El Pa­so, en ries­go de per­der un le­gis­la­dor

Fal­ta de cre­ci­mien­to po­bla­cio­nal po­dría mo­ti­var eli­mi­na­ción de un dis­tri­to, ad­vier­ten

El Diario de El Paso - - PORTADA - Jai­me To­rres/El Dia­rio de El Pa­so

El Con­da­do de El Pa­so po­dría per­der una de las 5 re­pre­sen­ta­cio­nes es­ta­ta­les de­bi­do a que su po­bla­ción no ha cre­ci­do lo su­fi­cien­te en la úl­ti­ma dé­ca­da y a la ma­ni­pu­la­ción par­ti­dis­ta de los ma­pas elec­to­ra­les, se in­for­mó.

Lo an­te­rior se dio a co­no­cer du­ran­te el fo­ro so­bre re­dis­tri­bu­ción de dis­tri­tos de­no­mi­na­do Fair Maps Te­xas vs. Gerry­man­de­ring pro­mo­vi­do por La Li­ga de Mu­je­res Vo­tan­tes de El Pa­so (LWV EP) y la Unión Ame­ri­ca­na de Li­ber­ta­des Ci­vi­les de Te­xas (ACLU), lle­va­do a ca­bo en las ins­ta­la­cio­nes de El Co­le­gio de la Co­mu­ni­dad, cam­pus Va­lle Verde.

Du­ran­te la reunión, los or­ga­ni­za­do­res in­for­ma­ron que les im­pul­sa un solo ob­je­ti­vo: “Ha­cer que nues­tros ma­pas elec­to­ra­les sean jus­tos pa­ra to­dos”. Tam­bién di­je­ron sen­tir­se preo­cu­pa­dos de que los lí­mi­tes dis­tri­ta­les di­vi­dan los ve­cin­da­rios, si­tua­ción que “de­ja a nues­tras co­mu­ni­da­des sin una voz de re­pre­sen­ta­ción cohe­sio­na­da”, se di­jo du­ran­te la jun­ta pú­bli­ca.

“Si no se tie­ne la re­pre­sen­ta­ción su­fi­cien­te co­rre­mos el ries­go y que­da­ría­mos des­pro­te­gi­dos en la lu­cha de los te­mas de in­te­rés co­mu­ni­ta­rio que se ven­ti­lan en la Le­gis­la­tu­ra del Es­ta­do”, ex­pli­có Jos­hua Car­ter Gue­rra, di­rec­tor de Dis­tri­to pa­ra la ofi­ci­na de la Re­pre­sen­tan­te estatal, Mary Gon­za­lez.

Agre­gó que ac­tual­men­te se cuen­ta con 5 re­pre­sen­tes mis­mos que de­fien­den los in­tere­ses de la co­mu­ni­dad en ma­te­ria de edu­ca­ción, in­mi­gra­ción, es­tu­dian­tes in­mi­gran­tes, te­mas agrí­co­las y le­yes es­ta­ta­les.

Por su par­te Ira­se­ma Co­ro­na­do, ca­te­drá­ti­ca de Cien­cias Po­lí­ti­cas de la Uni­ver­si­dad de Te­xas en El Pa­so -UTEP- re­sal­tó que es­te ti­po de even­tos tie­ne co­mo fi­na­li­dad crear con­cien­cia en­tre los vo­tan­tes pa­ra que de­fien­dan la equi­dad de los dis­tri­tos elec­to­ra­les en Te­xas.

Ac­tual­men­te se cuen­ta con 31 dis­tri­tos elec­to­ra­les que son aten­di­dos por 150 re­pre­sen­tan­tes por lo que es im­por­tan­te que ha­ya una dis­tri­bu­ción jus­ta y equi­ta­ti­va pa­ra dar res­pues­ta a to­da la po­bla­ción, so­bre to­do a las mi­no­rías.

“Lo que ha pa­sa­do y se ha vuel­to cos­tum­bre es que se ma­ni­pu­la la dis­tri­bu­ción de los dis­tri­tos pa­ra di­luir el vo­to de las mi­no­rías que es el lla­ma­do ‘gerry­man­de­ring, que en es­pa­ñol es la ma­ni­pu­la­ción po­lí­ti­ca de los dis­tri­to elec­to­ra­les pa­ra be­ne­fi­ciar a un par­ti­do po­lí­ti­co”, afir­mó la es­pe­cia­lis­ta en te­mas po­lí­ti­cos.

