Cie­rre de ob­ser­va­to­rio en NM re­vi­ve teo­rías cons­pi­ra­to­rias

En el es­ta­do ase­gu­ran que ‘ca­yó’ un ovni e hi­cie­ron prue­bas nu­clea­res

El Diario de El Paso - - PORTADA - Ro­bert Moo­re/Matt Za­po­tosky, The Washington Post

Suns­pot, NM— En un pe­que­ño ob­ser­va­to­rio so­lar res­guar­da­do en­tre los ár­bo­les de un bos­que na­cio­nal, a cien­tí­fi­cos y de­más per­so­nal les or­de­na­ron la semana pa­sa­da eva­cuar el lu­gar de in­me­dia­to. Una semana des­pués, el lu­gar per­ma­ne­ce va­cío, y na­die es­tá dis­pues­to a de­cir por qué.

La mis­te­rio­sa y pro­lon­ga­da eva­cua­ción, en un es­ta­do co­no­ci­do por la rea­li­za­ción de prue­bas y ope­ra­ti­vos del Ejér­ci­to en­vuel­tos en un ve­lo de se­cre­tis­mo y la sos­pe­cha de que en una oca­sión un ovni se es­tre­lla­ra en di­cho te­rri­to­rio, han des­per­ta­do una olea­da de es­pe­cu­la­cio­nes.

¿Aca­so los in­ves­ti­ga­do­res en­con­tra­ron al­go de ori­gen ex­tra­te­rres­tre? ¿Aca­so el te­les­co­pio so­lar fue hac­kea­do por un poder ex­terno y uti­li­za­do pa­ra es­piar, di­ga­mos, la ba­se de mi­si­les del es­ta­do? ¿O hay una inocua ex­pli­ca­ción, su­pri­mi­da úni­ca­men­te por la re­sis­ten­cia cor­po­ra­ti­va y del Go­bierno a la trans­pa­ren­cia?

Suns­pot, N. M.— El vier­nes, la en­tra­da al Ob­ser­va­to­rio Na­cio­nal So­lar es­ta­ba blo­quea­da por una cin­ta ama­ri­lla y dos guar­dias de se­gu­ri­dad, quie­nes di­je­ron que in­clu­so a ellos no les die­ron nin­gún ti­po de in­for­ma­ción. Los guar­dias, de Red Rock Se­cu­rity & Pa­trol en Las Cru­ces, Nue­vo Mé­xi­co, no re­ve­la­ron sus nom­bres, pe­ro di­je­ron que era el pri­mer día que la com­pa­ñía ha­bía res­guar­da­do la en­tra­da y só­lo al “di­rec­tor y a un asis­ten­te” se les per­mi­tía en­trar. No ha­bía una se­ñal ob­via de ac­ti­vi­dad por par­te de la Po­li­cía.

“No­so­tros no sa­be­mos na­da. Te­ne­mos la mis­ma cu­rio­si­dad que to­dos los de­más”, di­jo uno de los guar­dias.

Una vo­ce­ra del gru­po no lu­cra­ti­vo que ad­mi­nis­tra las ins­ta­la­cio­nes di­jo que la or­ga­ni­za­ción es­ta­ba aten­dien­do un “asun­to de se­gu­ri­dad”, pe­ro no ofre­ció ma­yor in­for­ma­ción, apar­te de que “só­lo les pue­do de­cir que no se tra­ta de alie­ní­ge­nas”. La vo­ce­ra di­jo el vier­nes que el lu­gar “per­ma­ne­ce­rá ce­rra­do has­ta nue­vo avi­so”. Ni si­quie­ra el FBI –cu­yos ele­men­tos fue­ron vis­tos en el lu­gar en el mo­men­to de la eva­cua­ción– ni aque­llos que tra­ba­ja­ban ahí, es­tu­vie­ron dis­pues­tos a in­for­mar a la Po­li­cía lo­cal so­bre lo que ha­bía ocu­rri­do, se­gún di­jo el she­riff del Con­da­do de Otero, Benny Hou­se.

