­ger) ama el fút­bol y ser ár­bi­tro, pe­ro no po­drá ha­cer na­da de lo que le gus­ta por lo que le hi­zo el en­tre­na­dor”, en­fa­ti­zó el pa­dre de fa­mi­lia.

Ya pu­sie­ron una de­nun­cia

El pa­dre de la víc­ti­ma men­cio­nó que in­ter­pu­so una de­nun­cia por la agre­sión an­te la Po­li­cía de El Pa­so, pe­ro ase­gu­ró que le des­con­cier­ta que el en­tre­na­dor no ha­ya si­do de­te­ni­do en el mo­men­to que ocu­rrió en incidente.

“Yo no es­ta­ba ahí, pe­ro me cuen­tan que la po­li­cía lle­gó y lo de­tu­vo, pe­ro no le pu­sie­ron las es­po­sas por los ni­ños, pe­ro lue­go de unos mi­nu­tos lo de­ja­ron ir y no es­ta­mos se­gu­ros por qué pa­só eso”, se­ña­ló.

Se men­cio­na que el en­tre­na­dor Juá­rez tie­ne his­to­rial de ser una per­so­na con­flic­ti­va e in­clu­so es­ta­ba ve­ta­do de la li­ga de Me­si­lla por su ac­ti­tud an­ti­de­por­ti­va.

El Dia­rio de El Pa­so in­ten­tó con­tac­tar al en­tre­na­dor para que die­ra su ver­sión de los he­chos, pe­ro no fue lo­ca­li­za­do.

Quie­ren jus­ti­cia

Tan­to Ea­ger co­mo su pa­dre ase­gu­ra­ron que bus­can que se ha­ga jus­ti­cia y que es­te ca­so sir­va co­mo ejem­plo para evi­tar que más ca­sos de vio­len­cia se re­gis­tren du­ran­te los par­ti­dos.

“Quie­ro jus­ti­cia. Lo que le hi­cie­ron a mi hi­jo no te­nía por qué pa­sar, ni a él ni a nin­gún ar­bi­tro. No tie­ne por qué pa­sar en nin­gún cam­po de fút­bol. No de­be ha­ber vio­len­cia en el jue­go. To­dos que­re­mos que nues­tros hi­jos ga­nen, pe­ro no de­be­mos ol­vi­dar que es so­lo un jue­go”, reite­ró.

Por su par­te Ea­ger se­ña­ló que el en­tre­na­dor Juá­rez no de­be­ría vol­ver a pi­sar otra can­cha de fut­bol por su con­duc­ta.

“Yo quie­ro ya no vuel­va a pi­sar otro cam­po, por­que no de­be es­tar cer­ca de los ni­ños”, con­clu­yó el afec­ta­do.

El incidEntE se re­gis­tró du­ran­te la fi­nal del Tor­neo alian­za, en la ca­te­go­ría U-9

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.