Se­ña­ló además que ca­da 10 años se rea­li­za el cen­so de po­bla­ción en Es­ta­dos Uni­dos y ese cen­so ayu­da a de­ter­mi­nar los dis­tri­tos elec­to­ra­les ba­sa­dos en po­bla­ción.

“Cuan­do el cen­so se to­me en el 2020 es po­si­ble que en es­ta zo­na se pier­da un re­pre­sen­tan­te por­que El Pa­so no ha cre­ci­do lo su­fi­cien­te co­mo en otras ur­bes en la en­ti­dad co­mo Aus­tin ó Da­llas”.

Co­ro­na­do, agre­gó que a tra­vés de la his­to­ria se han im­pug­na­do las de­ci­sio­nes de la Le­gis­la­tu­ra en turno y lle­va­do an­te los jue­ces lo­ca­les por la dis­cri­mi­na­ción im­pe­ran­te pe­ro al lle­gar a la Su­pre­ma Cor­te han re­vo­ca­do la sen­ten­cia.

Con el pró­xi­mo Cen­so de 2020 que lle­va a una re­dis­tri­bu­ción de dis­tri­tos cons­ti­tu­cio­nal­men­te re­que­ri­da, los te­mas de la ges­tión de los de­re­chos de las per­so­nas de­ben co­lo­car­se en el cen­tro del dis­cur­so público.

Un en­fo­que en es­te te­ma no se ha dis­cu­ti­do pú­bli­ca­men­te en El Pa­so en mu­chos años, se di­jo, por lo que se tu­vo una asis­ten­cia nu­tri­da.

Judy Ac­ker­man, miem­bro de la li­ga de mu­je­res que pro­mue­ven el vo­to co­men­tó que en 2016, el 66 por cien­to de los can­di­da­tos de la le­gis­la­tu­ra estatal se pre­sen­ta­ron sin opo­si­ción. Ochen­ta y un es­ca­ños en la Ca­sa del Es­ta­do de Te­xas no fue­ron dispu­tados. No­ven­ta y siete por cien­to de los ti­tu­la­res fue­ron re­ele­gi­dos.

“Es de ex­tra­ñar que los ciu­da­da­nos pre­gun­ten ¿Por qué de­be­ría vo­tar?”, afir­mo Ac­ker­man, quien a su vez ex­pli­có que lLos ma­pas pú­bli­cos de Fair Maps Te­xas vs. Gerry­man­de­ring han si­do or­ga­ni­za­dos por Fair Maps Te­xas en Hous­ton, Da­llas, Fort Worth, Aus­tin, San Antonio y otros lu­ga­res de Te­xas.

La Li­ga de Mu­je­res Vo­tan­tes tie­ne una lar­ga his­to­ria de pro­mo­ver pro­ce­sos de re­dis­tri­bu­ción de dis­tri­tos trans­pa­ren­tes, jus­tos y res­pon­sa­bles que re­fle­jen nues­tro va­lor fun­da­men­tal de la de­mo­cra­cia re­pre­sen­ta­ti­va.

En Te­xas, la ma­ni­pu­la­ción par­ti­dis­ta ha si­do un pro­ble­ma du­ran­te dé­ca­das. El par­ti­do po­lí­ti­co que con­tro­la la le­gis­la­tu­ra estatal en el mo­men­to del cen­so pue­de ma­ni­pu­lar los ma­pas elec­to­ra­les re­cién di­bu­ja­dos pa­ra fa­vo­re­cer a los can­di­da­tos de su par­ti­do, por lo ge­ne­ral, ob­te­nien­do una ma­yo­ría de es­ca­ños “se­gu­ros” o no com­pe­ti­ti­vos.

Los fun­cio­na­rios elec­tos en es­tos dis­tri­tos ya no pue­den ser res­pon­sa­bi­li­za­dos por el po­der de nues­tro vo­to. Por lo tan­to, la Li­ga apo­ya la re­for­ma que pon­dría lí­mi­tes al par­ti­dis­mo y au­men­ta­ría la par­ti­ci­pa­ción pú­bli­ca en el pro­ce­so de re­dis­tri­bu­ción de dis­tri­tos.

Ac­tual­men­te El Pa­so cuen­ta con cin­co re­pre­sen­tan­tes en la Le­gis­la­tu­ra estatal que son: Joe Pic­kett, Dis­tri­to 72; Mary Gon­zá­lez, Dis­tri­to 75’; Cé­sar Blanco Dis­tri­to 76; Eve­li­na ‘Li­na’ Or­te­ga, Dis­tri­to 77; Joe Moody, Dis­tri­to 78 y el se­na­dor Jo­sé Rodriguez del Dis­tri­to 29.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.