Las pa­pas fri­tas, ‘BOM­BAS DE ALMIDÓN’

Un es­tu­dio las vin­cu­la con un al­to ries­go de obe­si­dad, dia­be­tes y ma­les car­dio­vas­cu­la­res

El Diario de El Paso - - CLIMA -

Nueva York— Si las pa­pas a la fran­ce­sa son pa­ta­tas y las pa­ta­tas son ve­ge­ta­les y los ve­ge­ta­les son bue­nos pa­ra la sa­lud, en­ton­ces ¿qué tie­ne de ma­lo co­mer pa­pas a la fran­ce­sa?

Pues es bas­tan­te ma­lo, a de­cir de ex­per­tos y nu­tri­cio­nis­tas. Eric Rimm, pro­fe­sor del De­par­ta­men­to de Epi­de­mio­lo­gía y Nu­tri­ción en la Es­cue­la de Sa­lud Pú­bli­ca T.H. Chan, de Har­vard, las ca­li­fi­có co­mo “bom­bas de almidón”.

Ex­pli­có que las pa­ta­tas es­tán en­tre los ve­ge­ta­les que se con­si­de­ran me­nos sa­lu­da­bles, ade­más de que ca­re­cen de los com­pues­tos y nu­trien­tes que hay en las ver­du­ras ver­des. Si to­mas una pa­pa, le qui­tas la piel (la cual sí con­tie­ne al­gu­nos nu­trien­tes), la pi­cas, fríes los pe­da­zos en mu­cho acei­te y lue­go le agre­gas sal, que­so, car­ne o sal­sa, esa “bom­ba de almidón” se pue­de con­ver­tir en un ar­ma de des­truc­ción ma­si­va pa­ra la die­ta.

Un es­tu­dio rea­li­za­do en 2017 y pu­bli­ca­do en The Ame­ri­can Jour­nal of Cli­ni­cal Nu­tri­tion se­ña­ló que las pa­ta­tas tie­nen un ín­di­ce gli­cé­mi­co al­to, lo cual ha si­do vin­cu­la­do con un ries­go al­to de obe­si­dad, dia­be­tes y en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res.

Se­gún el es­tu­dio, aún al to­mar en cuen­ta otras va­ria­bles, los par­ti­ci­pan­tes que co­mían pa­pas fri­tas dos o tres ve­ces a la se­ma­na te­nían ma­yo­res ries­gos de mor­ta­li­dad en com­pa­ra­ción con los que co­mían pa­pas sin freír.

Pe­ro esas pa­ta­tas fri­tas sin du­da son ape­ti­to­sas y pe­dir­le a al­guien que las de­je de co­mer por com­ple­to pa­re­ce de­ma­sia­do. En­ton­ces, si te vas a con­sen­tir, hay al­ter­na­ti­vas pa­ra ha­cer­lo de las me­jo­res ma­ne­ras:

Re­gu­la el ta­ma­ño de tus por­cio­nes

Im­por­ta más cuán­tas pa­pas co­mes que el ta­ma­ño de la pa­ta­ta o el ti­po de acei­te que usa­ron pa­ra freír­las, ex­pli­có Lind­say Mo­yer, nu­tri­cio­nis­ta del Cen­ter for Scien­ce in the Pu­blic In­te­rest.

Con­si­de­ra, por ejem­plo, que una por­ción gran­de de pa­pas fri­tas de McDo­nald’s tie­ne 510 ca­lo­rías, ca­si lo mis­mo que una Big Mac (540 ca­lo­rías). Se­gún el De­par­ta­men­to de Agri­cul­tu­ra es­ta­dou­ni­den­se, una por­ción de pa­pas es de 85 gra­mos, que son apro­xi­ma­da­men­te do­ce o quin­ce ti­ras de pa­pa, o unas 140 ca­lo­rías.

Com­par­te la or­den, pi­de la ra­ción más pe­que­ña po­si­ble o sus­ti­tú­ye­las con una en­sa­la­da o al­gún ve­ge­tal ver­de, in­di­có Mo­yer. Otra al­ter­na­ti­va es pe­dir ca­mo­te, o ba­ta­ta, o una pa­ta­ta blan­ca al horno.

“Creo que se­ría bueno que die­ran las co­mi­das con una pe­que­ña en­sa­la­da y só­lo seis ti­ras de pa­pas fri­tas”, di­jo Rimm, de Har­vard.

Ojo con los con­di­men­tos e in­gre­dien­tes adi­cio­na­les

Hay al­gu­nas bo­ta­nas que cons­tan de pa­pas a la fran­ce­sa cu­bier­tas con que­so y car­ne u otros con­di­men­tos, que pue­den su­mar has­ta 1,000 ca­lo­rías por por­ción, di­jo Mo­yer.

Tam­po­co exa­ge­res con los con­di­men­tos: un pa­que­te nor­mal de sal­sa de to­ma­te só­lo tie­ne diez ca­lo­rías, pe­ro esa mis­ma can­ti­dad de ma­yo­ne­sa pue­de te­ner ca­si cien ca­lo­rías más.

