PERSISTE SE­PA­RA­CIóN DE FA­MI­LIAS

81 ni­ños han si­do ale­ja­dos de sus pa­dres des­de ju­nio

El Diario de El Paso - - INMIGRACIÓN -

Washington – El go­bierno es­ta­dou­ni­den­se ha se­pa­ra­do a 81 ni­ños mi­gran­tes de sus pa­dres en la fron­te­ra con Mé­xi­co des­de ju­nio, a pe­sar de que emi­tió en una or­den eje­cu­ti­va ce­san­do la prác­ti­ca y de un fa­llo si­mi­lar emi­ti­do por un juez, se­gún da­tos ofi­cia­les provistos por las au­to­ri­da­des a The Associated Press.

Las au­to­ri­da­des man­tie­nen la po­tes­tad de se­pa­rar a un ni­ño de sus pa­dres en ca­sos es­pe­cí­fi­cos, ale­gan­do por ejem­plo que pe­li­gra el bie­nes­tar o la sa­lud del ni­ño o si el pa­dre tie­ne an­te­ce­den­tes pe­na­les. Ta­les ex­cep­cio­nes ya exis­tían in­clu­so an­tes de la po­lí­ti­ca de “to­le­ran­cia ce­ro” apli­ca­da por el go­bierno de Do­nald Trump.

El go­bierno de­ci­de cuán­do un ca­so ame­ri­ta esa ex­cep­ción, pe­ro eso preo­cu­pa a los activistas a fa­vor de la in­mi­gra­ción, quie­nes te­men que mu­chos pa­dres mi­gran­tes es­tán sien­do eti­que­ta­dos fal­sa­men­te co­mo de­lin­cuen­tes.

Des­de el 21 de ju­nio –día pos­te­rior a la or­den eje­cu­ti­va fir­ma­da por Trump– has­ta el 4 de di­ciem­bre, 76 adul­tos fue­ron se­pa­ra­dos de sus ni­ños, se­gún la in­for­ma­ción. De ellos, 51 fue­ron pro­ce­sa­dos pe­nal­men­te: 31 te­nían an­te­ce­den­tes pe­na­les y 20 por otras ra­zo­nes no es­pe­ci­fi­ca­das. Nue­ve fue­ron hos­pi­ta­li­za­dos, 10 es­ta­ban vin­cu­la­dos con pan­di­llas y cua­tro te­nían ór­de­nes de ex­tra­di­ción. Dos ha­bían in­cu­rri­do en in­frac­cio­nes mi­gra­to­rias y te­nían pen­dien­tes ór­de­nes de de­por­ta­ción.

“El bie­nes­tar de los me­no­res de edad en nues­tra cus­to­dia es la má­xi­ma prio­ri­dad”, di­jo Ka­tie Wald­man, vo­ce­ra del De­par­ta­men­to de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal, que su­per­vi­sa las la­bo­res de in­mi­gra­ción. “Co­mo he­mos di­cho an­tes y co­mo de­mues­tran las ci­fras, las se­pa­ra­cio­nes fa­mi­lia­res son ex­cep­cio­nes. Si bien hu­bo una bre­ve al­za du­ran­te el pe­río­do de to­le­ran­cia ce­ro, de­bi­do al au­men­to de de­ten­cio­nes de adul­tos, la ci­fra ha re­gre­sa­do a su ni­vel an­te­rior”.

Du­ran­te el pun­to má­xi­mo de la apli­ca­ción de la “to­le­ran­cia ce­ro” en el ve­rano, más de 2 mil 400 ni­ños fue­ron se­pa­ra­dos de sus pa­dres. La prác­ti­ca desató el opro­bio mun­dial. Gru­pos re­li­gio­sos, po­lí­ti­cos y hu­ma­ni­ta­rios la ca­li­fi­ca­ron de cruel e in­hu­ma­na. Imá­ge­nes de ni­ños llo­ran­do y de pa­dres an­gus­tia­dos sa­tu­ra­ron los ti­tu­la­res de dia­rios y las pan­ta­llas de te­le­vi­sión.

Un juez fe­de­ral que es­cu­chó una de­man­da en­ta­bla­da por una ma­dre que ha­bía si­do se­pa­ra­da de su hi­jo prohi­bió que si­guie­ran las se­pa­ra­cio­nes y or­de­nó al go­bierno reuni­fi­car a las fa­mi­lias.

