Pier­de úni­co ri­ñón ni­ño ba­lea­do en Juá­rez

El Diario de El Paso - - PORTADA - (Jai­me Torres)

Ri­car­do y Car­la, pa­dres del pe­que­ño Gael, quien fue­ra le­sio­na­do por una ba­la per­di­da mien­tras co­mían en un cén­tri­co res­tau­ran­te de Ciu­dad Juá­rez, so­li­ci­tan el apo­yo de la co­mu­ni­dad pa­ra en­fren­tar los gas­tos hos­pi­ta­la­rios lue­go de que mé­di­cos diag­nos­ti­ca­ron la pér­di­da del úni­co ri­ñón que te­nía.

A tra­vés de la cuen­ta Go­fund­me a nom­bre de Car­la Na­va ‘Help for Gael Ca­ni­za­les 4yrs’ se pue­de apor­tar pa­ra pa­gar las cu­ra­cio­nes y me­di­ca­men­tos del ni­ño de cua­tro años.

“Agra­dez­co mu­cho a to­das las per­so­nas que con sus ora­cio­nes han ayu­da­do a mi hi­jo a sa­lir ade­lan­te y a re­cu­pe­rar su sa­lud”, di­jo la afli­gi­da ma­dre tras re­ci­bir la no­ti­cia de la re­cu­pe­ra­ción de su hi­jo.

Pi­de ma­dre fon­dos pa­ra tras­plan­te

“Aho­ri­ta la con­di­ción de mi ni­ño es muy bue­na, es­tá fue­ra de pe­li­gro que es lo más im­por­tan­te y ya pa­só lo peor y só­lo nos que­da es­pe­rar a que ci­ca­tri­ce la he­ri­da. Gra­cias a Dios es­tá fue­ra de pe­li­gro”, ma­ni­fes­tó la ma­dre, que ca­li­fi­có su so­bre­vi­ven­cia co­mo un mi­la­gro.

El pe­que­ño es­tá co­nec­ta­do a una má­qui­na es­pe­cial que rea­li­za la fun­ción de los ri­ño­nes pa­ra man­te­ner la san­gre lim­pia y quí­mi­ca­men­te equi­li­bra­da. Per­ma­ne­ce­rá ahí en tan­to se lo­gra el tras­plan­te.

Sin em­bar­go, aho­ra en­fren­ta­rán el pro­ce­so de me­jo­ra y aten­ción de­bi­do a que re­que­ri­rá un tras­plan­te de ri­ñón. “No sa­bía­mos que te­nía un so­lo ri­ñón des­de su na­ci­mien­to, siem­pre ha si­do un ni­ño sano, no en­fer­mi­zo”, ex­ter­nó lue­go de que los mé­di­cos de El Pa­so Chil­dren’s Hos­pi­tal le in­for­ma­ron que ha­bía na­ci­do con un so­lo ri­ñón.

Ex­pli­có que la le­sión en el es­tó­ma­go le pro­vo­có una fuer­te he­mo­rra­gia por lo que los doc­to­res jua­ren­ses tu­vie­ron que re­ti­rar ese ór­gano al es­tar su vi­da en pe­li­gro.

La fa­mi­lia pa­se­ña nun­ca ima­gi­nó que le cam­bia­ría la vi­da de un día a otro lue­go de la vi­si­ta rea­li­za­da a Ciu­dad Juá­rez el pa­sa­do 4 de sep­tiem­bre.

La se­ño­ra Na­va ma­ni­fes­tó que ese día de­ci­die­ron ir a co­mer al res­tau­ran­te Ap­ple­bee’s y re­pen­ti­na­men­te es­cu­cha­ron dis­pa­ros y una de esas ba­las atra­ve­só el es­tó­ma­go del me­nor y se in­crus­tó en el bra­zo de­re­cho de su es­po­so.

El per­can­ce ge­ne­ró un par de in­ter­ven­cio­nes en el pe­que­ño, que por for­tu­na lo­gró sa­lir con éxi­to y de la sa­la de te­ra­pia in­ten­si­va. Al no te­ner ri­ño­nes el me­nor tu­vo que ser dia­li­za­do en tan­to se con­si­gue ese ór­gano.

Mien­tras tan­to su es­po­so tie­ne in­crus­ta­da la ba­la y has­ta el mo­men­to los doc­to­res han di­cho que tie­ne que es­pe­rar. “Te­ne­mos mie­do de que es­té esa ba­la ahí por­que di­cen que se mue­ve con el tiem­po y pue­de ser pe­li­gro­so”.

En ma­te­ria eco­nó­mi­ca la fa­mi­lia ha te­ni­do que en­fren­tar una crisis de­bi­do a que ella tu­vo que de­jar su em­pleo pa­ra cui­dar al pe­que­ño Gael y su es­po­so es­tá in­ca­pa­ci­ta­do.

“Mi es­po­so no es­tá en po­si­ción de tra­ba­jar y yo de­jé mi em­pleo por es­tar cui­dan­do a mi ni­ño, ne­ce­si­ta­mos do­na­cio­nes pa­ra gas­tos que ya nos es­pe­ran y sin men­cio­nar un fu­tu­ro via­je a San An­to­nio pa­ra bus­car un do­na­dor de ri­ñón pa­ra Gael”.

De acuer­do a la fa­mi­lia por lo pron­to se re­quie­ren 15 mil dó­la­res pa­ra en­fren­tar los gas­tos que vendrán en el fu­tu­ro. “Que­re­mos te­ner ese di­ne­ro pa­ra lo que ha­ga fal­ta y no ba­ta­lle­mos”.

A 11 días del per­can­ce en don­de su hi­jo –quien ya no acu­di­rá a la es­cue­la por lo pron­to–, fue una víc­ti­ma inocen­te de la vio­len­cia que im­pe­ra en Ciu­dad Juá­rez no lo­gran en­ten­der lo su­ce­di­do.

“Ja­más pen­sa­mos que en ese res­tau­ran­te nos iba a pa­sar al­go, por­que so­mos de los que van a los pues­tos de la es­qui­na y aho­ra que de­ci­di­mos ir a al­go me­jor nos pasa eso, real­men­te no sa­bes dón­de ni cuán­do te pue­de pa­sar al­go”.

En­tre lá­gri­mas pi­dió a los pa­dres de fa­mi­lia cui­dar mu­cho a sus hi­jos “por­que es muy do­lo­ro­so cuan­do les pasa al­go”, di­jo a la re­por­te­ra Da­lin­da Gar­cía, de No­ti­cias Ya Uni­vi­sión 26 El Pa­so.

En me­dio del do­lor y su­fri­mien­to co­men­tan que de hoy en ade­lan­te só­lo irán a Ciu­dad Juá­rez por mo­ti­vos fa­mi­lia­res pa­ra no ex­po­ner­se a los pe­li­gros. La fa­mi­lia Ca­ni­za­les no di­jo si los pro­pie­ta­rios del res­tau­rant Ap­ple­bee’s en­fren­ta­rán al­gún ti­po de res­pon­sa­bi­li­dad o si se han acer­ca­do con ellos pa­ra apo­yar­los mo­ral o eco­nó­mi­ca­men­te.

Las per­so­nas in­tere­sa­das en apor­tar su do­na­ti­vo pue­den in­gre­sar al si­guien­te link pa­ra ayu­dar a la fa­mi­lia Ce­ni­za­les Na­va. https://www.go­fund­me.com/udkd67-help­for-gael-ca­ni­za­les-4yrs (Jai­me Torres/El Dia­rio de El Pa­so)

el Me­nOr

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.