“Con es­ta epi­de­mia de obe­si­dad, ahora la ma­yo­ría de no­so­tros te­ne­mos que con­tro­lar­nos”, sos­tu­vo Mo­yer. “No po­de­mos dar­nos el lu­jo de co­mer cien ca­lo­rías de más de vez en cuan­do”.

¿Qué ti­pos y cor­tes son más sa­lu­da­bles?

Elai­ne Ma­gee, au­to­ra de vein­ti­cin­co li­bros so­bre nu­tri­ción y co­ci­na sa­lu­da­ble, así co­mo die­tis­ta cor­po­ra­ti­va de la ca­de­na de su­per­mer­ca­dos Al­ber­tsons Com­pa­nies, hi­zo es­ta cla­si­fi­ca­ción de pa­pas a la fran­ce­sa de las me­jo­res a las peo­res:

• Pa­pas ca­se­ras al horno: co­cí­na­las a una tem­pe­ra­tu­ra muy al­ta y ro­cía­les un po­co de acei­te de ca­no­la o de ca­cahua­te.

• Fri­tas en ca­sa: “Mu­chas ve­ces no las pe­lan y los cor­tes a ve­ces son más grue­sos, co­mo ga­jos, y no las su­mer­gen en acei­te, sino que las so­fríen en una sar­tén”, ex­pli­có.

• Ca­mo­tes o ba­ta­tas “a la fran­ce­sa”: Ma­gee di­jo que es­ta ver­sión tie­ne más fi­bra y vi­ta­mi­na A, pe­ro no te de­jes en­ga­ñar, agre­gó que “tam­po­co son muy sa­lu­da­bles”.

• Des­pués, en or­den des­cen­dien­te, de acuer­do con Ma­gee: pa­ta­tas en ga­jos grue­sos, las on­du­la­das y las ti­po en es­pi­ral o las es­ti­lo waf­fle (es­tas úl­ti­mas es­tán em­pa­ta­das por­que am­bas tie­nen una ma­yor su­per­fi­cie y por lo tan­to pue­den ab­sor­ber más acei­te).

• Con car­ne y que­so o es­ti­lo chi­li: De­pen­de del ti­po de pa­pas, los in­gre­dien­tes del gui­sa­do de car­ne y la can­ti­dad de que­so, de acuer­do con Ma­gee.

• Pou­ti­ne: “He aquí un ejem­plo de có­mo se tie­ne al­go con gra­sa y sal (las pa­pas a la fran­ce­sa) y se le aña­de al­go que tie­ne más con­te­ni­do gra­so, gra­sa sa­tu­ra­da (que­so en grano) y se ba­ña to­do con al­go que pro­ba­ble­men­te tie­ne más con­te­ni­do gra­so, gra­sa sa­tu­ra­da y sal (sal­sa)”, di­jo Ma­gee.

Re­vi­sa el acei­te

Los co­men­sa­les de­be­rían pre­gun­tar al res­tau­ran­te con qué fre­cuen­cia ti­ran el acei­te pa­ra freír, de acuer­do con Rimm. Re­ca­len­tar, en­friar y vol­ver a usar una y otra vez el acei­te fo­men­ta la crea­ción de áci­dos gra­sos po­co sa­lu­da­bles.

Sha­ron Za­ra­bi, di­rec­to­ra del pro­gra­ma ba­riá­tri­co y die­tis­ta del Hos­pi­tal Le­nox Hill de Man­hat­tan, se­ña­ló que el acei­te de maíz, que sue­le em­plear­se en la pre­pa­ra­ción de las pa­pas a la fran­ce­sa, tie­ne un al­to con­te­ni­do de áci­dos gra­sos ome­ga 6 que con­tri­bu­yen a la in­fla­ma­ción.

Re­vi­sa có­mo te sien­tes

Rimm su­gi­rió a los con­su­mi­do­res pen­sar en có­mo sien­ten el es­tó­ma­go des­pués de co­mer es­ta pre­pa­ra­ción de pa­ta­ta, pues es­to po­dría ha­cer­los cam­biar al­gu­nos há­bi­tos ali­men­ti­cios.

Ma­gee acon­se­jó sa­bo­rear­las bien: to­mar la mi­tad de una ti­ra, co­lo­car­la en tu len­gua y ce­rrar los ojos. “Se pue­de co­mer cual­quier co­sa de ma­ne­ra sa­lu­da­ble si lo ha­ce­mos con conciencia”, sos­tu­vo. “Si co­mes así las pa­pas a la fran­ce­sa, te bas­ta­rán diez pa­ra que­dar sa­tis­fe­cho”.

dE Por sí, las pa­ta­tas es­tán en­tre los ve­ge­ta­les que se con­si­de­ran me­nos sa­lu­da­bles

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.