Afec­ta­rá pa­so de ‘Florence’ eco­no­mía de las Ca­ro­li­nas

El Diario de El Paso - - PORTADA -

Was­hing­ton – Los puer­tos es­tán ce­rran­do. Los ga­na­de­ros mue­ven sus cer­dos a tie­rras ele­va­das. Las agencias dis­tri­bui­do­ras pro­te­gen sus autos en ta­lle­res y has­ta 3 mi­llo­nes de per­so­nas en Ca­ro­li­na del Nor­te y Ca­ro­li­na del Sur po­drían que­dar­se sin elec­tri­ci­dad du­ran­te se­ma­nas.

En las Ca­ro­li­nas, Vir­gi­nia y Geor­gia, las em­pre­sas se pre­pa­ran para el da­ño eco­nó­mi­co que el hu­ra­cán Florence po­dría pro­vo­car en la re­gión. In­dus­trias co­mo la tu­rís­ti­ca y agrí­co­la muy pro­ba­ble­men­te su­fran afec­ta­cio­nes, y las pér­di­das no se su­pe­rarán ni fá­cil ni rá­pi­da­men­te.

Una vez que to­que tie­rra, se pre­vé que Florence gol­pee a co­mu­ni­da­des cos­te­ras con fuer­tes vien­tos y llu­vias. Las inun­da­cio­nes po­drían ser de­vas­ta­do­ras. La tor­men­ta pro­ba­ble­men­te da­ñe ca­sas y co­mer­cios, des­tru­ya co­se­chas, aho­gue ani­ma­les de gran­ja, arras­tre vehícu­los y de­je en sus­pen­so a mu­cha de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca en la zo­na.

“Es­tas tor­men­tas pue­den ser muy per­tur­ba­do­ras para las eco­no­mías re­gio­na­les y tar­dan en re­cu­pe­rar­se”, di­jo Ryan Sweet, eco­no­mis­ta de Moody’s Analy­tics.

Sweet di­jo que cree que en el tri­mes­tre de ju­lio a sep­tiem­bre el hu­ra­cán Florence pue­de cau­sar que la eco­no­mía de Es­ta­dos Uni­dos se des­ace­le­re al­gu­nas dé­ci­mas de pun­to por­cen­tual en una ba­se anual. Michael Wal­den, eco­no­mis­ta de la Universidad Es­ta­tal de Ca­ro­li­na del Nor­te, cal­cu­la que Florence des­con­ta­rá unos 200 mi­llo­nes de pro­duc­ción dia­ria a la eco­no­mía de Ca­ro­li­na del Nor­te, cu­yo ta­ma­ño es de 550 mil mi­llo­nes de dó­la­res, has­ta que los ne­go­cios re­gre­sen a al­go cer­ca de lo nor­mal.

Pu­do ha­ber si­do peor. El Día del Tra­ba­jo mar­có el fin de la tem­po­ra­da tu­rís­ti­ca en los Ban­cos Ex­ter­nos de Ca­ro­li­na del Nor­te y otros des­ti­nos cos­te­ros. Aho­ra hay me­nos tu­ris­tas.

De he­cho, co­mo tras pre­vios hu­ra­ca­nes, la re­gión po­dría go­zar de un au­ge eco­nó­mi­co una vez que los equi­pos de cons­truc­ción re­cons­tru­yan y re­pa­ren el da­ño, y lle­guen los pa­gos de las ase­gu­ra­do­ras y el apo­yo fe­de­ral de desas­tres.

“Lo iró­ni­co es que cuan­do hay un pro­gra­ma de re­cons­truc­ción, pue­de vi­go­ri­zar a la eco­no­mía lo­cal”, di­jo Wal­den.

“Co­mún­men­te, ve­mos un efec­to es­ti­mu­lan­te que ge­ne­ra em­pleos y au­men­ta los in­gre­sos de los sur­ca­ro­li­nen­ses”, di­jo Jo­seph Von Nes­sen, eco­no­mis­ta in­ves­ti­ga­dor de la Universidad de Ca­ro­li­na del Sur.

Se es­pe­ra que la con­tra­ta­ción sea par­ti­cu­lar­men­te ele­va­da en la cons­truc­ción y en tien­das que ven­den ma­te­ria­les y su­mi­nis­tros de cons­truc­ción.

El hu­ra­cán Florence gol­pea una re­gión que es eco­nó­mi­ca­men­te di­ver­sa, así co­mo ex­ten­sa. Com­bi­na­das, las Ca­ro­li­nas po­seen una eco­no­mía del ta­ma­ño de Ara­bia Sau­dí. Plan­tas au­to­mo­tri­ces de al­ta tec­no­lo­gía co­exis­ten con po­sa­das fren­te al mar y gran­jas de ca­cahua­tes. Los con­da­dos de Du­plin y Sam­pson en Ca­ro­li­na del Nor­te, cer­ca de la cos­ta, ven­den más cer­dos que cual­quier otro lu­gar de Es­ta­dos Uni­dos.

Du­ke Energy ad­vir­tió que Florence po­dría de­jar sin elec­tri­ci­dad a en­tre 1 y 3 mi­llo­nes de clien­tes en Ca­ro­li­na del Nor­te y Sur, po­si­ble­men­te du­ran­te va­rias se­ma­nas, di­jo la vo­ce­ra Gra­ce Roun­tree.

Dos gran­des oleo­duc­tos de com­bus­ti­ble es­tán en la tra­yec­to­ria del hu­ra­cán, pe­ro los ana­lis­tas di­cen que es po­co pro­ba­ble que la tor­men­ta in­te­rrum­pa el flu­jo de ga­so­li­na y otros pro­duc­tos. Aun así, ana­lis­tas de S&P Glo­bal Patts di­cen que es po­si­ble que los oleo­duc­tos Colonial y Plan­ta­tion pue­dan ver­se afec­ta­dos por los cor­tes de elec­tri­ci­dad o por da­ños a es­ta­cio­nes de bom­beo.

Esos oleo­duc­tos lle­van com­bus­ti­ble de la cos­ta del Gol­fo de Mé­xi­co a gran par­te del orien­te de Es­ta­dos Uni­dos.

Los ana­lis­tas pro­nos­ti­can un au­men­to tem­po­ral en la de­man­da de com­bus­ti­ble de­bi­do a las evacuaciones, se­gui­do por un des­cen­so in­me­dia­ta­men­te des­pués de la tor­men­ta.

LOs Ve­CI­NOs co­lo­ca­ron sa­cos de are­na para evi­tar inun­da­cio­nes

se es­pe­RAN afec­ta­cio­nes gra­ves

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.