“No nos die­ron nin­gún de­ta­lle”, di­jo Hou­se. “Ten­go al­gu­nas ideas, pe­ro aún no quie­ro re­ve­lar­las. Así es co­mo los ru­mo­res co­mien­zan, y se po­dría in­cu­rrir en la pa­ra­noia, o qui­zás lle­gue a dar­le al­gu­na idea in­fun­da­da a al­guien y es­tar com­ple­ta­men­te equi­vo­ca­do”.

A di­fe­ren­cia de otros cen­tros de in­ves­ti­ga­ción en Nue­vo Mé­xi­co, el ob­ser­va­to­rio so­lar en Suns­pot por lo re­gu­lar nun­ca se ve in­mis­cui­do en asun­tos de se­cre­tis­mo.

El lu­gar –en el Bos­que Na­cio­nal Lin­coln, en el Sur del es­ta­do– es­tá abier­to al pú­bli­co, y los cien­tí­fi­cos que tra­ba­jan ahí ofre­cen re­co­rri­dos guia­dos del si­tio, se­gún di­jo Ja­mes McA­teer, pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad Es­ta­tal de Nue­vo Mé­xi­co y di­rec­tor del con­sor­cio del Ob­ser­va­to­rio So­lar de Suns­pot. Cuan­do no ha­cen eso, ellos uti­li­zan un te­les­co­pio es­pe­cial y otros ins­tru­men­tos pa­ra es­tu­diar el sol. En el lu­gar hay ca­sas don­de vi­ven miembros del per­so­nal.

El ob­ser­va­to­rio de Suns­pot se ubi­ca a más de 9 mil pies (2,743 me­tros) de al­tu­ra y es par­te de un cen­tro mu­cho más gran­de de in­ves­ti­ga­ción y as­tro­no­mía en el si­tio. El ad­ya­cen­te Ob­ser­va­to­rio de Apa­che Point, una co­lec­ción de te­les­co­pios ubi­ca­dos a una me­dia mi­lla (0.8 ki­ló­me­tros) de dis­tan­cia, ope­ra­ba nor­mal­men­te el vier­nes, y ha­bía al­re­de­dor de una do­ce­na de au­tos es­ta­cio­na­dos afue­ra.

Hou­se, el she­riff, di­jo que jus­to an­tes de las 10 a.m. del 6 de sep­tiem­bre, el per­so­nal en las ins­ta­la­cio­nes de Suns­pot lla­mó pa­ra re­por­tar que es­ta­ban sien­do “eva­cua­dos del edi­fi­cio” y pi­die­ron la asis­ten­cia de los agen­tes. El she­riff di­jo que un sar­gen­to y un agen­te fue­ron en­via­dos al lu­gar y al arri­bar se en­te­ra­ron que el FBI ya es­ta­ba ahí.

Pe­ro ni el per­so­nal, ni el FBI qui­sie­ron ex­pli­car por qué el ob­ser­va­to­rio te­nía que ser eva­cua­do, se­gún Hou­se, quien lue­go di­jo que un je­fe vo­lun­ta­rio de Bom­be­ros de­cla­ró que el FBI le ha­bía di­cho que se tra­ta­ba de una “ame­na­za creí­ble”, pe­ro no die­ron ma­yo­res de­ta­lles.

La ofi­ci­na del she­riff, di­jo Hou­se, no en­con­tró evi­den­cia de una ame­na­za, y los agen­tes se re­ti­ra­ron del lu­gar unas ho­ras des­pués.

“In­ten­ta­mos sa­ber de qué se tra­ta­ba la ame­na­za y cuá­les eran sus in­quie­tu­des”, di­jo Hou­se.

“Pe­ro no iden­ti­fi­ca­ron na­da. Guar­da­ron ex­tre­mo si­len­cio”, agre­gó.

El PEr­So­nal fue eva­cua­do sin pre­vio avi­so

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.