Sus cal­ce­tas, otro me­dio de ex­pre­sión

Más allá de su ele­gan­cia, es­ta pren­da de ves­tir siem­pre lo dis­tin­guió

El Diario de El Paso - - ESPECIAL - Ja­mie Sten­gle / As­so­cia­ted Press

Da­llas, Tx.— Pa­ra el fa­lle­ci­do ex pre­si­den­te Geor­ge H.W. Bush, las cal­ce­tas co­lo­ri­das y con es­tam­pa­dos no eran so­la­men­te una mo­da, eran un me­dio de ex­pre­sión.

Una vi­si­ta de su ami­go Bill Clin­ton lo ins­pi­ró a ves­tir un par de cal­ce­tas es­tam­pa­das con la ca­ra del tam­bién ex pre­si­den­te. Por­tó unas del equi­po de fut­bol ame­ri­cano de los Te­xans de Hous­ton cuan­to se reunió con el en­tre­na­dor. En el fu­ne­ral de su es­po­sa, Bar­ba­ra Bush, se pu­so unas que te­nían es­tam­pa­dos de li­bros co­mo un ho­me­na­je a su tra­ba­jo en pro de la al­fa­be­ti­za­ción.

Bush, quien fue pi­lo­to de la Ma­ri­na Ar­ma­da en la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial, se­rá en­te­rra­do es­ta se­ma­na por­tan­do unas cal­ce­tas con avio­nes vo­lan­do en for­ma­ción, co­mo un tri­bu­to a la vi­da de ser­vi­cio del ex pre­si­den­te, di­jo su por­ta­voz.

El al­cal­de de Hous­ton pi­dió a la gen­te que acu­die­ra al Ayun­ta­mien­to pa­ra la ce­re­mo­nia en ho­nor de Bush el lu­nes por la tar­de que vis­tie­ra cal­ce­tas co­lo­ri­das en memoria del ex pre­si­den­te.

Bush fue una de va­rias per­so­na­li­da­des que adop­ta­ron la ten­den­cia de ro­pa de ca­ba­lle­ro de usar cal­ce­tas pa­ra aña­dir un to­que es­pe­cial al atuen­do. En­tre otras per­so­nas que lo han he­cho es­tá el pri­mer mi­nis­tro ca­na­dien­se Jus­tin Tru­deau. La ten­den­cia tu­vo su au­ge en el mer­ca­do va­ro­nil ha­ce cua­tro años, se­gún Mars­hal Cohen, ase­sor de la fir­ma de es­tu­dios de mer­ca­do NPD Group.

Y mien­tras la ro­pa de ca­ba­lle­ro se vol­vía más in­for­mal, las cal­ce­tas re­em­pla­za­ron a la cor­ba­ta co­mo una pie­za de con­ver­sa­ción.

“Año tras año nos vol­vi­mos más y más in­for­ma­les, y la di­ver­ti­da y no­ve­do­sa cal­ce­ta se con­vir­tió en una opor­tu­ni­dad de ex­pre­sión”, di­jo Cohen. “Cuan­do nos des­hi­ci­mos de las cor­ba­tas, los hom­bres to­da­vía que­rían po­der aña­dir al­go de es­ti­lo a un tra­je azul ma­rino o a uno ne­gro”, aña­dió.

Las cal­ce­tas pue­den agre­gar al­go de di­ver­sión y co­lor a un atuen­do, aun­que tam­bién pue­den en­viar un men­sa­je. Bush adop­tó la prác­ti­ca y le dio un sig­ni­fi­ca­do.

En mar­zo, el ex pre­si­den­te tui­teó una fo­to­gra­fía don­de sa­lía por­tan­do unas co­lo­ri­das cal­ce­tas de un su­per­hé­roe con sín­dro­me de Down que fue­ron en­via­das por John Cronin, un jo­ven neo­yor­quino de 22 años que pa­de­ce el tras­torno ge­né­ti­co y cu­yo pa­dre tie­ne un ne­go­cio en In­ter­net que ven­de cal­ce­tas.

El Ex man­da­ta­rio vis­te cal­ce­tas con unos avio­nes mi­li­ta­res en un aniver­sa­rio del ata­que a Pearl Har­bor

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.