Sin em­bar­go, el juez, Da­na Sa­braw, per­mi­tió que si­gan las ex­cep­cio­nes se­gún ca­da ca­so in­di­vi­dual y au­to­ri­zó de­man­das con­tra nue­vas se­pa­ra­cio­nes si el ca­so lo ame­ri­ta.

El abo­ga­do Lee Ge­lernt, de la Unión Ame­ri­ca­na pa­ra las Li­ber­ta­des Ci­vi­les (ACLU), di­jo que es­pe­ra que el juez or­de­ne que los aler­te si hay una nue­va se­pa­ra­ción, por­que ac­tual­men­te no se les es­tá avi­san­do y por lo tan­to es im­po­si­ble in­tro­du­cir de­man­das en con­tra.

``Es­ta­mos muy preo­cu­pa­dos por la po­si­bi­li­dad de que el go­bierno es­té se­pa­ran­do a fa­mi­lias a raíz de de­nun­cias va­gas de an­te­ce­den­tes pe­na­les``, ex­pre­só Ge­lernt.

Se­gún los da­tos ofi­cia­les, des­de el 19 de abril has­ta el 30 de sep­tiem­bre, 170 uni­da­des fa­mi­lia­res fue­ron se­pa­ra­das por­que se de­ter­mi­nó que no ha­bía pa­ren­tes­co en­tre sus miem­bros. Ello afec­tó a 197 adul­tos y 139 me­no­res. Ello po­día in­cluir tam­bién abue­los u otros fa­mi­lia­res en ca­sos don­de no ha­bía prue­ba de un pa­ren­tes­co. Mu­chos de los que hu­yen de la po­bre­za y vio­len­cia en su lu­gar de ori­gen es­tán apu­ra­dos y no lle­van con­si­go ac­tas de na­ci­mien­to ni do­cu­men­tos si­mi­la­res.

Otras se­pa­ra­cio­nes se im­ple­men­ta­ron por­que los hi­jos no eran me­no­res de edad.

En el año fis­cal 2017, que co­men­zó en oc­tu­bre de 2016 y ter­mi­nó en sep­tiem­bre de 2017, 1.065 uni­da­des fa­mi­lia­res fue­ron di­vi­di­das, lo que usual­men­te abar­ca un ni­ño y un pa­dre: 46 por frau­de y 1.019 por ra­zo­nes mé­di­cas o de se­gu­ri­dad, se­gún los da­tos.

Las ci­fras ``mues­tran de ma­ne­ra inequí­vo­ca que los con­tra­ban­dis­tas, los tra­fi­can­tes de per­so­nas y los de­lin­cuen­tes es­tán usan­do a cien­tos de me­no­res pa­ra apro­ve­char­se de nues­tras le­yes mi­gra­to­rias e in­fil­trar­se en te­rri­to­rio es­ta­dou­ni­den­se``, di­jo Wald­man.

En se­ma­nas re­cien­tes, mi­les de mi­gran­tes cen­troa­me­ri­ca­nos se han aglu­ti­na­do en ca­ra­va­nas tra­tan­do de atra­ve­sar Mé­xi­co y lle­gar a la fron­te­ra es­ta­dou­ni­den­se. Trump, un re­pu­bli­cano, ha usa­do sus po­de­res de se­gu­ri­dad na­cio­nal pa­ra im­po­ner nor­mas que nie­gan el asi­lo a to­do el que ha­ya cru­za­do la fron­te­ra ile­gal­men­te, pe­ro un juez ha or­de­na­do sus­pen­der esa po­lí­ti­ca mien­tras los tri­bu­na­les es­tu­dian una de­man­da so­bre el te­ma.

La po­lí­ti­ca de to­le­ran­cia ce­ro fue apli­ca­da co­mo ma­ne­ra de in­hi­bir los cru­ces ile­ga­les fron­te­ri­zos. El go­bierno de Trump di­ce que el au­ge de fa­mi­lias cen­troa­me­ri­ca­nas que es­tán lle­gan­do a los pues­tos fron­te­ri­zos es­tá mer­man­do los re­cur­sos del país.

El cEn­tro de de­ten­ción en Tor­ni­llo ha ge­ne­ra­do mu­cha con­tro­ver­sia

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.